política penitenciaria

Francia abre una vía para liberar a presos de Hegoalde

Admite la libertad condicional de los extranjeros con orden de alejamiento

09.02.2020 | 14:40
Alaitz Areitio.

Admite la libertad condicional de los extranjeros con orden de alejamiento

BILBAO - El Consejo Constitucional francés, una institución encargada del control de las leyes, ha abierto una vía para que los presos de ETA y la izquierda abertzale que se encuentran en prisión en territorio galo y que tienen nacionalidad del Estado español puedan obtener la libertad condicional. Esta puerta, según informó ayer Gara, se ha abierto después de que el Consejo Constitucional francés haya dado la razón a la defensa de Alaitz Areitio. Debido a un cambio legal que se suscitó en el marco de la amenaza yihadista, los presos que no tengan nacionalidad francesa, y que cuenten con órdenes de alejamiento del territorio francés, no tienen derecho a la libertad condicional. El caso de Areitio ha pasado por varias instancias judiciales y los magistrados consideraron fundamentada la denuncia, de manera que la trasladaron al Consejo. El órgano, según el citado medio, ha concluido que se ha vulnerado el principio de proporcionalidad. La ley decaerá de manera automática en julio del año que viene.

'FRENTE DE MAKOS', SIN PACTO Por otro lado, representantes de los 47 procesados en el juicio contra el frente de makos, en el marco del sumario 11/13 y que serán juzgados a partir del próximo día 16 en la Audiencia Nacional, señalaron ayer que el juicio pretende "encadenarlos a una estrategia del pasado". Además, avanzaron que de momento no se vislumbra la opción de llegar a un acuerdo con la fiscalía o las acusaciones para evitar que arranque este procedimiento penal.

En rueda de prensa celebrada en Bilbao, Amaia Izko y Beñat Zarrabeitia, encausados en el proceso, señalaron que todos ellos han trabajado "por el respeto de los derechos de los presos y en la construcción de un escenario con políticas en clave de resolución". Las peticiones de la Fiscalía para todos ellos alcanzan los 601 años de prisión, por delitos que van desde participación activa en organización terrorista hasta colaboración y financiación del terrorismo. Asimismo, se mostraron abiertos a alcanzar un acuerdo judicial que evite el inicio de las sesiones el próximo día 16, aunque reconocieron que a día de hoy no hay ninguna propuesta en este sentido sobre la mesa. Esta opción fue puesta sobre la mesa hace meses por ámbitos que trabajan en materia de convivencia en Euskadi, con la intención de emular los acuerdos que alcanzó, por ejemplo, la mesa nacional de Batasuna para evitar la cárcel. Sin embargo, no hay novedades.

Tras agradecer la "solidaridad social" recibida, los encausados apostaron por "impulsar la convivencia plena que cierre heridas y las vulneraciones de derechos vigentes". "Hay que terminar con la política de alejamiento y dispersión", dijeron. En su opinión, el juicio en la Audiencia Nacional pretende "encadenarlos a una estrategia del pasado" por ser un "proceso que supone una injusticia". - DEIA/E. P.

noticias de deia