estudio publicado en 'nature'

Descubren en Grecia el primer ser humano moderno conocido en Eurasia

09.02.2020 | 08:52
Los científicos de las universidades de Tubinga y Atenas identificaron un cráneo del sitio de Apidima, en el sur de Grecia, como el 'Homo sapiens' temprano y lo dataron hace aproximadamente 210.000 años.

Identifican un cráneo en Apidima como el 'Homo sapiens' temprano

MADRID. Después de análisis exhaustivos, los científicos de las  universidades de Tubinga y Atenas identificaron un cráneo del sitio  de Apidima, en el sur de Grecia, como el 'Homo sapiens' temprano y lo  dataron hace aproximadamente 210.000 años.

Esto lo convierte en el primer ser humano moderno conocido fuera  de Africa, dice el equipo internacional liderado por la profesora  Katerina Harvati del Centro Senckenberg para la Evolución Humana y el  Paleoambiente en la Universidad de Tübinga. El estudio fue publicado  en la revista 'Nature'.

El hallazgo de fósiles, Apidima 1, se origina en el sitio de  Apidima, en el sur de Grecia, y se encontró junto con otro fósil  humano, Apidima 2, durante una investigación realizada por el Museo  de Antropología de la Universidad de Atenas a fines de los años  setenta.

El equipo de investigación aplicó enfoques novedosos e  innovadores, incluidas reconstrucciones virtuales de las partes  dañadas de los cráneos. Llevó a cabo numerosas comparaciones con  diferentes fósiles humanos y usó un método de datación radiométrica  de alta precisión para determinar su edad.

"Apidima 2 tiene alrededor de 170.000 años. Podríamos decir que  era un neandertal", dice Katerina Harvati. "Sorprendentemente,  Apidima 1 es aún mayor, tiene aproximadamente 210.000 años, pero no  tiene características de neandertal". Más bien, el estudio reveló una  mezcla de características humanas modernas y arcaicas, que indican un  Homo sapiens temprano.

"Nuestros resultados sugieren que al menos dos grupos de personas  vivían en el Pleistoceno Medio en lo que hoy es el sur de Grecia: una  población temprana de 'Homo sapiens' y, más tarde, un grupo de  neandertales", dice Harvati. Esto apoya la hipótesis de que los  humanos modernos primitivos se dispersaron fuera de Africa, donde  evolucionaron, varias veces.

"El cráneo de Apidima 1 muestra una dispersión temprana ocurrida  antes de lo que pensábamos, y también llegó más lejos  geográficamente, a Europa misma", explicó. Apidima 1 es más de  150.000 años más antiguo que los ejemplares humanos más antiguos que  se conocen en Europa hasta ahora.

"Tenemos la hipótesis de que, como en el Cercano Oriente, la  población humana moderna representada por Apidima 1 probablemente fue  reemplazada por neandertales, cuya presencia en el sur de Grecia está  bien documentada, incluso por el cráneo de Apidima 2 del mismo  sitio", dice Harvati, esbozando lo que parece haber sucedido.

Pero los neandertales también tuvieron que abrirse camino. En el  Paleolítico tardío, hace unos 40.000 años, los humanos modernos  recién llegados se asentaron en la región, como en el resto de  Europa. Los neandertales se extinguieron en esta época. "Este  descubrimiento resalta la importancia del sudeste de Europa para la  evolución humana", concluye Harvati.

La cueva de Apidima fue excavada en los años 70 y 80 por el Museo  de Antropología de la Escuela de Medicina de la Universidad de  Atenas. El museo fue fundado en 1886 y es uno de los más antiguos de  su tipo en Europa.