Precom construye las primeras viviendas de madera vpo pasivas en Euskal Herria

La ingeniería vizcaina lleva 15 años desarrollando proyectos en este material, basándose en las ventajas que aporta para el confort, el medio ambiente e incluso la salud

09.02.2020 | 15:59

La ingeniería vizcaina lleva 15 años desarrollando proyectos en este material

lA ingeniería Precom está inmersa actualmente en la construcción de las primeras viviendas de Euskal Herria Passivhaus de protección oficial y edificadas en madera CLT en la localidad navarra de Leitza, en el valle de Leizaran. Una iniciativa "valiente y de futuro" de Papinda, promotora de este proyecto pionero en Euskal Herria, con Ignacio Soler a la cabeza, y que cuenta con el asesoramiento de Xosé Otero Pombo, según avanzan desde la dirección de la empresa vizcaina.

Leitza es "un lugar perfecto y exigente para poder testar y comprobar de primera mano los beneficios de este tipo de construcción, donde se consigue reducir hasta en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración", explica Fernando Larraza, director de Precom.

Según sus palabras, en estas viviendas, "la poca energía suplementaria que requieren se puede conseguir con facilidad a partir de energías renovables, convirtiéndose en una construcción con un coste energético muy bajo para el propietario y el planeta.

En cuanto al estándar Passivhaus, se basa en una forma de edificar orientada a reducir al máximo la energía necesaria para la climatización del inmueble, una exigencia que será de obligado cumplimiento por parte del Estado a partir de 2019 en los edificios públicos.

Trayectoria Precom lleva cerca de 15 años desarrollando proyectos en madera, creyendo en la innovación y en la industrialización de un material, la madera, tan antiguo como la vida misma. Hoy en día, con la tecnología y los conocimientos actuales, pasa a ser un producto "con excelente comportamiento, durabilidad y beneficios para la salud", resalta Larraza.

La madera es un material de los llamados "inteligentes", ya que puede modificar significativamente y de manera controlada su comportamiento por un estímulo externo (tensión mecánica, temperatura, humedad, campos eléctricos o magnéticos) de manera reversible.

Ello significa que la madera es capaz de regular la humedad ambiental, hacer respirar la vivienda, reducir las radiaciones electromagnéticas y ser un gran aislante, tanto en invierno como en verano. Todas estas bondades se traducen, por un lado, en un gran confort interior, tanto en invierno como en verano. Al disponer de mayor aislamiento que una vivienda convencional, también las hace más silenciosas, aún en zonas de mucho ruido ambiente. El objetivo de las casas pasivas es obtener un buen confort interior, al mismo tiempo que se tiene un consumo muy bajo de energía, tanto para calefacción como para refrigeración.

Por otra parte, el grado de humedad en el interior de la vivienda es muy estable, mejorando por mucho, enfermedades del aparato respiratorio como asma, alergias, etc.

Además, la madera ofrece beneficios fisiológicos. La sensación de calor natural y la calidez que provoca en las personas tiene el efecto de disminuir la presión arterial y el ritmo cardíaco, reduciendo el estrés y la ansiedad. "Estos beneficios son particularmente importantes en entornos donde es difícil incorporar la naturaleza en interiores, como hospitales y residencias de mayores con estrictas pautas de salud y seguridad. En estos casos, el poder utilizar un material noble y natural como la madera, aporta a los habitantes de estos edificios la sensación de estar en un entorno natural con los beneficios que ello conlleva", subraya el director de Precom.

Estas construcciones también aportan beneficios para la salud, ya que como el aire es filtrado no entra polvo ni polen y se reducen los molestos efectos del aire viciado, reduciéndose notablemente las alergias.

Asimismo, construir con madera certificada contribuye a la ecología y a la lucha contra el cambio climático, lo que resalta su carácter sostenible.

Por último, destaca la velocidad de ejecución y precisión en tiempos y coste social. "Somos capaces de predecir el comportamiento de la casa, su gasto energético, el coste real de la construcción y llevarlo a cabo en un tiempo mínimo, ganando en plazos a cualquier otro modo de construcción tradicional", detalla Larraza.

Hito reciente Recientemente, Precom ha terminado de montar un edificio-residencia geriátrica de madera CLT y en altura en el centro de Barcelona, en un tiempo récord para la constructora de Santiago de Compostela Obradoiro de Xestion Inmobiliaria (oxi@oxi.gal), con el premiado constructor Xosé Otero Pombo como asesor principal. Se trata de la primera residencia de mayores en madera CLT en el Estado. "Es un edificio de madera con 4+2 plantas primero de su categoría a nivel nacional y que proporcionará para los mayores que lo ocupen, unas condiciones de confort muy superiores a las de los edificios a los que estábamos acostumbrados", apuntan desde Precom.