pide que NO SEAN EL 26-M

Ortuzar cree que "todo aboca" al fin de la legislatura por la "bronca política"

Espera que "la mayoría silenciosa" vaya a votar "a opciones  razonables" frente a "la derechona que compite por envolverse en la  bandera"

08.02.2020 | 00:48
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, interviene en el acto de presentación de candidaturas del PNV para las elecciones locales y europeas del próximo mes de mayo, que ha reunido a más de 5.000 personas en el BEC de Barakaldo.

Espera que "la mayoría silenciosa" vaya a votar "a opciones  razonables" frente a "la derechona"

BILBAO. Además, ha afirmado que "sería malo para la democracia que  hubiera cinco urnas distintas" el 26 de mayo, y ha apostado por que  las generales se convoquen para la fecha "más alejada posible".

En una entrevista concedida a Radio Popular-Herri Irratia,  recogida por Europa Press, Ortuzar ha señalado que existe en la  política estatal una alta "temperatura", pero, a la vez, "una niebla  tremenda" que no deja ver "nada". "Hay una falta de claridad, de  horizonte político tremenda en la política española, y nos está  llevando a una situación de 'ni frío ni calor', de cero grados", ha  apuntado.

El líder jeltzale ha destacado que "en todos los mentideros  políticos y la rumorología de Madrid se está extendiendo" la idea de  unas elecciones anticipadas. "Nosotros no lo vemos así, pero esto nos  lleva a la constatación de que cada vez nos sentimos más alejados  nosotros, al menos en Euskadi, de la forma de hacer y de entender la  política que tienen en Madrid", ha señalado.

En este sentido, ha recordado que tampoco en la Comunidad Autónoma  Vasca se han aprobado los Presupuestos de 2019, por lo que se ha  recurrido a la prórroga, y "se tira para adelante y se funciona con  normalidad".

"Eso podría suceder perfectamente también en Madrid. Lo que pasa  es que la bronca, el ruido político, el alto voltaje que están  teniendo allí las relaciones, o mejor dicho, las no relaciones  políticas, hacen prácticamente imposible que se pueda hacer política  normal, la que le interesa a la gente: cuánto suben las pensiones o  si se puede subir el salario mínimo interprofesional o no", ha  añadido.

Andoni Ortuzar ha manifestado que en el pleno presupuestario en el  Congreso, "nadie habló de Presupuestos". "Se hablaba de Cataluña, de  vender España, de su ruptura, del relator, pero ni una cifra. Todo lo  impregnaba la demanda de elecciones y el tema catalán, cuando un  debate presupuestario tiene que ser precisamente para otras cosas tan  importantes o más que las cosas de la política pura", ha indicado.

FIN DE LA LEGISLATURA

El presidente del EBB ha dicho que "eso es lo que se echa de menos  en la situación política española, un poco de sentido común, de  calma, de reposo, para ver qué es lo mejor". "Esto es clamar en el  desierto", ha considerado, para lamentar que "esto parece que aboca a  un final, más o menos abrupto de la legislatura". "No sé si será en  abril, en mayo o en octubre, pero, desde luego, no se va a cubrir la  legislatura completa", ha apuntado.

En todo caso, ha manifestado que la fecha de las generales la  decidirá Pedro Sánchez, pero cree que un 'superdomingo' sería  "mezclar churras con merinas". "Sería malo para la democracia que  hubiera cinco urnas distintas el 26 de mayo. Les someteríamos a un  estrés político a la ciudadanía y creo que sería, desde un punto de  vista práctico, de gestión práctica de esas elecciones, introducir  riesgos para la calidad democrática de ese día", ha subrayado.

En su opinión, si se celebraran el mismo día que el resto las   elecciones generales, "podría llegar a desvirtuarse el sentido" de  los otros comicios, "en este clima tan de pelea barriobajera en el  que está la política española". "Las elecciones deberían ser lo más  alejadas posibles", ha declarado.

PGE Y TRANSFERENCIAS

Andoni Ortuzar ha dicho que los PGE no eran los que ellos  querían, pero que su aprobación posibilitaría "seguir el proceso de  diálogo y negociación" con el fin de completar el Estatuto vasco,  algo que no va a "facilitar" un posible adelanto electoral.

