Sobresalto en la aprobación de la ley de abusos policiales

Podemos corregirá en el pleno su error con el dictamen de ayer, donde tumbó el punto clave para frenar al TC

08.02.2020 | 21:16

bilbao - Un error de Elkarrekin Podemos en la votación del dictamen de la ley de abusos policiales provocó ayer un momento de sobresalto en el Parlamento Vasco, aunque poco después quedó claro el malentendido y hay margen para subsanarlo en la votación en pleno. La coalición morada votó en contra de un artículo decisivo para desactivar el recurso ante el Tribunal Constitucional, y lo hizo caer al sumar sus votos a EH Bildu y el PP. Este texto es una reforma de la ley de 2016 y fue pactado por el Gobierno vasco con el presidente Sánchez a cambio de que retirase el recurso de Rajoy, y Podemos votó ayer en contra del asunto nuclear: que lo resuelto por la comisión de valoración de los casos no desconozca lo ya resuelto por la jurisdicción penal. Los impulsores de la proposición de ley, PNV y PSE, no le dieron mayor trascendencia y el suceso quedó reducido a la categoría de una mera anécdota. Elkarrekin Podemos se abstendrá en toda la ley en el pleno y no hubo intencionalidad política en su desliz.

El dictamen fue aprobado en la comisión de Derechos Humanos del Parlamento, y ahora solo queda que esta ley, que busca reparar los abusos sufridos entre 1978 y 1999, pase a la Mesa del Parlamento y se fije una fecha para el pleno. Para subsanar el error de Podemos, PNV y PSE van a tener que mantener vivo un voto particular con ese artículo, lo que complica que la ley entre en la mesa del miércoles. No obstante, aún hay margen para aprobar la ley antes de suspender los trabajos parlamentarios por las campañas de abril y mayo.

El error de Podemos tumbó el primer artículo, según el cual las vulneraciones "se podrán acreditar mediante la aportación de resolución judicial o administrativa que reconozca la realidad de unos hechos ilícitos o subsidiariamente, en su defecto, por cualquier medio de prueba admisible en derecho, sin que sea preciso que haya existido un proceso judicial previo", pero precisa que la acreditación "no podrá desconocer lo ya resuelto por la jurisdicción penal". Es clave para aclarar que no se vulneran competencias de los jueces. - M. Vázquez