ENCUENTRO DEIA:EL AGUA EN BIZKAIA

La tecnificación, el futuro del sector del agua en Bizkaia

El capítulo inversor ha marcado el panorama del agua en el territorio vizcaino durante las últimas décadas. Ahora es el momento de incidir en la implantación de nuevos métodos y de ponerse en manos de la tecnología

09.02.2020 | 04:53
Los cuatro expertos pusieron sobre la mesa cuál es el panorama actual del agua en el territorio vizcaino. Fotos: Jose Sampedro

El capítulo inversor ha marcado el panorama del agua en el territorio vizcaino durante las últimas décadas.

EL Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia lleva desde 1967 haciéndose cargo de la gestión de los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento de la red primaria de Bizkaia. Actualmente, está integrado por 80 municipios con una población de más de un millón de habitantes, lo que representa el 91,26% de Bizkaia y el 48,20% dentro de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Bajo este prisma, el gerente del Consorcio, Pedro Barreiro, ha encabezado el Encuentro DEIA: El Agua en Bizkaia, celebrado recientemente con diferentes representantes del sector hidráulico con el fin de esclarecer entre todos cuál es el panorama actual del agua en el territorio.

El máximo representante del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia estuvo acompañado por Joseba Arrieta, director de Producción de Gaimaz; Jorge Gómez, director general de Tecman; y Santiago Ansareo, director general de AEB S.L. y Asaser S.A.

El primer tema que Barreiro puso sobre la mesa tiene que ver con el capítulo inversor, a su juicio, uno de los pilares en los que se apoya gran parte de las mejoras hidráulicas de Bizkaia de las últimas décadas.

Con un plan de inversión de 250 millones de euros cada cuatro años, el Consorcio de Aguas hace frente a los retos que se presentan para garantizar el abastecimiento de agua en calidad y cantidad, así como para mejorar el estado ecológico de las masas de agua, reduciendo la contaminación vertida a éstas, y otras muchas obras complementarias para la ampliación y optimización de instalaciones y procesos.

Si bien son muchas las cuestiones que afectan al mundo del agua, Barreiro expuso como una de las más importantes y que, a su juicio, va a condicionar su futuro, el tema de la tecnificación. Al igual que el resto de sectores, "el mundo del agua se está tecnificando, lo que está llevando a que se estén desarrollando bastantes startups en este campo".

La implantación de la tecnificación va a suponer cambios a todos los niveles, desde la gestión hasta la uniformidad de tarifas de cara al futuro.

Para el gerente del Consorcio, la tecnificación también va a implicar cambios en el marco legislativo, y así se prevé en la Nueva Directiva de Aguas Potables, que se aprobará de aquí a un par de años; en la Nueva Directiva de Aguas Residuales, que se aprobará antes de cinco años; y en la Nueva Directiva Marco del Agua, que previsiblemente también se aprobará en la próxima década.

Barreiro recala que el nuevo panorama va a afectar además a la hora de establecer las tarifas, "que lo harán no solo cubriendo los costes operativos sino también las necesidades de mantenimiento y renovación de las instalaciones ya existentes, así como de las nuevas que se vayan a ir construyendo en el ámbito territorial".

Otro aspecto que pone sobre la mesa la cabeza visible del Consorcio de Aguas, a nivel europeo principalmente, ya que en Bizkaia no se da, es que la mayoría de las oportunidades relacionadas con el agua en el sector privado van estar relacionadas con construir, poseer y operar activos para los tratamientos tanto de aguas potables como residuales, en lugar de servicios directamente relacionados con el usuario final.

Barreiro lo expone afirmando que, "el tipo de concesiones que hemos vivido históricamente en las que determinadas empresas privadas eran las que servían al usuario final es un modelo que tiende a disminuir en Europa y probablemente en el futuro. El sector privado debe pensar en aquello que provenga de la propia tecnificación de los servicios con el fin de mejorar las infraestructuras y sus conocimientos técnicos".

En Bizkaia son los consorcios quienes se encargan de dar servicio al usuario a través de los propios ayuntamientos y en su opinión, "es el modelo que mayor desarrollo va a tener de cara al futuro".

La cara visible del Consorcio insiste en la importancia de la tecnificación y afirma contundente que, quien no se tecnifique, va a estar condenado a dar un servicio de agua muy deficiente o a tener unas tarifas absolutamente imposibles de sostener. "La tecnificación va a permitir disminuir costos o, incluso, disminuir el propio valor de las inversiones".

