C’s y Vox se resisten a la coalición

Arrimadas aclara al PP que las circunstancias para la suma en Nafarroa no se dan en todo el Estado español

09.02.2020 | 13:38

bilbao - La apuesta del PP por aglutinar en una misma lista a Ciudadanos y a Vox se topa por el momento con las resistencias de esos dos partidos a compartir plancha electoral con las filas de Pablo Casado. Las dos formaciones insistieron ayer en su rechazo a integrarse en el proyecto España Suma que defiende el PP para aglutinar a las fuerzas de la derecha en próximas convocatorias electorales y se reivindicaron como "proyecto político propio" frente al de los populares. La portavoz en el Congreso de Cs, Inés Arrimadas, aseguró que su formación apuesta por sumar con otros partidos tras las elecciones y para formar gobiernos, como ha hecho en varias comunidades autónomas y ayuntamientos este año, pero no con carácter previo para presentarse a los comicios. "Somos el partido de la suma, de la negociación", se limitó a decir. Vox también apostó por crecer por su cuenta. El PP, por el contrario, quiere absorber a los dos partidos que le disputan el electorado y presenta como argumento que están provocando mucha dispersión del voto y que los últimos escaños que quedan por repartir en las provincias caigan en el zurrón de la izquierda.

Arrimadas, sin embargo, dijo ayer que su partido representa un proyecto "nuevo, limpio, regenerador, liberal", sin casos de corrupción "ni mochilas", y que desde esta posición política busca después acuerdos poselectorales. Es en ese momento cuando "toda España ha visto" que Ciudadanos "sabe ceder". La portavoz naranja reiteró la respuesta que dan los dirigentes de Ciudadanos desde que el PP registró las marcas España Suma y sus equivalentes en todas las comunidades autónomas para llevar a todo el país la fórmula Navarra Suma, que constituyó junto a C's y a UPN. Arrimadas ha insistido en que las circunstancias de la Comunidad Foral son "especiales" y no se dan en el resto del Estado.

vox quiere "crecer" La propuesta del PP no cierra la puerta a Vox, que tampoco de momento se muestra dispuesto a sumarse al proyecto. El diputado de esta formación Ignacio Gil Lázaro, exdiputado del PP, defendió ayer que Vox quiere crecer como proyecto político propio. "Cada día notamos más que la sociedad demanda una opción como la nuestra. Los partidos clásicos, incluidos los que eran nuevos hace pocos años, son incapaces de desbloquear la situación", concluyó. - DEIA/E. P.

noticias de deia