El Gobierno vasco denuncia que los ataques a la Ertzaintza podrían ser "organizados"

Los partidos, excepto EH Bildu y Podemos, y los sindicatos policiales condenan las agresiones a ertzainas del sábado

24.01.2021 | 12:25
Antidisturbios de la Ertzaintza, el pasado sábado por la noche en la Parte Vieja de Donostia.

Lejos de remitir, los incidentes y agresiones a la Ertzaintza de grupos de personas que incumplen la normativa anticovid se han reproducido a lo largo del fin de semana en las localidades vascas. Así, las calles de Santurtzi, Donostia y Pasaia vivieron en las últimas horas del sábado enfrentamientos que se saldaron con dos ertzainas heridos y dos detenidos en el municipio vizcaino, mientras que en Gipuzkoa volvieron a darse ataques con piedras, botellas o material pirotécnico.

Detrás de estos choques, que se han recrudecido tras las medidas más restrictivas anunciadas el viernes por el Gobierno vasco y que han entrado hoy en vigor, Lakua sospecha que podría haber grupos organizados para enfrentarse a los agentes de la Policía autonómica. El domingo, aunque el consejero de Seguridad Josu Erkoreka evitó hablar de kale borroka en su valoración de los hechos, sí reconoció que podría tratarse de acciones "organizadas" por parte de grupúsculos de "antisociales, insolidarios e irresponsables".

En declaraciones a los medios de comunicación en Bilbao, Erkoreka denunció "con la máxima firmeza" la actitud de quienes "están trabajando para impedir" que la Er-tzaintza y los cuerpos de policía municipales garanticen "el efectivo cumplimiento de las normas de salud pública" para tratar de frenar los estragos del coronavirus. "Estos ataques siempre denotan una actitud intolerable, pero mucho más inadmisible cuando las cifras ponen de manifiesto un agravamiento de la situación de la pandemia", lamentó el también vicelehendakari primero.

Frente al vandalismo de estos grupos que han protagonizado los últimos incidentes, "y que no solo se resisten a cumplir las normas sanitarias sino que además se enfrentan a las fuerzas que garantizan su cumplimiento", Josu Erkoreka valoró el "comportamiento ejemplar" de las policías locales y los agentes de la Ertzaintza. Asimismo, aseguró que los comportamientos incívicos no se dan únicamente entre los más jóvenes y puso como ejemplo que los dos detenidos el sábado en Santurtzi tenían 33 y 44 años: "La irresponsabilidad y las conductas antisociales no van por tramos de edad y se pueden dar entre jóvenes como en personas con cierta edad".

Por la tarde, también hizo referencia a los altercados el lehendakari, Iñigo Urkullu, que en redes sociales se cuestionó si son "espontáneos", secundando la línea de Erkoreka de que algunos podrían estar organizados de antemano. En cualquier caso, Urkullu trasladó su apoyo a la Ertzaintza, que "ha actuado de forma profesional y proporcional ante provocaciones y ataques violentos que nunca tienen sentido, y menos en esta situación".



Por su parte, EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU, que en los últimos días pusieron en tela de juicio las actuaciones de la Ertzaintza al disolver estas reuniones ilegales, principalmente al tachar de "desproporcionada" la carga de la semana pasada en la no-Tamborrada de Donostia; el domingo optaron por guardar silencio ante los acontecimientos del fin de semana. Sí habló el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, que percibe una "kale borroka organizada por manifestantes infectados con el virus de ETA y sus métodos". En esa línea, Iturgaiz acusó abiertamente a la coalición abertzale y a los morados de estar detrás de los disturbios: "El covid es pretexto para que linchen a la Ertzaintza con apoyo de radicales, Bildu y Podemos".

Grupo de 30 personas


Los disturbios más graves se dieron en Santurtzi, cuando hacia las 21.30h del sábado una patrulla intervino en el barrio de Mamariga, donde había un grupo de más de 30 personas, algunos sin mascarilla y sin respetar las distancias de seguridad. Algunas de esas personas insultaron y agredieron a dos agentes que resultaron heridos y tuvieron que ser evacuados a centros sanitarios.

Cuando patrullas de apoyo se dirigían a la zona, un conductor cruzó su coche delante de los vehículos policiales para obstaculizar su paso y evitar que llegaran al lugar donde estaban siendo agredidos sus compañeros. Este conductor, de 34 años, fue detenido por sendos delitos contra la seguridad vial y desórdenes públicos. La Ertzaintza logró controlar la situación tras la llegada de más recursos policiales y arrestar a uno de los presuntos autores de la agresión, de 44 años, por delitos de atentado a agente y lesiones.

Los sindicatos de la Policía vasca se pronunciaron también sobre lo ocurrido el fin de semana y algunos de ellos llevaron los incidentes al plano político. Es el caso de Esan que, en un comunicado, responsabilizó de este tipo de agresiones a dirigentes de EH Bildu como Arnaldo Otegi y Maddalen Iriarte por sus críticas a la actuación de la Er-tzaintza en Donostia el pasado miércoles. En la misma línea se expresó ErNe, que reclamó a todos los partidos que se posicionen contra quienes "amparan la violencia" y que no cuestionen los operativos policiales.

La central Euspel, por su parte, reclamó "una condena ejemplar" a los "individuos" que protagonizan estos incidentes y deseó "una pronta recuperación" a sus compañeros agredidos. También se pronunció sobre los disturbios el colectivo Er-tzain Abertzaleen Elkartea, que denunció "la actitud de estas personas inadaptadas, insensibles al riesgo de muerte de muchas personas".

Por último, el delegado del Gobierno en la CAV, Denis Itxaso, expresó también su apoyo a los agentes de la Ertzaintza atacados en Santurtzi y alertó de los "riesgos" que entraña "deslegitimar" las acciones de la policía. "¿A quién sino a la Ertzaintza corresponde hacer valer el principio de autoridad?", se preguntó el dirigente socialista.