Escapadas de fin de semana

Una mirada a Cantabria a través de siete de sus más bellos palacios

Del de La Magdalena al de los Condes de Isla-Fernández, pasando por el conocido de Comillas, los de la comarca del Besaya o los situados en los populares Valles Pasiegos

28.05.2021 | 00:59
Destaca la belleza del Palacio de la Magdalena, ubicado en Santander.

lOCALIDADES como Isla, Comillas, Villacarriedo, Pámanes, Las Fraguas y Carmona, además de Santander, acogen los palacios más representativos de Cantabria, un atractivo turístico para los amantes de la arquitectura, que disfrutarán de edificios centenarios "de cuento".

Aunque no estén todos, la ruta por siete palacios que propone Cantabria Infinita ofrece una panorámica realista del mapa de los palacios de la comunidad fronteriza con Bizkaia. El recorrido podría iniciarse en la costa oriental, en el Palacio de los Condes de Isla-Fernández, de estilo clasicista regional, ubicado en Isla. Del siglo XVII, incluye una gran biblioteca pero al no ser público no se puede visitar.

Siguiendo por la costa, en Santander se ubica el palacio de la Magdalena, plató de la serie Gran Hotel. Sito en la península homónima, se construyó, por sufragio popular, a principios del siglo XX, y es un edificio de trazado complejo, con dos entradas, esbelto, elegante y luminoso. Destacan su escalera principal, dependencias, salones y despachos, así como su colección de muebles, fotos y cuadros de la época en la que fue residencia de Alfonso XIII.

Por popularidad le sigue otro palacio costero, el de Comillas, construido a finales del XIX y que despunta por su fachada espectacular. Ofrece visitas guiadas todo el año y resulta destacable que parte de su mobiliario y del de la capilla y panteón anexos fueron diseñados por Antonio Gaudí.

DE INTERIOR

La ruta seguiría por los Valles Pasiegos, donde se pueden visitar dos palacios. El primero es el de Soñanes, en Villacarriedo, rodeado de naturaleza y del siglo XVIII. Reconvertido en hotel, representa la construcción barroca civil más suntuosa de Cantabria. El segundo es el Palacio de Elsedo, ubicado en Liérganes y construido en 1710. Sobrio y elegante, destacan su torre octogonal, su capilla y su museo de arte moderno.

Nos acercamos al final de la ruta, en Las Fraguas, con el Palacio de Los Hornillos. Representativo del estilo pintoresquista inglés de finales del XIX, fue también residencia real y plató del rodaje de Los otros. Como no puede visitarse su interior decimos agur al paseo en Carmona, en el Palacio Mier, de arquitectura barroca de la época de Los Austrias combinada con el diseño de las casonas montañesas.

Los paisajes menos conocidos de Euskadi que no debes dejar de visitar

noticias de deia