Casi cuatro años en emisión

Renovadas tramas y personajes en el salto de ‘Acacias 38’

La serie de TVE mostrará a sus habitantes diez años más tarde, en 1913

Llega una familia andaluza con su doncella de toda la vida, Arantxa, interpretada por Gurutze Beitia

08.02.2020 | 18:43
Los nuevos personajes y el salto temporal se producirán en marzo.Foto: TVE

bilbao - Tras casi cuatro años en emisión, Acacias 38, la ficción que producen RTVE y Boomerang TV, dará un salto temporal renovando su popular calle por la que los espectadores seguirán viendo algunas caras ya habituales en el vecindario y otras desconocidas, que traerán muchas novedades en las tramas al recién estrenado 1913.

El director de Cine y Ficción de TVE, Fernando López Puig, destacó que Acacias 38 "es una serie que habla de nosotros mismos y además es un gran melodrama". "Es una serie diaria en la que se trabaja con gran calidad, ritmo y sensibilidad y el resultado es magnífico. Para nosotros es un placer contar con una ficción como ésta en la parrilla", señaló. Josep Cister, productor ejecutivo de Boomerang TV, añadió que "un salto como el que va a dar Acacias supone recolocar todo el universo de la serie. Va a ser como empezar de cero, ha sido un gran reto técnico por el que hay que dar gracias a todo el equipo que ha hecho un trabajo increíble en todas sus áreas".

Será a partir del capítulo 961, cuya emisión está prevista el 1 de marzo, cuando Acacias 38 dará el salto en el tiempo y avanzará 10 años. En esta etapa se incorporan a la serie diez nuevos actores que interpretarán a los personajes llegados recientemente a Acacias. El espectador verá la evolución de algunos de los personajes más queridos, que convivirán con los nuevos vecinos, y que atraparán con las nuevas y potentes historias. Samuel Alday (Juan Gareda) vuelve al barrio y no lo hace solo ni soltero. Genoveva (Clara Garrido), una joven sensual le acompaña y se instalará en la casa familiar junto a Carmen, que vuelve al servicio de los Alday. Genoveva dejará a los hombres embobados con su glamour y alegría, mientras que las señoras no verán con buenos ojos su forma de comportarse ni su simpatía con los caballeros. Genoveva intenta integrarse para vivir feliz por primera vez en su vida.

Lucía está casada con Eduardo (Paco Mora), un hombre enfermo e infeliz que finge ser un perfecto marido pero que en la intimidad no trata bien ni a Lucía ni a su hijo Mateo (Adrián Hernández). Lucía vive una vida de amargura y Úrsula se ha convertido en el ama de llaves e institutriz del pequeño, como ya hizo años atrás con Cayetana. La rutina diaria se rompe con la llegada de Telmo, que regresa para demostrar su inocencia y recuperar a Lucía. Además, una familia andaluza ha adquirido la antigua vivienda de los Palacios. Es la familia Domínguez, que llega a la calle Acacias por todo lo alto. La mujer de la familia es la artista Bellita del Campo (María Gracia), que viene acompañada de su marido, el apuesto José Domínguez (Manuel Bandera) y su doncella de toda la vida, Arantxa (Gurutze Beitia). El matrimonio ha vuelto tras su gira por las américas para estar cerca de su hija Cinta (Aroa Rodríguez), interna en un colegio para convertirse en una auténtica señorita.

También la chocolatería La Deliciosa ha cambiado de manos y ha pasado a ser un restaurante, el Nuevo Siglo XX, regentado por la familia Pasamar, compuesta por Felicia (Susana Soleto) que, junto a sus hijos Emilio (José Pastor) y Camino (Aria Bedmar) se han ganado el cariño del barrio, integrándose con normalidad.