El Puerto de Bilbao cambia la tendencia y recupera mercancías

El tráfico crece un 2,3% hasta noviembre y deja atrás los números rojos del primer semestre

23.12.2021 | 01:06
Contenedores en el Puerto de Bilbao.

El Puerto de Bilbao vuelve a números positivos en esta segunda mitad de 2021, aunque la recuperación en el tráfico de mercancías sigue manejándose en valores todavía muy cortos. Según datos de la Autoridad Portuaria, el volumen de mercancías crece hasta noviembre algo más del 2% respecto a 2020 y deja los números negativos de la primera parte del ejercicio.

Ocurre, en todo caso, que el movimiento de graneles líquidos sigue en números rojos con un descenso del 6% en el acumulado anual. Esto se debe a que Petronor, referencia en el ámbito de los combustibles, ha mantenido un ritmo productivo inferior a la mitad de su capacidad durante buena parte del año.

No obstante, hay un repunte de esta mercancía en el tercer trimestre del año y se prevé que la llegada del invierno reactive el tránsito de gas y de productos petrolíferos. La finalización del ERTE en la refinería de Muskiz y la entrada en funcionamiento de sus líneas de refino auguran un incremento en los próximos meses.

Mejor comportamiento ha tenido en lo que va de año el tráfico de carga seca, que hasta noviembre creció un 16% respecto al mismo periodo de 2020. Destaca el crecimiento de los graneles sólidos, mercancía convencional y contenedores.

30 millones de toneladas


De esta forma las mercancías sólidas compensan la caída de los combustibles y productos químicos y el Puerto se anota un avance en el tráfico del 2,3%. Se suman así un total de 28,6 millones de toneladas de mercancías manipuladas en once meses, todavía con diciembre por delante, lo que hace pensar que al cierre del año se rebasarán los 30 millones de toneladas, superando los 29,5 millones del año anterior pero aún lejos de los 35,4 millones de toneladas del 2019.

Aunque el avance en relación a 2020, condicionado por la pandemia, es todavía escaso, es significativo que la instalación portuaria vizcaina deje al fin los números rojos después de un primer trimestre con una caída del tráfico de más del 6%.

Aquella bajada estuvo marcada, además de por las consecuencias de la pandemia de covid y por el Brexit, por la huelga en la estiba, que ya en 2020 hizo desplomarse el número de barcos y de mercancías en Bilbao al nivel de 2013, en plena crisis económica.

El presidente del Puerto, Ricardo Barkala, recordaba hace dos meses que aquella huelga "se produjo en plena pandemia, en un momento económico y social muy delicado para todo nuestro tejido empresarial y sus consecuencias aún perduran y muchos tráficos no se han vuelto a recuperar", lamentaba Barkala al dar cuenta de esa caída en los tráficos en el primer trimestre del año, cuando ya el resto de la economía daba síntomas de recuperarse. Dicha protesta sindical "nunca debió llevarse a cabo, porque todos perdimos y las consecuencias las hemos sufrido todos y, sobre todo, nuestros clientes", señalaba Barkala respecto a la huelga, que finalmente fue desconvocada con el compromiso de negociación de un marco laboral aceptable para los trabajadores que, a estas alturas, aun sigue pendiente.

Pese a todo, el repunte del 2% hasta noviembre marca una "tendencia clara de recuperación", según la Autoridad Portuaria, que se prevé tendrá continuidad en los próximos meses.

tráfico

28,6

millones de toneladas

El volumen de tráfico manejado por el Puerto de Bilbao ronda ya los 30 millones de toneladas, barrera que se rebasará casi con seguridad cuando termine el año. Así, el volumen anual de 2021 terminará ligeramente por encima del de 2020, marcado por la pandemia de covid, además de por otros condicionantes como el Brexit o la huelga en la estiba, aunque el crecimiento no será suficiente como para acercarse a la cota de 2019, que superó los 35 millones de toneladas.

noticias de deia