fiscalidad en Bizkaia

Los partidos zanjarán la polémica sobre las rentas irregulares

Las Ejecutivas territoriales del PNV y el PSE asumen la decisión final sobre el decreto fiscal

09.02.2020 | 16:21
La presidenta del BBB, Itxaso Atutxa, y el secretario vizcaino del PSE, Mikel Torres, junto a Unai Rementeria en una imagen de archivo. F.: O. M. B.

Las Ejecutivas territoriales del PNV y el PSE asumen la decisión final sobre el decreto fiscal

Bilbao - La última palabra sobre la polémica modificación de la fiscalidad de las rentas irregulares la tendrán los partidos políticos que sustentan a la Diputación. Las Ejecutivas territoriales del PNV y el PSE decidirán "en breve" si se mantiene o no el decreto que persigue atraer talento e inversores al territorio pero que ha recibido la oposición de todo el arco político de Bizkaia, incluido el socio de gobierno de los jeltzales, por el posible beneficio que pudiera suponer también para el Athletic. Precisamente ayer, en la reunión del Consejo de Gobierno semanal de la institución foral, los dos diputados socialistas pidieron formalmente la retirada de la modificación, que se mantendrá vigente a la espera de la decisión que adopten las Ejecutivas.

La Diputación aprobó a finales de agosto una modificación en el tratamiento fiscal de las denominadas rentas irregulares, con el objetivo de atraer talento, gestores de fondos de inversión y start-ups, eliminando el techo de 300.000 euros para estas rentas que un contribuyente recibe en un ejercicio pero se han gestado en periodos más largos y cuya mitad tributa al 49% y el resto está exento. Sin embargo, cabe la posibilidad de que pueda beneficiar a otros colectivos como el Athletic, lo que ha encendido una fuerte polémica en todo Euskadi.

La portavoz de la Diputación vizcaina, Elena Unzueta, insistió ayer en que el decreto busca favorecer la llegada de empresas, fondos de inversión y talento "que de otra manera no se plantearían venir a Bizkaia", logrando así un territorio "mejor y más competitivo", sobre todo en momentos como el actual debido a los efectos del Brexit. "Estas medidas pueden ayudar a generar actividad económica y empleo, y por eso las impulsamos, para generar recursos que permitan mantener los servicios públicos de Bizkaia y la atención a las personas. La Diputación tiene que garantizar el ingreso, es nuestra responsabilidad, y para eso tiene que ser competitiva", advirtió, y señaló que otros países europeos como Alemania, Francia, Reino Unido o Italia tienen "medidas parecidas".

Unzueta lamentó que se haya puesto el acento en una "posible consecuencia", en relación a que esta medida pudiera afectar a otros casos como los deportistas de altos ingresos o al Athletic, ya que "lo más importante no es eso, al menos no para esta Diputación. Lo importante es generar actividad económica y empleo, y es lo que busca en esencia esta medida". Asimismo, la portavoz de la institución foral, que rechazó hablar de contribuyentes concretos, defendió que se trata de un decreto "genérico" y que la Diputación "no puede legislar en exclusiva para una persona o colectivo de personas".

Precisamente ayer, los dos diputados socialistas que forman parte de Consejo de Gobierno de la Diputación solicitaron, "con buen tono", según afirmó la portavoz foral, en la reunión semanal de este órgano la retirada del decreto. Tras este nuevo movimiento, la institución foral ha decidido dejar en manos de las Ejecutivas territoriales vizcainas de ambos partidos, PNV y PSE, la última palabra sobre este polémica medida. Hasta ese momento, respondió Unzueta a preguntas de los medios de comunicación, la normativa foral seguirá vigente "a expensas" de los que se decida en esa reunión que se celebrará "en breve", pero para la que de momento, dijo, no hay una fecha establecida.

"voto de confianza" Por su parte, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, confió ayer en que PNV y PSE encaucen las diferencias que mantienen en torno a este decreto. El portavoz del Ejecutivo vasco no ha querido expresar la posición del Gobierno de Iñigo Urkullu sobre dicha medida, ya que es un asunto que compete a la Diputación de Bizkaia y a los partidos que conforman el gobierno foral, pero dijo que espera que a través del diálogo y el consenso entre las dos formaciones políticas se dé la respuesta que "mejor convenga". La reunión que han convocado, apuntó, permite dar un voto de confianza para encauzar esas diferencias.