Elsa Pataky athormentada

“Estoy harta de ir detrás de mi marido recogiéndole los martillos”

09.02.2020 | 01:42

bilbao - Espectacularmente bella, Elsa Lafuente Medianu se acerca caminando de espaldas pero con la cabeza de frente, como suele posar en los photo-call y las alfombras rojas. Lleva la melena rubia muy estirada y recogida en una graciosa cola de caballo. Se la ha estirado tanto que cada ceja le llega hasta la sien. "Pataky es el apellido de mi abuela materna. Es chulo y original. Además, Lafuente suena como a portero de fútbol y Medianu está bien, pero mido 1,61. Me hubieran sacado cantares. Hay gente muy mal intencionada por ahí deseando hacer chistes fáciles", explica la artista.

Vive en Australia con su marido, Thor (Chris Hemsworth). "Cuando pude, me mudé a Estados Unidos. Y ahora, que tengo tres criaturas pequeñas, me viene bien estar en el país de los canguros", relata con un sonrisa que muestra una dentadura cara como un Ferrari. "Lo pasé mal en la España de los años 80. Piensa que nací un 18 de julio y que mi padre se llama Francisco. Teníamos manifestaciones de la ORT en la puerta de casa en cada fiesta de cumpleaños. Y cuando mi padre entraba con el regalo gordo y todos gritaban "Francisco, Francisco", nos tiraban piedras. Fue una etapa horrible", evoca con tristeza.

Ha venido usted a Bilbao a promocionar su último largometraje 'Fat&Furious'.

-Es una peli de acción y compromiso social. Quiere alertar sobre los problemas que deben afrontar cada día en nuestras ciudades las personas con sobrepeso. El protagonista es Russell Crowe. Hace de un señor fondón que, harto de no caber en los asientos de los teatros, los aviones y los autobuses, pierde el control y decide vengarse presentándose en todos los cócteles de las autoridades y comiéndose y bebiéndose lo que no está en los escritos. Su objetivo es llevar al gobierno a la bancarrota. Russell interpreta a la perfección su personaje. Se ha sacrificadopara encarnar su papel, sobre todo para dar el peso. Adelgazó 15 kilos.

¿Y su rol?

-Soy la mala de la película. Una dietista obsesiva que persigue a Russell para que deje el azúcar, las bebidas carbonatadas, la casquería y la bollería industrial. Poseo superpoderes. Por ejemplo, me basta tocar a una persona para conocer su analítica completa de colesterol y ácido úrico.

Russell Crowe, ¿ha venido a Bilbao?

-Sí, pero se ha tenido que quedar en el hotel. Su representante no quería que anduviera por ahí en un coche de alquiler normal. Por cuestiones de seguridad. Russell es un actor superpopular y está expuesto a las efusiones de los fans o atentados de los mitómanos. La cosa es que han ido a buscarle en uno de esos coches nuevos de la Policía Municipal. Y no cabía. Lo han intentado con uno de la Ertzaina. Y tampoco.

La anécdota refuerza la temática de la película. ¿Qué tal le va con Thor?

-Chris es un cielo. Estuvimos este verano en Gipuzkoa en una boda. Y se lo pasó cañón menos cuando fuimos a una sidrería. Cada vez que la gente gritaba "txooootx", él entendía "Thooooor" y se levantaba a saludar, le daban sidra? Terminó como un mirlo.

Tras Olivier Martínez, Adrien Brody y Fonsi Nieto, ha encontrado usted la estabilidad.

-Olivier es muy guapote, pero un triste: todo el día cantando esas baladas en francés que acaban haciéndote llorar. Fonsi andaba siempre como una moto. Y a Adrien, cada vez que me besaba con pasión le faltaba un pelo para sacarme un ojo? ese tabique nasal... que pasé temporadas con moratones en el ombligo, no le digo más. Un sin vivir.

Chris Hemsworth?

-Un encanto. Como un niño grande. Le adoro. Lo único que le puedo achacar es que, cuando queda con sus amigotes para rodar esas pelis de los Vengadores, se trae el trabajo a casa y me lo pone todo perdido de martillos. Estoy harta de ir por detrás de él recogiéndole los martillos. Hombre, que me da vergüenza salir a la ventana del jardín y ponerme a gritar: ¡¡¡A veeeeeeer, recógeme los martillos del salón, que llegan los niños de la guarde y se pueden hacer una avería. No te lo digo más, Chriiiiis!!! Y él a lo mejor está tomándose una cervezota junto a la barbacoa con Lobezno, Ironman y Hulk. El más golfo es Ironman, menuda chispa que tiene.

¿Le recoge por fin los martillos el bueno de Thor?

-Hombreee. Ya sabe lo que hay. Mire, yo hablo español, francés, inglés, italiano y rumano. El primer grito se lo lanzo en inglés. El segundo en italiano. El tercero en español. Al rumano ya no se resiste nadie. Se le ponen los pelos de punta. Que he visto salir de casa a Hulk con el rabo entre las piernas tras un buen chorreo en rumano. Cuando me pongo, me pongo. Soy una mujer de carácter.

Y el francés, ¿qué efecto produce en Chris?

-No estoy aquí para hablar de mi vida sexual.

Molesta tras malinterpretar la pregunta, que era por el idioma, Pataky se aleja caminando de espaldas pero con el rostro de frente.