LEY DE PRESUPUESTOS

El Parlamento rechazará hoy las enmiendas a la totalidad de Bildu y PP a las cuentas de 2020

El Gobierno Vasco sacará adelante el proyecto con el apoyo de Podemos

17.12.2019 | 21:17
Lander Martínez, ayer, con Pedro Azpiazu.

El Gobierno Vasco sacará adelante el proyecto con el apoyo de Podemos

DONOSTIA. El Pleno del Parlamento Vasco rechazará hoy las enmiendas a la totalidad de EH Bildu y el PP al proyecto de Ley de Presupuestos para 2020 gracias al apoyo de Elkarrekin Podemos, que no respaldará la devolución del proyecto después de que el pasado 13 de diciembre suscribiera con el Ejecutivo de Urkullu un acuerdo para facilitar la aprobación de las Cuentas.

El debate en la Cámara vasca comenzará con la intervención del consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu. Posteriormente, será el turno de los grupos parlamentarios. PNV y PSE, socios de Gobierno, defenderán su proyecto, mientras que EH Bildu y PP explicarán sus enmiendas a la totalidad, en las que solicitan la devolución de las cuentas vascas. Por su parte, Elkarrekin Podemos expondrá su posición después de la votación, en el turno de explicación de voto. Tras el pacto presupuestario cerrado con el Ejecutivo vasco, los parlamentarios de Podemos y Equo del grupo parlamentario no apoyarán la devolución de las cuentas, aunque sí los dos representante de Ezker Anitza en la Cámara, Jon Hernández e Iñigo Martínez, que también razonarán su postura de rechazo.

Tras superar el trámite de hoy, el recorrido de las cuentas en el Parlamento finalizará el 27 de diciembre con la aprobación definitiva de los presupuestos de 2020.

Contenido de las enmiendas

En su enmienda a la totalidad, EH Bildu afirma que el proyecto es continuista, mantiene la "austeridad", no revierte los "recortes" y "agrava" la brecha social en Euskadi. No obstante, apunta que, dada la habilidad del Ejecutivo "para el regate en corto", en estas cuentas se recogen "algunas preocupaciones muy presentes en la sociedad, sobre todo el cambio climático y la lucha por la igualdad, que han sido incorporadas como barniz". Además de insistir en "un empleo de calidad", un salario mínimo de 1.200 euros, "unas políticas públicas fuertes y una nueva ruta fiscal y financiera", EH Bildu exige que Euskadi asuma nuevas competencias, entre ellas, la de la Seguridad Social para "el fortalecimiento e integración del sistema de protección".

Por su parte, el PP, que en los dos años anteriores ha facilitado los Presupuestos, en esta ocasión pide también su devolución, al considerar, entre otras cosas, que el Gobierno Vasco no ha cumplido con los compromisos que adquirió con ellos, pese a los "sucesivos superávit".

Además, acusa al Ejecutivo vasco de tener como prioridad "la desestabilización de la economía e impedir la creación de empleos de calidad".