Para "anticipar y programar" acontecimientos

Sánchez comunica a sus ministros que los consejos serán a primeros de semana

14.01.2020 | 12:05
Sánchez posa con los ministros.

MADRID. El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comunicado este martes a su gabinete que las reuniones ordinarias de Consejo de Ministros "se programarán al comienzo de semana y no al final para anticipar y programar" los acontecimientos.

En una carta dirigida a los ministros del nuevo Gobierno de coalición, Sánchez ha emplazado a su nuevo gabinete a ser "proactivo, resuelto y ejecutivo" y ha trasladado a sus ministros la necesidad de incorporar métodos de organización que permitan "anticiparse" a los acontecimientos y responder a los problemas con "premura y eficacia"

Ante el primer gobierno de coalición de la historia reciente, Sánchez ha subrayado el "propósito firme de unidad". Un gobierno, en definitiva, "que tendrá una sola meta; que hablará con varias voces pero para emitir el mismo mensaje", ha dicho.

En la carta trasladada al gabinete el día del primer Consejo de Ministros, Sánchez también ha informado de que las comisiones de subsecretarios, que preside el vicepresidente primero y hasta ahora se celebraban los miércoles, tendrán lugar los jueves "para preparar las deliberaciones y acuerdos del consejo siguiente".

Sánchez ha dejado claro que el gobierno de coalición "quiere ir más allá" de los partidos que lo integran y de aquellos otros que lo sostienen y "busca una amplísima mayoría progresista de la sociedad española que quiere sacudirse el pesimismo y desea ver el país avanzar".

Para el presidente, el espíritu "activo, ejecutivo y resuelto" que quiere para el nuevo Gobierno "no está ni mucho menos reñido con la actitud dialogante que deberá desplegar constantemente".

El jefe del Ejecutivo se ha mostrado convencido de que los españoles quieren avanzar "en la concordia" tras episodios "demasiados frecuentes de crispación estéril", y un "largo periodo de choques y desencuentros".

En esa tesitura, Sánchez ha considerado que tras un tiempo de "tensión y estridencia" toca demostrar que la política "no es sinónimo de griterío o discordia". Y que existe una política "útil y provechosa", capaz de resolver los problemas de la gente y que ofrece "dialogar sobre las diferencias y acordar".

En esa "tarea apasionante", Sánchez ha precisado las cinco grandes transformaciones que tiene España. La primera, ha dicho, "robustecer la economía adaptándola a la revolución científica y tecnológica y generando empleo de calidad".

Para Sánchez, el segundo propósito es propiciar la cohesión territorial en base al entendimiento y al equilibrio; y el tercero, promover la justicia social y amparar a los compatriotas dotados de menos recursos.

En cuarto lugar y quinto lugar, el presidente ha situado la emergencia climática y transición ecológica y la plena igualdad real de la mujer y de todas las personas que sufren cualquier tipo de discriminación en su vida.

En definitiva, Sánchez ha afirmado que el gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos nace con "vocación de servir a los españoles, porque no hay nada más progresista que unir al país". EFE