Govern y Moncloa mantienen sus diferencias por la desescalada

La Generalitat pide actuar por regiones sanitarias y Madrid mantiene hacerlo por provincias

05.05.2020 | 00:22
El Ejército desinfectó ayer una residencia de Barcelona.

Bilbao – Los gobiernos del Estado español y Catalunya mantienen su tira y afloja en plena crisis de la pandemia del covid-19, ahora que se ha entrado en una nueva fase para alcanzar lo que el presidente Pedro Sánchez definió como "nueva normalidad". Un día después de que desde Madrid se rechazara la petición del president Quim Torra de mantener un encuentro bilateral con el líder socialista, ayer las diferencias volvieron a recaer en la unidad territorial a utilizar para llevar a cabo el desconfinamiento. Mientras la consellera de Salud, Alba Vergés, insistió en enfocar el plan de desconfinamiento en Catalunya por regiones sanitarias en vez de provincias, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, desmintió que exista un acuerdo al respecto y reclamó a la Generalitat que le traslade sus propuestas sobre este asunto para después valorarlas de forma conjunta.

En una rueda de prensa telemática, Vergés defendió que son las instituciones autonómicas las mejor preparadas para pilotar este proceso, por su conocimiento más profundo de cada realidad regional. Es el mantra que vienen repitiendo muchos presidentes de Comunidades Autónomas desde que Pedro Sánchez anunció su plan en cuatro fases, y ayer la titular de Sanidad de la Generalitat defendió que desconfinar según las nueve regiones sanitarias "es absolutamente imprescindible para hacer el seguimiento de los datos". Se refería así al Alto Pirineo i Aran, Lleida, Camp de Tarragona, Tierras del Ebro, Catalunya Central, Girona, Barcelona, Metro Norte y Metro Sur.

"Las regiones tienen un sentido de la realidad no solo sanitario sino también socioeconómico", explicó, y añadió que "cada región sanitaria tiene sus hospitales de referencia, sus hospitales comarcales, su red de atención primaria desplegada y una organización preestablecida". Insistió en que "no es lo mismo desconfinar Tierras del Ebro que el área metropolitana de Barcelona sur. Las zonas que nos preocupan más y sobre las que tenemos que tener especial atención es donde vive más gente y hay más movilidad".

El ministro de Sanidad trató sin embargo de ganar tiempo respecto a la reunión que mantendrá mañana en su Ministerio con los responsables autonómicos del ramo, y tras recordar que la unidad que se ha tomado para la desescalada es la provincia y la isla, admitió que están abiertos a estudiar las propuestas sobre otras unidades, como las áreas sanitarias. Pidió por ello que les hagan las propuestas pertinentes sobre este asunto para después valorarlo conjuntamente entre el Ministerio y la región de turno.

"La unidad es la provincia o la isla, pero si hay propuestas distintas que cumplen con los requisitos, el Gobierno las valorará conjuntamente con las comunidades autónomas y verá que decisión tomamos", aseveró Illa. Eso sí, dejó claro que el pase a la siguiente fase de la desescalada tendrá lugar cuando se cumplan los indicadores fijados por el Gobierno de coalición tanto epidemiológicos, como de capacidad sanitaria y de control de la movilidad.

Respecto a la reunión de mañana, la consellera Vergés aseguró que en la misma harán las propuestas de desconfinamiento por regiones sanitarias, que "serán la unidad básica territorial que se utilizarán en relación al Estado". "Todos los indicadores que demos irán ligados a regiones sanitarias. Tiene todo el sentido social, sanitario y de distribución asistencial", añadió. "El ministro de Sanidad nunca ha estado en contra de hacerlo así, conoce la realidad catalana y sabe que tiene todo el sentido del mundo. La realidad de cada región es muy diferente y me consta que Illa lo comparte", zanjó.

Simón se desmarca No obstante, el discurso mantenido por ambas partes no fue monolítico y así el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, aseguró que no ve problema en utilizar el área sanitaria que propone Catalunya en lugar de la provincia para llevar a cabo la desescalada si ésta "reúne las condiciones" que establece el Ministerio.

"Si Catalunya propone un área de salud como uno de esos territorios geográficos diferentes a las provincias, si reúne las condiciones, no veo por qué no se va a utilizar no solo en Catalunya, sino en cualquier Comunidad Autónoma", dijo. "No creo que esto sea una discusión de comunidades específicas sino de cualquier zona del territorio español", añadió en su rueda de prensa diaria.

En cuanto a la parte catalana, el conseller de Interior, Miquel Buch, puso algunos peros a sus compañeros de gabinete y reconoció que es "imposible" que los Mossos d'Esquadra puedan aplicar un cierre del perímetro de las áreas de Catalunya en que se centre el desconfinamiento, ya sean las nueve regiones sanitarias o las cuatro provincias. "No se pueden hacer nueve perímetros de nueve regiones sanitarias o de las cuatro provincias que propone Madrid, es imposible", admitió.

"Las zonas que más nos preocupan son donde vive más gente y hay más movilidad"

Alba Vergés

Consellera de Salud

"La unidad es la provincia o la isla, pero si hay propuestas distintas se valorarán"

Salvador Illa

Ministro de Sanidad

noticias de deia