El sector inmobiliario comienza a recuperar el optimismo

La venta de viviendas da signos de estar volviendo a la "normalidad", según refleja la firma de hipotecas este pasado verano, con cinco meses de ascensos interanuales consecutivos

15.10.2021 | 11:27
El número de hipotecas firmadas subió notablemente en julio, así como el importe medio de las mismas.

La firma de cerca de 36.000 hipotecas sobre viviendas el pasado mes de julio, con cinco meses de ascensos interanuales consecutivos, refleja una recuperación del sector inmobiliario en el conjunto del Estado tras la pandemia y consolida el interés existente por la compra, según coinciden en señalar los principales portales inmobiliarios tras conocerse los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta normalización del sector viene, además, acompañada de unos tipos de interés con "valores muy moderados" que incentivan la compra. Los tipos de interés están impulsando la firma de hipotecas, sobre todo de tipos fijos, que representan el 68,1% del total. Todo ello consolida la vuelta a la situación prepandemia en el sector con una demanda muy activa que estimula la creación de nuevos hogares.

"Las buenas condiciones de rebaja de intereses actuales están haciendo que muchos pequeños ahorradores se lancen a comprar vivienda. La demanda de compra está viviendo un auge sin precedentes y muchos españoles se han pasado a la compra de vivienda y se han animado a buscar una vivienda mayor", coinciden en precisar los expertos.

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas subió un 36,8% en julio respecto al mismo mes de 2020, hasta sumar 35.329 préstamos. El importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas aumentó un 3,8% en julio, hasta los 136.527 euros, mientras que el capital prestado creció un 42,1%, hasta los 4.823 millones de euros, de acuerdo con los datos del INE.

No obstante, hay que tener en cuenta que el crecimiento de las hipotecas responde en muchos casos al arranque de las operaciones embalsadas. Es decir, que han comenzado a ejecutarse las hipotecas que no se pudieron firmar durante el estado de alarma.

En el cambio de tendencia ha influido, asimismo, la caída de la percepción de incertidumbre respecto a la pandemia, que anima a apostar por la compra. Con todo, este panorama permite a los portales inmobiliarios mantener buenas previsiones para fin de año, aunque advierten del posible impacto de nuevas olas de coronavirus, de la ley de vivienda o de la gestión de los fondos europeos.



En Euskadi


En Euskadi, la compra-venta de viviendas (acumulado enero-junio) ha aumentado con respecto de 2020 (+23,3%) pero no alcanza los niveles de 2019 (-5,6%). La remisión de la pandemia y la progresiva recuperación de la actividad económica y del empleo ha favorecido el aumento de la confianza de los hogares vascos, que se traslada a un mayor dinamismo del consumo y de algunos componentes de inversión.

De esta forma, los hogares vascos afrontan el otoño "más optimistas", siguen recuperando la confianza, pero con una cierta preocupación con respecto de la evolución de los precios. De ahí que la intención de inversión en vivienda haya mejorado, aunque muy lentamente.

Ventas generales


En el conjunto del Estado, el pasado mes de julio se registraron 50.258 transacciones de viviendas nuevas y usadas, la cifra más elevada en más de 13 años (desde abril de 2008). El acumulado desde enero superó las 500.000 firmas.
Julio deparó, además, la tasa interanual más elevada del año en cuanto a la inscripción de compraventas de viviendas en los registros de la propiedad, con un incremento del 53,5 % en comparación con el mismo mes de 2020, según ha difundido el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con respecto al tipo de viviendas, el número de operaciones inscritas de las casas de nueva construcción en este último mes computado fue de 9.510 unidades, lo que supone el 18,9 % del total (un 40,2 % más en tasa interanual), en tanto que en las viviendas usadas se llegó a 40.748 unidades registradas, el 81,1 % (un 56,9 % más con respecto al mismo mes del año pasado).

Precisamente, la cifra de compraventas de viviendas de segunda mano fue la más elevada en los últimos 14 años, en concreto desde mayo de 2007.

En el acumulado del año, de enero a julio, la compraventa de viviendas se incrementó un 34,5 % en comparación con el mismo periodo de 2020, que estuvo marcado por las restricciones de la pandemia del coronavirus. Si bien Euskadi no compartió esta tendencia al alza en el mes de julio.

Las transacciones de viviendas usadas subieron un 32,2 %, mientras que las de casas nuevas aumentaron un 43,7 % en el conjunto de los siete primeros meses.

Optimismo en el sector


El sector inmobiliario ha acogido con optimismo las cifras en materia de compraventa de viviendas difundidas por el INE. Con tales cifras, la situación prepandemia sigue consolidándose, tendencia que seguirá a expensas de los posibles impactos del covid-19 y el plan de vacunación, la puesta en marcha antes de finalizar el año de la nueva Ley de Vivienda y la recepción y gestión de los fondos "Next Generation".

Así las cosas, los grandes portales inmobiliarios afirman que el sector continúa fuerte y liderando la recuperación económica en el Estado. A su modo de ver, lo más importante es que los precios no crecen al mismo ritmo y están conteniéndose.

noticias de deia