Los jeltzales, según ha explicado, tendrían que esperar que se  conformara un nuevo Gobierno y que éste fuera "igual de sensible"  para las transferencias. "De aquí a las elecciones vamos a exigir que  se cumplan los compromisos acordados cuanto antes", ha reiterado.

Ortuzar espera que no se reproduzca en el Gobierno del Estado el  Ejecutivo andaluz. "Hay mucha gente que en esto confunde los deseos  con la realidad", ha señalado, para hablar de la existencia de "un  espejismo".

El presidente del EBB se resiste a creer que "esa derechona que  compite por ver quién se enfunda más en la bandera española y quién  grita más o parece más patriota, represente a la mayoría de la  sociedad". "Yo creo que hay una mayoría silenciosa que ojalá vaya a  votar a las urnas y que vote por las opciones razonables por las que  creen en el diálogo, por las que apuestan por el entendimiento, por  que se cumpla lo que entre todos hemos ido trabajando a lo largo de  estos años, en nuestro caso el Estatuto de Autonomía de Gernika, y  que los pueblos puedan decidir su futuro", ha añadido.

A su juicio, "la mayoría de la gente estará ahí", aunque  "probablemente no es la que más grita". "Lo que tenemos que conseguir  es que sea la que más vote", ha remarcado.

MOVILIZACION

Andoni Ortuzar ha dicho que "en esta especie de puja" entre la  derecha "por ver quién la suelta más grande y la hace más gorda,  efectivamente, el tema territorial es una de las obsesiones  preferidas de los tres y se van calentando los unos a los otros". "Lo  que ha sucedido en Andalucía tendría que servir de lección para todo  el mundo porque no ha ganado la derecha, ha perdido la izquierda", ha  destacado.

Por ello, espera que la gente no se quede en casa y vaya a votar,  "cada uno a sus opciones políticas, pero que quede de manifiesto la  fotografía de la sociedad, la real". "Que no sea que, por no ir,  ganen los otros", ha reiterado.

El dirigente jeltzale ha advertido de que, para que estos partidos  "populistas, autoritarios y manipuladores de nuevo cuño que están  saliendo florezcan y tengan un caldo de cultivo propicio, uno de los  requisitos fundamentales es la descomposición de los partidos  tradicionales y de las instituciones". "Y, si uno mira a las  instituciones del Estado español, están todas en crisis", ha  asegurado.

En cambio, ha afirmado que en Euskadi "las instituciones gozan de  buena salud, están fuertes, tienen un prestigio social, y los  partidos políticos, unos más que otros, pero también están bien  situados socialmente". "Esa es la diferencia fundamental hoy en día  entre Euskadi y España, y eso marca también una forma de ser  diferente", ha explicado.

En todo caso, ha dicho que, si "el veredicto" de la sociedad  española es dar la victoria a las derechas, le dará "mucha pena" y le  alejará "todavía más de la vida política española". "Pero tendremos  que asumirlo con paciencia democrática", ha añadido.

PP, CIUDADANOS Y VOX

A su juicio, el PP "está luchando por subsistir como idea y  organización política" porque, "por un lado, tiene el problemón  enorme de corrupción que no ha sabido atajar ni resolver, y por otro,  le han salido por ambos lados antagonistas que le están royendo el  espacio político".

Aunque ha recordado que "todo el mundo se fija en Vox", pero, para  él, "lo más paradigmático del cambio político español ha sido la  transmutación de Ciudadanos, que salió como un proyecto de centro  izquierda, progresista, liberal, abierto, de que era la nueva  política, etc".

"En apenas seis meses ha virado y es lo más carcundioso, lo más  derechoso y el partido que más utiliza de manera espuria los símbolos  tradicionales, más pegados a la españolidad cañí. Además, no le  importa pegarse a la extrema derecha, salir en la foto, coincidir con  ellos en las votaciones en Andalucía. Eso en Europa no pasa. En  Europa ningún partido de ese estilo se saca una foto con la extrema  derecha ni tiene el mínimo roce ni el más mínimo contacto", ha  concluido.