Furgoneta a hidrógeno

El e-Expert Hydrogen es la primera experiencia de Peugeot con la tecnología de pila de combustible

10.01.2022 | 11:21
El e-Expert Hydrogen promete 400 km sin emisiones.

A la certeza de que el futuro de la automoción es eléctrico se une la posibilidad de que ese porvenir contemple el hidrógeno como fuente de energía. Por eso, cada vez más fabricantes se afanan en desarrollar la tecnología de pila de combustible. Peugeot acaba de lanzar el e-Expert Hydrogen, su primera creación en recurrir a este método para generar la electricidad precisa para avanzar. El popular furgón cierra así el círculo motriz, al ofrecer versiones de combustión, a batería y ahora a hidrógeno.

A juicio de Linda Jackson, directora general de Peugeot, con este lanzamiento la firma "se sitúa a la cabeza de una futura tecnología de cero emisiones, especialmente significativa para el mercado de los vehículos comerciales ligeros", puesto que favorece "un uso diario intensivo sin necesidad de recarga, una ventaja decisiva para los profesionales que, en una sola jornada, tienen que recorrer varios cientos de kilómetros en autopista y entrar después a zonas urbanas en las que se encuentran con restricciones por emisiones".

Esta Expert ha sido desarrollada a partir de la variante eléctrica convencional, lanzada quince meses antes. Integra perfectamente los componentes de la nueva modalidad de impulsión. Uno es la pila de combustible, que produce la electricidad necesaria para la propulsión del vehículo gracias al hidrógeno almacenado en su depósito. El otro es una batería de alta tensión de iones de litio, con una capacidad de 10,5 kWh, que puede reabastecerse en la red eléctrica y que también alimenta al motor eléctrico durante determinadas fases de la conducción.

El e-Expert Hydrogen, que no emite CO2, carga en tres minutos el combustible necesario para recorrer 400 km. Se fabrica en dos longitudes, que brindan las mismas capacidades de carga de las demás versiones: hasta 6,1 m3 y 1.000 kg. Por su configuración, presenta un centro de gravedad bajo, lo que garantiza su estabilidad, seguridad y agilidad. Puede rodar a un máximo de 130 km/h. El nulo desarrollo de la red de suministro de hidrógeno dificulta su llegada al mercado español.

noticias de deia