Histórico olvidado

Un bohemio imparable

12.09.2020 | 01:03
Un bohemio imparable

CUENTAN las crónicas que José María Murga luchó en la guerra de Crimea (1854-1855) junto a los aliados (Francia, Gran Bretaña y el imperio turco) y que allí coincidió con un soldado vasco que luchaba en el frente ruso y que Murga alcanzó, por aquellos días, el grado de comandante militar. Ingresó en el Colegio General Militar en 1843. En 1847 consiguió el grado de teniente de caballería, siendo ascendido a capitán en 1849 por su valor en el campo de batalla. Y cuentan también que este hijo de una acomodada familia vizcaina, políglota y bohemio imparable, abandonó la armada en 1863 y se fue a Marruecos, satisfaciendo así sus ganas de viajar. Haciéndose llamar Hach Mohamed el Bagdadi, viajó por todo el Magreb. Allí trabajó como mercader, cuentacuentos, peregrino y mendigo. Estos oficios le permitieron conocer la vida cotidiana de los magrebíes y sus mezquitas.

José María volvió al País Vasco en 1865 por el fallecimiento de su madre. Fue entonces cuando escribió el libro publicado en Bilbao en 1868 Recuerdos Marroquíes del Moro Vizcaíno. En esta obra, Murga recogió, más que sus impresiones, datos geográficos, históricos, etnográficos y económicos, todo un testimonio de aquella época y aquellos lugares. El libro describe la sociedad marroquí con un gran respeto, relatando anécdotas y comparaciones. Por ejemplo, el hecho de que los hombres europeos orinen de pie y las mujeres en cuclillas y los bereberes lo hagan al contrario.

Su extravagancia y exotismo le convirtieron en un personaje sin par en el Bilbao de la época hasta el punto de que fue nombrado diputado general de Bizkaia, entre 1870 y 1872. Un año más tarde realizó su segundo viaje a Marruecos, siendo su estancia muy corta, debido a la situación política que se vivía en el País Vasco durante la Segunda Guerra Carlista. La situación del momento era compleja y Murga tuvo que combatir las acciones de los carlistas creando la Guardia Foral, un cuerpo armado autónomo, a fin de hacer frente a las partidas carlistas. Luchó como voluntario liberal, defendiendo Bilbao de los carlistas.

Además de su carrera militar, Murga realizó numerosos viajes a París, Londres, Escocia, entre otros destinos. Viajar fue una de sus pasiones, en sintonía con el espíritu romántico de la Europa de mediados del XIX. Murga realizó varios viajes a Marruecos, unos viajes para los que se preparó en profundidad aprendiendo el idioma, costumbres y toda una serie de conocimientos básicos para poder desenvolverse solo. Falleció en Cádiz el 1 de diciembre de 1876, cuando se dirigía por tercera vez a Marruecos.

Protagonista: José María Murga, 'Moro vizcaino'.

Gesta: Nació en Bilbao el 20 de junio de 1827. Perteneciente a una familia noble vizcaina, cursó la carrera militar. Adquirió nociones de medicina y hablaba euskera, castellano, francés, latín, griego, inglés y árabe. Llegó a ser diputado general de Bizkaia entre 1870 y 1872.