JUICIO aL ‘PROCÉS’ CATALÁN

El TS deja fuera a los observadores internacionales

Todo ciudadano que quiera convertirse en observador podrá hacerlo, dice la Sala, porque se televisará en directo

07.02.2020 | 22:39

Bilbao - El tribunal que juzgará el procés independentista de Catalunya en el Tribunal Supremo ha acordado dejar fuera de la sala de la vista a los observadores internacionales que habían sido solicitados por gran parte de las defensas de los exmandatarios encausados. Así se señala en el auto de admisión de prueba, de 145 páginas, fue notificado ayer por la Sala de siete magistrados que juzgarán este asunto a partir del próximo 12 de febrero.

Sobre los observadores, el tribunal rechaza esta posibilidad porque el juicio será televisado en directo y mediante streaming en la web del Poder Judicial, y añade que "la consecuencia inmediata es que todo ciudadano que quiera convertirse en observador nacional o internacional, del desarrollo del juicio podrá hacerlo", afirma la resolución.

Así, la Sala de lo Penal, presidida por el magistrado Manuel Marchena, sigue la línea marcada un día antes por el presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes. En una conversación informal con periodistas, Lesmes no aclaró si el tribunal tenía previsto reconocer el estatus de observadores que reivindican estas organizaciones, pero dejó claro que no considera necesario que nadie cumpla esta labor. "Harán falta observadores cuando exista una cierta opacidad", o "cuando haya determinadas dudas". "El desarrollo del proceso se hará a la vista de todo el mundo"; "todo el que quiera observarlo podrá hacerlo sin ningún tipo de limitación", decía,

Los nueve líderes independentistas ingresaron a media tarde en cárceles madrileñas. Iniciaron el viaje a las seis de la mañana, cuando los Mossos les llevaron de las cárceles catalanas en las que ingresaron en julio pasado hasta Brians 2, donde se reagruparon a las ocho de la mañana. Únicamente en la cárcel de Mas d'Enric, en El Catllar (Tarragona), hubo momentos de tensión cuando los Mossos sacaron de la carretera a un centenar de personas, lo que provocó heridas leves a un manifestante. Una vez en Brians 2, los nueve presos pudieron estar unos instantes junto al president Torra, que les transmitió un mensaje de fuerza y apoyo antes de partir en un autocar de la Guardia Civil a las prisiones de Alcalá Meco y Soto del Real. - DEIA