Aciturri se interesa por ITP Aero con una oferta de 1.700 millones

Rolls-Royce quiere vender su filial vasca para poder cuadrar cuentas en medio de la crisis aeronáutica

27.03.2021 | 00:45
Nuevas instalaciones del grupo aeronáutico ITP Aero en el Parque Tecnológico de Bizkaia. Foto: DEIA

La compañía Aciturri, con sede en Miranda de Ebro e importantes instalaciones en Berantevilla (Araba), estaría interesada en tomar parte en la operación para comprar el grupo vasco ITP Aero a su actual dueño, la británica Rolls-Royce, según Bloomberg. La oferta por la compañía vasca especializada en la fabricación de componentes de motores de reacción y el mantenimiento de motores de aviones alcanzaría los 1.700 millones de euros.

Como se recordará, la empresa Rolls-Royce, acuciada por sus problemas financieros, ha puesto en el escaparate ITP Aero para su venta pero la operación no es fácil de encajar por tres razones. La primera es que el precio con la actual coyuntura adversa del sector aeronáutico no puede ser tan elevado como le gustaría a la firma británica. En segundo lugar, Rolls no quiere que la venta sea a un posible competidor porque quiere evitar transferencia de tecnología, y tercero, al ser ITP Aero, una compañía ligada al sector de Defensa, el Gobierno español tiene un cierto derecho de veto.

Cuadrar todos esos intereses no va a ser fácil y aunque, según la fuente citada, ya hay fondos de capital riesgo interesados como CVC, KKR, Towerbrook o Penrose, ni el Gobierno vasco, ni el español, son partidarios de que una compañía estratégica termine en manos de fondos y su visión cortoplacista de la empresa.

La alemana MTU también mostró su interés pero a diferencia de Aciturri o Aernnova, dos empresas locales más especializadas en estructuras que en motores, la firma germana sí es un fabricante de motores competidor de Rolls.

La supuesta oferta de Aciturri, se supone que respaldada en cierta medida por el Ejecutivo español, supera los 1.700 millones de euros (1.500 millones de libras).

El problema es que ITP Aero puede ser un bocado un poco grande para Aciturri, una compañía que ha cerrado 2020 con una facturación de poco más de 310 millones de euros, lejos de los más del 600 millones del año anterior, pues no hay que olvidar que ITP Aero facturó el pasado ejercicio más de 735 millones sin contar la ampliación de perímetro tras el traspaso por parte de Rolls de una de sus plantas británicas con 600 trabajadores y nuevas actividades.

En cualquier caso, Aciturri está dispuesta a liderar la consolidación en el sector aeronáutico del Estado español con esta oferta. El hecho de poder acceder a fondos europeos Next Generation dado que el sector aeronáutico es un sector estratégico y de futuro puede ayudar a cuadrar las cuentas para hacer viable la operación.

No hay que olvidar que el Gobierno español ya intentó promover una operación con Indra en 2019. Sin embargo, la compañía española de defensa y consultoría, donde la SEPI cuenta con un 18,7%, penalizada en Bolsa decidió no seguir.

La consejera vasca de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, reconoció ayer en el Parlamento de Gasteiz que el Gobierno vasco está "trabajando con el Estado" en la operación de compra de ITP Aero, y tras pedir "tranquilidad y discreción" para esta operación, señaló que el Ejecutivo vasco apoyará el proyecto que se presente con "vocación de continuidad industrial, de crecimiento, de arraigo, de generación de empleo y de continuidad con la tracción de proveedores".