Cáncer oral

25.10.2021 | 11:18
Los profesionales de la salud bucodental pueden detectar signos precoces de cáncer oral.

¿Qué es el cáncer oral?


El término cáncer engloba un grupo numeroso de enfermedades que se producen, básicamente, porque células del cuerpo sufren modificaciones, empiezan a dividirse sin control y pueden diseminarse hacia otras partes del cuerpo.

La proliferación descontrolada de células puede formar masas, denominadas tumores o neoplasias, que en su crecimiento pueden destruir y sustituir a los tejidos normales.

Algunos tipos de cánceres no forman tumoraciones sólidas, como sucede típicamente en los de origen sanguíneo.

El tipo de cáncer más común en la boca se origina a partir de células de la capa más superficial de la mucosa que la recubre; el epitelio, y se le denomina carcinoma oral de células escamosas. No obstante, con menor frecuencia también puede originarse en otras estructuras como las glándulas salivares, los huesos maxilares y en otros tipos de tejidos.

¿Cómo es de frecuente?


El cáncer oral se sitúa entre los 10 cánceres más frecuentes, aunque su puesto en este ranking varía notablemente dependiendo del país o región de mundo.

En algunos países asiáticos puede suponer hasta una cuarta parte de todos los tumores, mientras que en Estados Unidos o Europa representa del 2 al 4%.

A nivel estatal, se detectan cerca de 7.000 nuevos casos cada año.

Mayoritariamente se diagnóstica en pacientes mayores de 50 años. No obstante, cada vez se diagnostican más casos en pacientes más jóvenes, probablemente asociado a la infección por algunos subtipos del virus del papiloma humano (VPH, o HPV por sus siglas en inglés).

Clásicamente ha sido una enfermedad más frecuente en hombres que en mujeres, aunque en los últimos años las diferencias se han reducido, posiblemente en relación con el aumento del consumo de tabaco entre las mujeres.

¿Por qué se produce?


El origen del cáncer oral es sólo parcialmente conocido.

Además de una base genética, existen una serie de factores de riesgo o agentes carcinógenos que favorecen la aparición de alteraciones en el material genético de las células.

El tabaco es el principal factor de riesgo asociado al desarrollo de lesiones premalignas y del cáncer oral.

Tal es así, que cerca de 8 de cada 10 pacientes con cáncer oral son fumadores de tabaco en sus diversas formas; cigarrillos, puros, pipas, etc.

Otro de los principales factores de riesgo es el consumo de alcohol. La combinación de ambos factores tiene un efecto 'sinérgico' o sumatorio, que resulta en un aumento de riesgo de hasta 13 veces respecto a los no bebedores y los no fumadores.

El masticar tabaco junto a otras sustancias carcinogénicas como el betel, es una causa muy común en Asia, y de hecho, explicaría la alta incidencia de cáncer oral en aquellos países donde se practica este tipo de hábitos.

La infección por algunos subtipos del virus del papiloma humano, como el HPV 16 también se han asociado a algunos tipos de cáncer oral y orofaríngeo.

La existencia de algún elemento que produzca roce continuado en la cavidad oral y una exposición solar excesiva (en el cáncer de labio) son otros factores importantes.

¿Cuáles son sus síntomas?


El cáncer puede pasar desapercibido durante sus estadios iniciales por lo que en ocasiones se encuentra avanzado cuando el paciente requiere cuidados.

Entre sus síntomas se puede incluir dolor, hinchazón, sangrado y dificultad al masticar, al tragar o al mover la lengua.

Puede presentarse de diferentes formas, siendo la más habitual una úlcera sin causa aparente que no se cura.

En otras ocasiones puede presentarse como una masa o abultamiento.

Estas lesiones no son necesariamente dolorosas; la ausencia de dolor no debe interpretarse como una carencia de importancia.

Algunos cánceres orales están precedidos de lesiones precancerosas tales como manchas rojas (eritroplasia) o blancas (leucoplasia) persistentes en la boca.

Las localizaciones más comunes son la lengua, el interior de las mejillas, el suelo de la boca, aunque puede aparecer en otras localizaciones como el paladar, la encía, el labio u otras.

¿Qué hacer en caso de sospecha?


Acudir a su centro de salud o a su dentista.

Los profesionales de la salud bucodental están en una posición privilegiada para detectar signos precoces del cáncer oral.

Los dentistas son profesionales con una gran capacitación para diagnosticar las lesiones premalignas y malignas de la cavidad oral.

Las revisiones periódicas y el diagnóstico precoz ayudan a salvar muchas vidas. Algunas condiciones orales benignas también pueden adquirir un aspecto similar a estas condiciones, por lo que en ocasiones se requieren pruebas para establecer un diagnóstico.

Entre ellas, la biopsia sigue siendo una herramienta fundamental para asegurar el diagnóstico y para estudiar las características de cada lesión.

¿Cómo se puede prevenir?

Evitando el tabaco y el alcohol, siguiendo una dieta equilibrada y saludable (con abundante fruta, verdura y productos frescos), llevando un estilo de vida activo o no sedentario, practicando sexo seguro y utilizando protección solar para los labios.

Otro aspecto fundamental es mantener una buena higiene bucal y realizar revisiones periódicas bucodentales.

¿Qué pronóstico tiene?


El cáncer oral tiene cura si se diagnostica en sus estadios iniciales. Desafortunadamente su pronóstico no es tan favorable en los estadios más avanzados, por lo que el diagnóstico precoz es de vital importancia para su pronóstico.

¿Cómo puede uno hacerse una exploración bucal?

Una autoexploración nunca puede sustituir las visitas periódicas a su dentista, pero es recomendable realizarlas de manera rutinaria cada 6 meses a partir de los 40 años.

Autoexplorarse la boca es simple, rápido y no requiere instrumentos particulares.

Una buena fuente de luz, un espejo, y el mango de una cuchara o tenedor son suficientes.

Básicamente consiste en observar con detalle todas las superficies de la boca, comenzando con los labios tanto en su parte externa como interna, siguiendo por la cara interna de las mejillas, las encías superiores e inferiores, el paladar, la orofaringe, la lengua en todas sus superficies y la zona por debajo de la lengua o suelo de la boca. 

CAMPAÑA DE PREVENCIÓN


La campaña de prevención del cáncer oral va dirigida, en un lenguaje sencillo, al público general.

Se sabe que entre el 70-75% de los casos de cáncer oral se diagnostican tarde, lo que complica el tratamiento y empeora el pronóstico. 
 

Por eso, conocer pautas básicas de autodiagnóstico, así como los signos de alarma, máxime en aquellos con factores de riesgo, es de vital importancia.

Por otra parte, también va dirigida a los dentistas, cirujanos orales y maxilofaciales, porque ellos son los que se encuentran en la primera línea del diagnóstico y del tratamiento.
 

Entre unos y otros, vigilando, acudiendo a consulta y actuando rápidamente, podemos combatir el cáncer oral y sus consecuencias. 
Más info:
 
Entre el 2 de noviembre y el 3 de diciembre, clínicas dentales de toda España realizarán revisiones dentales gratuitas a todo aquel que lo solicite.
 
No lo dejes para mañana: di sí a la vida, vigila el cáncer oral.
 
 www.canceroral.es
 
Campaña de Diagnóstico Precoz del Cáncer Oral. Consejo General de Dentistas
noticias de deia