El PNV se postula como garante de la reconstrucción

Urkullu loa el autogobierno como mecanismo sólido mientras el partido trabaja en un Plan Nacional Vasco

14.06.2020 | 00:58
Iñigo Urkullu, junto a Bakartxo Tejeria y Leixuri Arrizabalaga, con el cartel electoral de fondo en la fachada de Sabin Etxea.

 El PNV encara la cita con las urnas del 12-J postulándose como el garante de la reconstrucción, tras los efectos ocasionados por la crisis sanitaria, y de un autogobierno que entiende ha servido para hacer frente al impacto provocado por la pandemia. Así lo corroboraron ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, ante la Asamblea Nacional de la formación jeltzale en Sabin Etxea donde, junto a las cabezas de lista por Bizkaia y Gipuzkoa, Leixuri Arrizabalaga y Bakartxo Tejeria, presentaron la lona electoral que tradicionalmente cuelga de la fachada de su sede y en la que figura como eslogan Euskadi Zutik. ¡Saldremos!. Con el rastro del coronavirus latente, el Jefe del Ejecutivo vasco señaló que, "pese a que nos ha golpeado duramente", la ciudadanía vasca superará este trance "gracias a haber "construido un modelo de autogobierno sólido que ha funcionado en la mayor y más grave" situación adversa que se recuerda y que ha puesto "en jaque a toda la sociedad".

Por su parte, Ortuzar resaltó que todo el partido se dedicará la próxima legislatura "en cuerpo y alma" a afrontar la "ardua tarea que exigirá la superación" de los daños ocasionados por el covid-19, y para ello han diseñado el llamado Plan Nacional Vasco "de relanzamiento para reforzar nuestra sanidad, educación, políticas sociales y económicas, y el empleo". Un juego de acrónimos –"Plan Nacional Vasco y Partido Nacionalista Vasco van a ser lo mismo", aseveró– , donde "no hay otra prioridad que poner a Euskadi en pie para salir adelante".

El paro, por debajo del 10%
 

Urkullu incidió en el horizonte económico evocando que hace cuatro años se comprometió a situar el paro por debajo del 10% y prometiendo que si "el año pasado lo conseguimos, lo vamos a volver a lograr", un compromiso compartido en la reunión con los diputados generales para dar "una respuesta conjunta a medio y largo plazo". "Compartimos modelo, base de partida y estrategia. Crecimiento sostenible y empleo", describió el lehendakari, quien abogó por colocar a Euskadi "en primera línea de la transición social y sanitaria, digital y tecnológica, así como en cuanto a transición energética y medioambiental". "En pie para aprovechar, de nuevo, las oportunidades. Tenemos fuerza, ilusión y confianza en nuestro proyecto y en el futuro", apoyándose en unos "principios éticos y en unos valores cuanto más compartidos". Alusión donde no citó siglas ajenas y que le sirvió para recordar su "yo" abertzale, "socialcristiano" y bajo el ideario del "humanismo". "Ofrecemos lo más importante: la garantía del PNV", concretó el líder jeltzale.

Además de mostrar su solidaridad con el sufrimiento de muchas familias y ahondando en el sentimiento de "orgullo cívico" por la "fuerza y determinación" de los profesionales que luchan contra el coronavirus, Urkullu ensalzó el compromiso de los sanitarios y de los profesionales de Protección civil, Ertzaintza, Bomberos, servicios de limpieza y de "todos los servicios esenciales, incluidos los funerarios". "Educación, transporte, suministros, alimentación, abastecimiento... Euskadi ha vuelto a demostrar que es un pueblo solidario", se congratuló el lehendakari, loando el cumplimiento ciudadano de "las normas estrictas que nos hemos impuesto", de quienes han estado confinados en casa y, además, "han salido a los balcones y las ventanas a expresar su agradecimiento". "De todas las emociones vividas, ésta merece ser destacada. Esto ha sido un éxito colectivo", remarcó, aparcando a quienes "se han dedicado a poner palos en las ruedas, quienes no sienten la misión de ser constructivos o ni siquiera guardan un compromiso para con su trabajo", personas que "no merecen nuestra atención".

Protección social
 

Urkullu se felicitó de haber cumplido "la palabra dada a la sociedad vasca" durante su último mandato y pretende volver a hacerlo en el nuevo proyecto, a sabiendas de que "no hay mayor honor que ser lehendakari de Euskadi y de serlo representando al PNV". "Lo agradezco con toda humildad, responsabilidad, ilusión y con más fuerza que nunca, sintiéndome como siempre, un eslabón de la cadena", añadió. "¿Por qué estamos en pie? ¿Por qué vamos a salir adelante? Porque hemos construido un modelo de autogobierno sólido", recalcó. "Autogobierno son nuestras instituciones, que han superado esta prueba extrema de estrés", así como "Osakidetza, Ertzaintza, Lanbide, Formación Profesional Dual, Renta de Garantía de Ingresos y protección social, nuestro sistema educativo y el Concierto Económico". Sin caer en la autocomplaciencia y valorando "lo que es bueno y ha funcionado", Urkullu apostó por huir del conformismo y desplegar mucha "autoexigencia y compromiso compartido". "Trabajo en equipo y colaboración, este es el motor del modelo PNV: instituciones sólidas, una sociedad comprometida, un proyecto claro para superar esta crisis. Euskadi Zutik! Confianza y defensa de nuestro modelo", exclamó el máximo dirigente del Ejecutivo vasco. Un esfuerzo que irá dedicado "a quien más lo necesita" bajo los parámetros de la protección social. "No vamos a dejar a nadie atrás. Desarrollo humano y cohesión social", zanjó Urkullu.

Un propósito que corroboró Ortuzar apoyándose en el citado Plan Nacional Vasco: "Nuestro foco debe estar en eso y solo en eso: qué necesita Euskadi y sus gentes hoy para perder el miedo y ganar el futuro. Esa es nuestra tarea".

"No vamos a dejar a nadie atrás y ofrecemos lo más importante: la garantía del PNV"

iñigo urkullu

Lehendakari

"El PNV se dedicará en cuerpo y alma a relanzar empleo, políticas sociales, sanidad y educación"

andoni ortuzar

Presidente del EBB

 

Noticias relacionadas

noticias de deia