El estado del agua en Bizkaia ha sido otro tema a debate. Bizkaia se caracteriza por tener un agua de muy buena calidad, un hecho que se pone de manifiesto en los continuos análisis que se realizan y en las catas que se efectúan en los propios grifos. Barreiro añade que se trata de un agua baja en cal, "lo que a su vez representa poca agresividad para los electrodomésticos".vInfraestructuras hidráulicas El poder llegar a abastecer agua al 91,26% de la población de Bizkaia ha requerido la puesta en marcha de una serie de obras de infraestructura de gran calado por parte del Consorcio de Aguas.

Actualmente se están ejecutando decenas de obras. La más importante en estos momentos es la construcción de un gran tanque de tormentas en la zona de Galindo junto a Barakaldo que cuenta con un presupuesto de más de 60 millones de euros de inversión y un periodo de construcción de alrededor de 5 años. En lo que respecta al área de abastecimiento, se está actuando en la zona de Uribe-Kosta y Mungialdea para la mejora de la red y ejecutando en Enkarterri una gran obra de abastecimiento que en diferentes fases permitirá ir llegando desde la Margen Izquierda del Bilbao Metropolitano hasta el municipio de Zalla para tratar de unir por un nuevo conducto tanto las aguas provenientes del Zadorra como las aguas de Ordunte.

Con miras a un futuro inmediato, las obras previstas son las del canal de Ordunte y la construcción de algunos colectores. En estos momentos se está haciendo también el proceso de ampliación y modernización de la EDAR de Muskiz.

Todas estas obras y otras nuevas aparecen reflejadas en el nuevo plan de inversiones aprobado a principios del mes de abril por valor de 250 millones de euros y que viene a reflejar las necesidades existentes para el futuro del agua en Bizkaia.

Para poder hacerlas frente, el Consorcio de Aguas se apoya en empresas privadas locales como Gaimaz, Tecman y Ansareo, tres ejemplos de industrias vizcainas que ofrecen diferentes servicios al Consorcio en materia de ejecución de infraestructuras, mantenimiento y servicios.

Desde la perspectiva que le otorga su cargo de director de Producción en Gaimaz, Joseba Arrieta asegura tener una visión muy completa del panorama actual, al ejecutar infraestructuras hidráulicas pertenecientes tanto al Consorcio de Aguas como a municipios no consorciados.

Entre las obras que tienen entre manos, en el capítulo de abastecimiento, Arrieta señala la que están ejecutando en la comarca de Lea-Artibai y que tiene como finalidad crear los conductos para llevar agua de una captación subterránea a una Estación de Tratamiento de Aguas Potables (ETAP). El objetivo es aprovechar las aguas subterráneas que existen para abastecer a las poblaciones de Lea Artibai en situaciones de estiaje.

En el apartado de saneamiento, la empresa Gaimaz también se encuentra inmersa en otros proyectos promovidos por el Consorcio de Aguas y cita la reciente acometida de las obras de ejecución para la construcción de una depuradora de aguas residuales, el EDAR de Sopuerta.

Arrieta apunta que hoy en día están ejecutando muchas más obras de saneamiento que de abastecimiento, lo que da a entender que las redes de saneamiento están prácticamente completas en Bizkaia, aunque añade que "todavía hoy nos encontramos con conducciones obsoletas que hay que renovar".

Por su parte, la actividad de Tecman, otra de las empresas representadas en el Encuentro DEIA, está orientada al mantenimiento de las instalaciones mecánicas. Jorge Gómez, director general de la empresa, aprovecha para resaltar el gran esfuerzo que está desarrollando últimamente el Consorcio de Aguas en el apartado de saneamiento.

Su especialidad en instalaciones mecánicas le lleva a tener un papel importante en el mantenimiento de las mismas, y a tener muy en cuenta el futuro que se dibuja, basado en la ya mencionada tecnificación.

Tomando como referencia las grandes inversiones realizadas por el Consorcio de Aguas, Gómez añade que hay que conseguir el máximo rendimiento y la máxima optimización de las instalaciones y en ello se afina Tecman, ofreciendo el mantenimiento de las mismas para que el proceso resulte los más competitivo posible. Entre las misiones de la empresa se encuentra la de diseñar los equipos, su montaje y la gestión de su funcionamiento a través de un software.

Gómez no deja pasar por alto la suerte que tenemos en Bizkaia de contar con el Consorcio de Aguas, "todo un ejemplo de como hacer las cosas bien, con una capacidad inversora que permite llevar a cabo las mejoras que requiere la red de abastecimiento y saneamiento de gran parte de Bizkaia".

