crisis política en el estado

El PP vasco preservará su coalición con C's para defender el constitucionalismo

Garrido llama a "mantener la tranquilidad" y valora su alianza para combatir al nacionalismo en Euskadi

14.03.2021 | 01:08
Laura Garrido, secretaria general del PP de la CAV.

El experimento del PP de la CAV en las últimas elecciones al Parlamento Vasco sirvió más a Ciudadanos, dando entrada a dos dirigentes naranjas, que a la formación que preside Carlos Iturgaiz, que pasó de tener 9 escaños a consolarse con 6. Sin embargo, ni la aritmética ni los conflictos en el Estado español tras lo acontecido en Murcia y, de rebote, en la Comunidad de Madrid, llevan a la filial vasca de Génova a repensar su coalición. Así lo corroboró ayer su secretaria general y parlamentaria, Laura Garrido, quien apeló a preservar la alianza en Euskadi y en aquellas comunidades en las que "va razonablemente bien".

La dirigente del PP vasco, quien negó que en Murcia se haya producido un Tamayazo, aseguró que en ese territorio finalmente ha prevalecido "el sentido común y la razón" tras la estrategia que el PP cree que se ha diseñado desde Moncloa y desde Ferraz. Garrido llamó a "mantener la tranquilidad y serenidad" ante los últimos acontecimientos, y precisó en Radio Euskadi que en la CAV se debe tener en cuenta "cuál es el objetivo" de la coalición de los populares con la formación naranja. "Las dos partes tenemos muy claro que era reforzar y fortalecer el espacio del constitucionalismo en el País Vasco, y ser una referencia clara contra el nacionalismo", justificó. A su parecer, esa finalidad "sigue teniendo su razón de ser".

Garrido no entiende "la estrategia" de la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, "que parece que le ha salido bastante mal", ya que sus argumentos para impulsar una moción de censura en Murcia "eran muy endebles" y no convencían "ni a los suyos, que, al final, han sido fieles a un compromiso con los murcianos". "La propia Arrimadas nos decía hace unos meses que no eran motivo de mociones de censura, cuando se presentó la de Vox", recordó. La parlamentaria vasca considera que las mociones pergeñadas "para nada han sido casualidad, sino que "había un pacto, claramente, en el que estaban las cabezas de los dos partidos, C's y PSOE, y el objetivo era la Comunidad de Madrid".

Es por ello que elogió "el movimiento rápido y valiente" de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, "convocando a los madrileños" y que "desactivo" las mociones de PSOE y Más Madrid. "Que hablen los madrileños y elijan entre el modelo del PSOE o el modelo de la libertad, y reivindicar esa estabilidad que tiene el señor Feijoó en Galicia", proclamó Garrido.

Por su parte, el parlamentario del PSE, Ekain Rico, negó que la moción de censura en Murcia sea "una operación de acercamiento" del PSOE a C's, y percibe lo ocurrido con los tránsfugas naranjas como algo que "huele a Tamayazo por todas partes". Asimismo, criticó que, para mantenerse en el poder en Murcia, el PP "rompe el pacto antitransfuguismo".

operación de moncloa El secretario de Organización de Podemos en Euskadi y parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU, David Soto, se mostró seguro de que "ciertas personas de la Moncloa" pretendían "resucitar a Ciudadanos" pero "lo han terminado por matar". La de Murcia "es una operación bastante táctica, pero mal ejecutada, para bascular aritméticas variables, que ha sido siempre el deseo sórdido de ciertas personas de la Moncloa". "Pese a lo que los politólogos puedan querer o pensar, la realidad de las matemáticas es tozuda y, en el Congreso, diez diputados de Ciudadanos no dan mayoría", zanjó.

noticias de deia