Las empresas aumentan un 20% el presupuesto de ciberseguridad

Debido al incremento de los riesgos ante el auge del trabajo a distancia por efecto de la pandemia, según Devo

15.02.2021 | 01:26

Este año las empresas aumentarán más de un 20% el presupuesto que destinan al capítulo de ciberseguridad, según un estudio de la empresa Devo. Esto es debido a que en el presente 2021, las plantillas de las compañías estarán más dispersas geográficamente, con un número creciente de dispositivos conectados, –ya sea desde los coches, los hogares o los teléfonos móviles–, y más empresas se verán obligadas a migrar sus datos a la denominada nube, un hecho que generará un incremento del 29% en el número de profesionales de tecnología y seguridad que utilicen funciones nativas en la nube, lo que conllevará un aumento del número de amenazas a tener en cuenta. En el citado informe de Devo se destaca que las empresas tendrán que modificar su presupuesto para securizar a los empleados que se encuentren desempeñando su labor a distancia mediante la fórmula del teletrabajo.

No hay que olvidar que con la implementación del teletrabajo de forma generalizada, en 2021 las compañías deberán mejorar sustancialmente su seguridad, más allá de los típicos IPS (Intrusion Prevention System) o firewalls que eran utilizados cuando la mayoría de los empleados, si no todos, trabajaban desde los locales de la propia empresa.

Y es que, ya antes de la pandemia de coronavirus, el 70% de los profesionales predecían que aumentaría la inversión en nueva tecnología con el objetivo de mejorar la seguridad.

Así, las empresas incorporarán ordenadores portátiles y smartphones con controles de seguridad corporativos, además de exigir a los empleados la conexión a VPNs (Virtual Private Network) a la hora de conectarse a las redes corporativas. De igual manera, crecerá de forma exponencial el uso de autenticación multi-factor.

Ante estos cambios, las empresas, según Devo, deberán reasignar parte de su presupuesto a herramientas de seguridad. Entre 2019 y 2020, los presupuestos de ciberseguridad aumentaron casi un 20%.