En todo este proceso resulta sumamente importante el control y el mantenimiento de las instalaciones mecánicas, algo de lo que saben mucho en Tecman.

La tercera de las empresas locales presentes en la cita con DEIA sabe mucho también de los procesos de mantenimiento de los equipos del Consorcio de Aguas.

El director general de AEB S.L. y Asaser S.A., Santiago Ansareo, destaca que "nuestra función es mantener las tuberías en perfecto estado una vez que están montadas, es decir, en darles durabilidad y saber donde nos pueden dar problemas a futuro para buscarles solución".

Está de acuerdo con el resto de participantes en que todas las empresas que ofrecemos servicio y mantenimiento en el sector hidráulico nos tenemos que tecnificar, adaptarnos a las nuevas leyes y también al ciudadano".

Sobre esta última referencia, Ansareo explica que en ocasiones es el ciudadano quien reclama menos obras, menos excavaciones, menos ruidos, menos contaminación..., algo que también puede llegar de la tecnificación.

Continuando con el apartado de las infraestructuras, los materiales son una pieza clave en el proceso. En este sentido, Arrieta diferencia entre unas obras y otras y puntualiza que, "no son los mismos materiales que se utilizan en las obras promovidas por el Consorcio y que en las de otros municipios".

Bajo su experiencia, el director de Producción de Gaimaz se muestra defensor de utilizar materiales de primera calidad, alargando de esta forma la vida útil de las instalaciones. Arrieta añade que todavía hay mucho que hacer en cuanto a la sustitución de tuberías y renovación de las redes antiguas.

En el caso de obras de abastecimiento promovidas por el Consorcio de Aguas, el representante de Gaimaz señala al uso de tuberías de fundición y de acero, relegando el plástico a diámetros más pequeños. Para las obras de saneamiento, las tuberías de hormigón armado y de fundición.

El Medio Ambiente es uno de los que aspectos que más ha venido a condicionar el desarrollo de las infraestructuras hidráulicas. Desde Gaimaz destacan que nada tiene que ver la normativa a la hora de ejecutar una obra ahora con la de hace unos 20 o 30 años. "Ahora existen una serie de limitaciones que tenemos que cumplir". Arrieta apunta como ejemplo algunos de los planes de AviFauna sobre la protección de determinadas especies que limitan el desarrollo de obras hidráulicas en determinadas épocas del año.

Camino por recorrer Sobre el panorama actual que se perfila en Bizkaia, Barreiro añade que si bien se han hecho muchas cosas en materia de abastecimiento y saneamiento, todavía hay mucho camino que recorrer y mucha inversión que realizar. A su juicio, el apartado de saneamiento sigue requiriendo de un mayor esfuerzo inversor y en el campo del abastecimiento también quedan bastantes cosas por realizar.

"Estas necesidades implica que durante los próximos 10/15 años desde el Consorcio de Aguas vamos a seguir con los planes inversores similares a los actuales", puntualiza.

En estos momentos el Consorcio de Aguas invierte del orden de aproximadamente 65 euros por habitante y año en nuevas infraestructuras, una cifra que en boca de Barreiro, "nos sitúa en el primer puesto del Estado español en cuanto a la inversión percápita".

Pero aún así, los estudios de EurEau (organización a nivel europeo) establece que la cantidad que se debe destinar para inversiones de reposición de redes en el mundo del agua está entre los 80 y los 100 euros por habitante. "Este dato indica que todavía nos queda un amplísimo camino por recorrer".

Bien es cierto que las nuevas tecnologías están permitiendo hacer cosas hasta hace años impensables. Por ejemplo en el apartado de control de los depósitos y de las instalaciones se ha abierto todo un horizonte de la mano de la obtención de datos por vía remota.

Este adelanto tecnológico está dando la posibilidad de llegar a interactuar con las instalaciones o de controlar todas las lecturas e. incluso. de trasladar la información al usuario final en tiempo real. Estos adelantos requieren a su vez inversión y personal formado y preparado para poderlo trabajar con ello.

Otro de los cambios que divisa Barreiro es en cuanto al ámbito del Marco del Agua Potable, que va a ser más exigente de cara al futuro en relación a parámetros y calidad de agua, lo que implica mejoras en las plantas de potabilización en el ámbito del saneamiento.

