Tribuna abierta

Hagámosle caso a Mafalda

28.11.2021 | 00:26

Otro libro del mayor interés es el de la académica alemana Saranda Frommold que trabajó durante más de cinco años en una investigación que arroja luz sobre un acuerdo internacional entre España y México. El libro se titula 'El exilio de ETA en México'

DENTRO de una semana todo será hablar de libros, aunque Leopoldo Zugaza les haya dicho a los actuales organizadores de la Feria de Durango que el libro ha sido deglutido por lo audiovisual y que se impone organizar dos ferias, la del libro y la de ese otro mundo que lo llena todo. No le han hecho caso, sin tener en cuenta que fue el creador de la Feria. Y es que el libro vive en agonía a pesar de que Mafalda nos decía: "Lo peligroso de vivir sin leer es que te obligan a creer en lo que te dicen".

Cierre de librerías, escaso interés por la lectura, redes sociales y móviles atentando contra una población mayoritariamente ágrafa y mayoritariamente escritora de Twitter. Feo panorama. De ahí que en 1982, cuando se creó EITB teníamos tres prioridades. La recuperación del euskera, unos informativos de calidad, neutrales sí, pero beligerantes contra la violencia y recuperar el tiempo que nos había hecho perder la dictadura y cuya historia nos era desconocida. Todo fue bien hasta que en 1990, A3 comenzó a emitir como televisión y EITB rompió parte de su línea institucional y comenzó a competir con los medios privados, siendo un Ente público (171 millones) y debiéndose medir su rentabilidad como servicio social, no en ser los primeros del rating que se convirtió en una terrible obsesión. Ahora lo es el deporte y en ese espacio lo llena todo el fútbol convertido en el "opio del pueblo" como decía el semiólogo Umberto Eco. Hoy en día la información deportiva a veces ocupa la mitad de los informativos, descuidándose el hecho noticioso del país. Lo deportivo debe tener su tratamiento y sus programas específicos, no la inmersión actual. La despedida de Aimar Olaizola, con todo merecimiento, tuvo minutos y minutos mientras el fallecimiento de un servidor público de Iparralde de la extraordinaria trayectoria de Ramuntxo Kamblong, no tuvo ni un segundo. Parecería que el servicio vocacional no interesa y si la competencia y el espectáculo. Esa no fue la filosofía con la que nació EITB.

Pero ante proximidad de la Feria vayamos a los libros en tiempos de efervescencia editorial sistemáticamente invisibilizada. Pongo el ejemplo de lo vivido en menos de un mes. Hay mucho más, pero es lo que cabe en este espacio.

Me llamó la atención que el libro sobre Castelao, Galeuzka y las relaciones políticas de vascos, gallegos y catalanes del profesor Xosé Estevez, presentado por la Sociedad Bascongada de Amigos del País en el Museo San Telmo y en la Fundación Sabino Arana no le interesara al ente público lo más mínimo y eso que había venido expresamente desde Rianxo el alcalde del pueblo natal de Castelao. No interesó.

Eugenio Ibarzabal ha escrito un libro que es fundamental para entendernos en la actualidad. Los Sota. No se comprende Euzkadi, el PNV, la represión franquista y aquella flota de barcos, minas y astilleros sin conocer la historia de esta saga tan importante. Se presentó en Ibaigane, el palacete de D. Ramón de la Sota y Llano incautado por los militares en 1937 para Gobierno militar y en la actualidad sede del Athletic. Fue un momento periodístico único en un lugar también único. Tenía la fuerza de la venganza de la historia. Se presentó asimismo en Getxo y en Iruña, Una breve entrevista en ETB1 fue todo, cuando quizás, hubiera merecido un programa especial.

Por invitación de su bisnieto estuve el miércoles 3 de noviembre en la sede de Euskaltzaindia en la presentación no de uno, sino de tres libros dedicados al sabio Bonifacio Echegaray. En busca de Vasconia, Estudios de Derecho Privado Vasco, Poemas y Cuentos. Tanto el presidente de Euskaltzandia, Andres Urrutia, como Seve Calleja, como su bisnieto Lázaro tuvieron unas excelentes intervenciones, de las de volver a escuchar, sobre este gran intelectual vasco del siglo XX. ETB no le dedicó ni un segundo a un acto de esta envergadura.

