Alerta mundial por el coronavirus

La indignación por los test en Moncloa se va abriendo paso

La ministra Irene Montero vuelve a dar positivo por el coronavirus y seguirá de cuarentena una semana más

29.03.2020 | 00:22
Irene Montero vuelve a dar positivo por coronavirus.

Bilbao – Son formaciones antagónicas que apenas coinciden en las votaciones en el Congreso, pero ayer elevaron el tono de crítica al Gobierno por haberse guardado test de detección de coronavirus destinadas a miembros del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Ayer fueron los dirigentes de Vox, Macarena Olona, y de Galicia en Común, Antón Gómez Reino, quienes reprocharon el fácil acceso de los políticos a las citadas pruebas.

La secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, calificó ayer de "auténtica vergüenza" que en Moncloa se hayan destinado hasta "40 test" por el coronavirus, cuando esas pruebas no están disponibles para muchos ciudadanos. En una entrevista ofrecida a RNE recogida por Europa Press, Olona cuestionó que se "utilicen" medios público-privados para los políticos y sus allegados y, en concreto, atacó directamente al Gobierno al afirmar haberse guardado algunas pruebas.

Olona, que echó mano del discurso beligerante habitual en Vox, criticó que se hayan puesto UVI móviles "a disposición del chalé de Galapagar", en alusión a la casa familiar que comparten en esa localidad madrileña Montero y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. "Es una auténtica vergüenza", repitió Olona, recordando en contraposición los test del covid-19 "privados" que diversos dirigentes de Vox.

Por su parte, el diputado en el Congreso y candidato a la presidencia de la Xunta, Antón Gómez Reino, también se refirió ayer a las pruebas realizadas por políticos del Gobierno español. Aunque en este caso, y lejos de la crudeza dialéctica mostrada por Vox por boca de Olona, admitió entender la "indignación" de los ciudadanos por el fácil acceso de los políticos a los test. Gómez Reino desveló recientemente estar infectado por coronavirus tras hacerse esta prueba, pero subrayó que, en su caso, esperó "como cualquier otro ciudadano" porque en ningún momento se identificó cuando llamó a los servicios sanitarios.

El candidato morado a la Xunta de Galicia aseveró comprender "perfectamente" que a los ciudadanos les indigne que a los políticos se les haga el test del covid-19 cuando el resto de la ciudadanía no pueden acceder a él con la misma facilidad. "Entiendo la indignación individual porque este es un momento en el que es importante pensar colectivamente como sociedad", evidenció. "Es absolutamente fundamental que salgamos de esta crisis con la conciencia colectiva de que nuestra sanidad pública es el mejor tesoro que tenemos como sociedad", concluyó.

Montero, positivo de nuevo Ayer también se conoció que la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha vuelto a dar positivo en la prueba del coronavirus, aunque se encuentra "bien" y seguirá trabajando desde casa al menos una semana más. De esta manera, Montero tendrá que volver a guardar cuarentena después de las dos semanas que estuvo en su domicilio tras conocerse que contrajo el virus.

La número dos de Unidas Podemos no participó en el último Consejo de Ministros extraordinario, celebrado de manera telemática el pasado viernes, porque estaba a la espera del resultado. Aún así, el día anterior reapareció en una entrevista en la que aseguró que se encontraba "muy bien" tras haber finalizado los 15 días de cuarentena que guardó, si bien se mostraba expectante ante el resultado de la nueva prueba que finalmente ha dado positivo.