El juez limita los movimientos del voluntario Urdangarin

Le precisa que tiene “terminantemente” prohibido comunicarse con su familia

09.02.2020 | 15:57
Iñaki Urdangarin a las puertas del Hogar Don Orione en Pozuelo, donde se presta asistencia a discapacitados.

bilbao - El juez de Vigilancia Penitencia número 1 de Valladolid ha dictado una providencia en la que concreta los requisitos de los permisos concedidos al marido de la Infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, para realizar un voluntariado fuera de la prisión de Brieva (Ávila) en la que cumple condena por el caso Nóos.

Le precisa que tiene "terminantemente prohibido" cualquier comunicación con familiares y que no podrá salir de las instalaciones en las que realiza su labor dos veces por semana, salvo que le acompañe alguien a su cargo. Además, las comidas las debe realizar en las propias dependencias del centro Hogar Don Orione donde hace su labor mientras cumple su condena de más de cinco años y diez meses de cárcel.

En la providencia, el juez Florencio de Marcos Madruga señala que, tras tomar consideración del Acuerdo de la Junta de Tratamiento -que se posicionó en contra la salida del exduque- hay que tener en cuenta que Urdangarin se encuentra en segundo grado penitenciario. Por ello, sus salidas autorizadas lo son "para el único y exclusivo fin de realizar la actividad del voluntariado", en cumplimiento del concepto de "justicia restaurativa" con las personas dependientes del centro Hogar Don Orione.

Precisamente ayer, la Fiscalía Provincial de Valladolid presentó un recurso de apelación en el que sostiene que los permisos concedidos a Urdangarin son precipitados, que no se han cumplido los "requisitos" legales para concederlos y que no hay constancia de que el aislamiento en el que cumple la pena exija ignorar todo lo anterior.

La clave de la autorización de vigilancia penitenciaria era que las salidas dos días a la semana para colaborar con una ONG eran necesarias para evitar la "desocialización" del marido de la infanta Cristina. Frente a ello, el fiscal indica en su recurso de apelación que Urdangarin "no está sometido a un régimen de aislamiento impuesto de modo forzoso por la administración penitenciaria", como insistía el juez, sino que él eligió la prisión sabiendo que era de mujeres y no ha pedido cambiar de centro. "Ingresó voluntariamente y lo hizo escogiendo el centro con conciencia de las condiciones en las que desarrollará el cumplimiento de la condena". - DEIA

noticias de deia