impulsa una convocatoria masiva de plazas

Lesmes condiciona la Justicia para los próximos 20 años al llenarla de afines al PP

Un CGPJ en funciones se adelanta al próximo consejo y nombra a 46 cargos para la cúpula judicial

17.12.2019 | 19:57
El presidente del CGPJ y del TS, Carlos Lesmes, durante un acto en el Tribunal Militar Central.

Un CGPJ en funciones se adelanta al próximo consejo y nombra a 46 cargos para la cúpula judicial.

pamplona - El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a pesar de estar en funciones desde hace un año, ha nombrado o convocado las plazas de 46 presidentes de tribunales y magistrados del Tribunal Supremo que tendría que haber nombrado el próximo Consejo. En su mayoría son afines al presidente Carlos Lesmes y a los vocales nombrados a instancia del PP que gobiernan el órgano constitucional, según informó ayer el diario Público.

Los altos cargos de la cúpula judicial se renuevan cada cinco años, excepto los magistrados del Supremo que permanecen en la plaza hasta la jubilación. Y así lo hizo el actual Consejo cuando fue elegido el 4 de diciembre de 2013. Este 4 de diciembre se cumple un año de un CGPJ en funciones. Y Carlos Lesmes, el presidente interino que maneja el poder en el órgano constitucional y dirige la mayoría afín al PP, ha impulsado una convocatoria masiva de plazas para renovar la cúpula judicial.

Dicha competencia correspondería al próximo Consejo pendiente de nombrar por las Cortes Generales y que va a tener una composición política diferente de la actual, creada cuando Alberto Ruiz-Gallardón era el ministro de Justicia del PP en tiempos de bipartidismo.

Sólo cuatro de los veinte vocales del Consejo interino se han opuesto a la estrategia de Lesmes: Enrique Lucas Murillo -designado a propuesta del PNV- y las vocales progresistas Roser Bach, María Victoria Cinto y Concepción Sáenz. "Acabemos con la vertiginosa carrera para agotar todos los nombramientos posibles que se ha lanzado". Lucas, Bach y Cinto pidieron en septiembre a sus compañeros que se moderaran y, aunque consideran legal el ejercicio de estas atribuciones estando en funciones, sostienen en un voto particular que el CGPJ debe autocontenerse y evitar un "grave cuestionamiento" de su propia legitimidad, citó el diario digital.

Pero Lesmes y la mayoría conservadora han seguido adelante, con el apoyo de un sector de la minoría progresista. Sólo necesita de dos votos de la izquierda para sacar adelante los nombramientos más reforzados, y la división de los progresistas se los facilita cuando ofrece concesiones a uno u otro sector. Sólo desde mayo pasado, han nombrado o convocado el nombramiento de 46 presidentes de tribunales superiores de justicia, de las audiencias provinciales, Audiencia Nacional, de las salas de las distintas jurisdicciones, así como de magistrados del Supremo.

Mientras, el CGPJ ha emprendido la carrera de sacar las plazas del Tribunal Supremo pendientes. Desde que accedió al poder en 2013, Lesmes ha tenido entre sus objetivos el Tribunal Supremo al que ha logrado dar un vuelco en su composición. "Hoy, las cinco salas del alto tribunal tienen una mayoría de tendencia conservadora y los políticos que negocian ahora los pactos no saben que no podrán gobernar con un Tribunal Supremo de cara", explica en fuentes progresistas del CGPJ consultas por Público. Lesmes ha logrado nombrar magistrados del Supremo a personas afines que rondan la cincuentena, de tal manera que se ha asegurado su presencia en los próximo 15 ó 20 años, hasta la jubilación. Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD) y la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) han recurrido al TS esta retahíla de nombramientos del CGPJ. - D.N.

la clave

Sin límite de mandato. A diferencia de lo que ocurre con el Gobierno, no existe una sentencia del Supremo que limite el alcance de un mandato en funciones. Aunque la propia Ley Orgánica del Poder Judicial prevé un Consejo interino y, dado su carácter político, las fuentes jurídicas consultadas consideran que se están usurpando competencias del próximo Consejo.

noticias de deia