Ese día aparecía en DEIA un reportaje de Iban Gorriti sobre un británico que vive en Estados Unidos y que además fue noticia en la prensa neoyorquina. La razón es su libro The Urkiola Boy. And Adventure in Basque Time, El chico de Urkiola. Las aventuras de un gudari vasco. El libro acaba de ganar un importante premio editorial, el New York City Big Book Award. Ni una sola mención en ETB. La víspera, este periódico se había hecho eco de la sexta novela de la santurtziarra Iria Blake, Breathe Me. Eres mi refugio. Nada en ETB. Quien sí tuvo un gran espacio en ETB fue Joseba Sarrionandia, el martes 2 con una interesante entrevista en relación con su nuevo trabajo para la colección infantil Kukul. ¿Algo inconveniente?. Todo lo contrario. Lo llamativo es el contraste. ¿Por qué unos si y otros no?. ¿Cuál es el criterio?. También tuvieron su gran y merecido espacio Borja Semper y Eduardo Madina. "Todos los futuros perdidos" editado al calor del décimo aniversario de la desaparición de una organización terrorista que tanto les había marcado.

Un libro que parece interesante es el escrito por quien fuera Ararteko, Iñigo Lamarka. Ha dado el salto a la novela ficción con "La Suerte de Regi", una historia coral sobre la homofobia y el sometimiento político en la Euskadi de los últimos 45 años. En otro registro. Un regalo para Hitler es el interesante trabajo de los historiadores Xabier de Irujo y Alberto Irigoyen. Es una novela histórica que explica hasta qué punto la herencia de los padres puede marcar la vida de los hijos. Una historia de cómo siguiendo las órdenes de Franco, la Legión Cóndor y unidades de la aviación italiana bombardean Gernika. No hubiera estado nada mal que nos hubieran dado cuenta en ETB de estos dos interesantes libros así como el de Aran-tza Amezaga Cartas desde la libertad donde cuenta la peripecia de 90 vascos en aquel barco fantasma, El Alsina, en el que viajaban desde el expresidente republicano Alcalá Zamora, el consejero Monzón, el euskerólogo Amezaga y el ponente del estatuto de Estella Francisco Basterretxea. Sí lo hicieron con un libro original de Isabel Mellén titulado Tierra de Damas. Las mujeres que construyeron el románico en el País Vasco, un exhaustivo trabajo de esta filósofa e historiadora del arte que dibuja un "patriarcado más laxo" que el actual. Es una parte importantísima de nuestra historia que no ha sido contada nunca, porque solo se ha hablado de lo que hacían los hombres. No lo hizo con el fruto de ocho años de trabajo buscando las Canteras Moleras de Orozko, que así se llama el libro de Javier Castro y de Iñaki García Uribe. Acaban de editarlo con buenas fotografías y el resultado de una investigación singular como detectives del Gorbea, al estilo de indiana Jones y en conexión con la universidad de Grenoble. Un total de 200 piedras moleras, siendo los terceros del mundo en lograr catalogar algo tan importante del pasado. ¡Que buen reportaje se podía haber hecho!. Un libro que merecería un buen debate histórico en ETB debería ser el escrito por Edorta Jiménez que lleva años investigando la vida de Nikole Atxikallende, quien fuera viuda de Sabino Arana. Durante su confinamiento ha escrito este libro en euskera, Nikole, sobre una mujer tan denostada como su marido. Un trabajo muy respetuoso y riguroso que pone las cosas en su sitio y aclara muchos de los infundios que se siguen lanzando sobre este matrimonio. Edorta la recupera del olvido y de la mentira.

Otro libro del mayor interés es el de la académica alemana Saranda Frommold que trabajó durante más de cinco años en una investigación que arroja luz sobre un acuerdo internacional entre España y México. El libro se titula El exilio de ETA en México donde se reconstruye por primera vez de manera sistemática una parte desconocida de la historia reciente. No ha sido noticia. Tampoco un trabajo que se lee en un pis pas y se trata del libro de Juan Beistegi, comandante del batallón Loiola. Es un libro magnífico que se lee de una sentada y nos ilustra la historia de la pistola construida en Eibar que mató al rey Alejandro de Yugoslavia, hasta la forma como vivían los gudaris en el frente. Magnífico. Se presentó en Azpeitia y en Eibar. Solo se enteraron los que fueron a una presentación organizada por la Fundación Sabino Arana que había notificado a EITB el bombazo de un libro único. Lleva ya dos ediciones.

Me quedan varios libros más en el tintero. El último y reseñable la biografía de Javier de Landaburu de Leyre Arrieta. Todo un puntazo. El de Roberto Otxandio Cuando lo que nos falta es el tiempo, el de Mario Amorós No Pasarán sobre la Pasionaria, y el de Imanol Lizarralde y Joxan Rekondo Resistencia vasca ante las violencias recientes. Un trabajo fundamental.

Lo reseñado es una pequeña muestra de la obligada necesidad de informar sobre historias vascas del mayor interés que deberían ser noticia en los informativos así como contar con un programa especial para libros en prime time si creemos que EITB es un servicio público. Se echa en falta. Mafalda lo habría hecho.* Parlamentario de EAJ-PNV 1985-2015

noticias de deia