Según añade el gerente del Consorcio de Aguas, en este momento están apareciendo cientos de nuevos contaminantes emergentes en las aguas que requiere que la tecnología las detecte (aceites, drogas, microplásticos...) para poder posteriormente tratarlos. "Aquí nos encontramos con otro reto, ya que las plantas depuradoras no están preparadas para detectar esos nuevos componentes por lo que habrá que invertir en otras nuevas". "Se trata de componentes que generamos los propios ciudadanos", afirma Barreiro.

La actual normativa medioambiental exige seguir una serie de criterios que afectan a la hora de llevar a cabo infraestructuras hidráulicas. Joseba Arrieta corrobora que esta realidad la viven en Gaimaz, "ya que para respetar las normas medioambientales, hay periodos de tiempo concretos que no podemos desarrollar trabajos para no perjudicar a unas especies concretas".

"En el terreno medioambiental la sensibilidad de la sociedad ha cambiado enormemente en unos pocos años. Cualquier obra que saca el Consorcio de Aguas adelante cuida en exceso no dañar el Medio Ambiente", puntualiza Arrieta.

En lo que afecta al apartado de mantenimiento de las instalaciones hidráulicas, el director de Tecman pone el acento en el adelanto que han supuesto el uso de las nuevas tecnologías. Gómez añade que han sido muchos los cambios que se han dado en beneficio del Medio Ambiente y se remonta a lo que ocurría hasta hace no muchos años en la Depuradora de Galindo durante el proceso derivado del material orgánico y la producción de lodos. "Antes a estos lodos se les quitaba una parte de humedad e iban a vertederos tal cual". Desde hace años y gracias al Consorcio de Aguas, al implantar en ese proceso una línea de secado de hornos para los lodos, se ha conseguido minimizar enormemente los efectos en el Medio Ambiente.

Pero además, puntualiza el representante de Tecman, con el paso de los años la tecnología ha permitido avanzar mucho en los procesos ya desarrollados. "Así lo pudimos ver durante la inauguración del tercer horno. Al disponer de una tecnología mucho más avanzada que el primero su capacidad de eficacia es mucho mayor". Gómez añade que, "con este ejemplo quiero poner sobre la mesa el peso de la tecnología es todos los procesos que llevamos a cabo desde Tecman, lo que requiera a su vez una formación continua y actualizada de nuestros profesionales".

Llegado a este punto del encuentro, Barreiro saca a la luz el concepto Agua 4.0 como el máximo exponente de lo que está provocando la llegada de las nuevas tecnologías en la gestión del agua.

En el ámbito de los servicios, el director general de Ansareo no se queda atrás y destaca los avances tecnológicos que se están dado en estos momentos. Desde su percepción, en el campo que él conoce están siendo numerosos, sobre todo en cuanto a la limpieza de las redes de saneamiento y la reducción del el consumo de agua potable.

Ansareo subraya que son muchas las acciones que desde su empresa se han puesto en marcha para minimizar los efectos contra el Medio Ambiente y enumera algunos de ellos. Camiones que utilizan agua de la red de saneamiento para evitar consumir agua potable; camiones eléctricos cargados gracias a baterías para que la contaminación sea 0; sistemas de manga; y, contaminación acústica cero, entre otros.

La formación de personal encargado de realizar estas tareas es otro de los aspectos que Santiago expone como prioritarios para establecer las directrices sobre las que hay que seguir trabajando. El control exhaustivo de la situación a través de los datos es otro, permitiendo detectar fallos, averías e, incluso, vertidos en tiempo real desde las estaciones de control.

Los cuatro ponentes inciden en que saber interpretar los datos y actuar en consonancia requiere de personal cualificado, en ocasiones de programador informático, electromecánicos, etc...

EMPRESA LOCAL El peso de la empresa local a la hora de dar solución a las necesidades de ejecución de obras de infraestructura, mantenimiento y servicio que requiere el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia ha sido sin duda otro de los temas a debatir en el Encuentro DEIA.

Para Joseba Arrieta no hace falta más que ver la representación a este encuentro para darse cuenta que Bizkaia cuenta con un entramado empresarial local capaz de hacer frente a las necesidades del ente público. "Las empresas locales tenemos mucho más protagonismo que en épocas pasadas en los procesos relacionados con la gestión del agua en Bizkaia", subraya Arrieta.

Por su parte, Barreiro avala la suerte de contar con empresas vizcainas que puedan dar servicio al Consorcio de Aguas y dar continuidad a los proyectos que se están ejecutando en la actualidad. A su juicio, "es necesario en estos momentos que existan empresas como las que hoy están presentes en el Encuentro DEIA, con los conocimientos suficientes para poder afrontar el futuro que nos viene y no tener que estar en manos de grandes multinacionales".