Urkullu afea a Moncloa que las decisiones sobre la pandemia adolezcan de consenso

En la primera entrevista conjunta con Andoni Ortuzar, el lehendakari critica las medidas dispares tras haberlas pactado

22.12.2020 | 01:05
Iñigo Urkullu y Andoni Ortuzar, en la entrevista conjunta realizada el lunes por Onda Vasca desde Sabin Etxea con motivo del 125 aniversario del PNV.

La ciudadanía aguarda a que la comisión técnica del LABI fije este martes el grado de restricciones en la CAV mientras asiste perpleja al baile de normativas reguladas por las diferentes autonomías en función de su situación, en ocasiones dispares aunque el escenario sea relativamente similar en la mayoría de ellas. Es por ello que Iñigo Urkullu manifestó el lunes que le habría gustado que se hubieran adoptado en el Estado español "decisiones más consensuadas" a lo largo de toda la pandemia. "De hecho, las decisiones que aquí están vigentes son como consecuencia de las que así fueron acordadas en un Consejo Interterritorial de Sanidad con los diferentes consejeros", ilustró el lehendakari, cuyo Ejecutivo ha sido pionero en muchas medidas por impopulares que pudieran ser en aras de la salud. Es más, el Gobierno vasco habría propuesto directrices más restrictivas en la última cumbre del citado Consejo Interterritorial, pero no lo hizo para conseguir atar el acuerdo.

Así se pronunció el jefe del Ejecutivo vasco en Onda Vasca y Grupo Noticias en la primera entrevista conjunta concedida junto al presidente del EBB, Andoni Ortuzar, con motivo de la finalización del 125 aniversario del PNV, y donde resaltaron cómo "la fuerza del partido reside en la unidad, el acrónimo es más que la suma de sus autoridades". Un cierre de efeméride en un año extremadamente complicado y en el que los jeltzales han reforzado sus cotas de poder electoral.

Enlazando con este complejo contexto, Urkullu recordó que desde Lakua eran partidarios, con anterioridad, de que los grupos de personas en las celebraciones de las fiestas navideñas, como Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo, fueran de seis personas, incluidos menores. También plantearon, según recalcó, "una restricción de movilidad o una libertad de movilidad horaria en esas noches más restringida que la que actualmente está vigente", y que, incluso, "los días de movilidad fueran solamente el 24, el 25, el 31 y el 1, y no del 23 al 26 o del 30 al 2, como después se adoptó". "Y ahora estamos viendo cómo, incluso comunidades que dicen que han adoptado decisiones más restrictivas, sin embargo, plantean la movilidad desde el 23 hasta el 6 de enero", añadió

El lehendakari insistió en que, en virtud de la búsqueda del consenso, "por entender que la manera de celebrar el periodo navideño trasciende de lo que es el ámbito comunitario", porque hay "familias cruzadas, y no es bueno ponerlas en contraposición", en Euskadi se decidió adoptar el criterio de la Interterritorial, pese a haber puesto sobre la mesa medidas más severas. Los últimos datos en la CAV, con una tasa de positividad como la del lunes, por encima del 6%, así lo demandarían. En paralelo, Urkullu evocó que desde el 26 de octubre no ha habido ninguna conferencia de presidentes, marco que ya en la primera ola de la pandemia suscitó no pocas controversias en tanto que Pedro Sánchez llegaba a él con las decisiones ya acordadas desde su Gobierno; y puntualizó que en la segunda ola de esta crisis sanitaria se facultó a los máximos representantes autonómicos para adoptar las decisiones. "Sin embargo, hay unos criterios que se adoptan en el Consejo Interterritorial de Sanidad y lo sorprendente es que, en el último, nosotros accedimos en aras al consenso a medidas comunes y, en cambio, hemos visto que se ha dejado que cada comunidad autónoma adopte decisiones que ya nosotros habíamos propuesto", repitió.

Actitud propositiva
 

Por ello, reiteró su reclamación de que en el Estado español se aplique el modelo alemán, para que haya una cogobernanza real con las comunidades autónomas. "No es lo que se está practicando, pero seguiremos trabajando para ello", zanjó. Urkullu apostó por mantenerse en la senda de ser "propositivo" e incluso abogó porque la propia UE tenga unas medidas similares para todos los estados miembros. "Parece que, en este momento, la propia Unión Europea está reconsiderando adoptar unas decisiones comunes, ante la situación de una nueva cepa o una modificación de la cepa del coronavirus, como se dice en Londres que se ha detectado", destacó el jeltzale.

Entre tanto, las decisiones que adopte este martes el LABI irán dirigidas a "poner coto a la relajación y desinhibición" de la ciudadanía en Navidad. "La actitud de relajación no sería nada solidaria, nada coadyuvante para afrontar esta situación con una esperanza de vencer a la pandemia. Por eso, nos hacemos un llamamiento a nosotros mismos. No estamos haciendo un llamamiento a la sociedad en tercera persona, sino en primera persona del plural: cuidarnos y cuidarlos, es lo que estamos diciendo", cerró Urkullu.

"Tras la Interterritorial, algunas comunidades han fijado luego lo que nosotros propusimos"

iñigo Urkullu

Lehendakari

 

noticias de deia