Primero de Mayo marcado por la pandemia

Un 1 de Mayo virtual por la sanidad y el trabajo seguro

ELA reclama "cambios profundos" a los gobiernos para repartir la riqueza y "no dejar a nadie atrás"

02.05.2020 | 00:14
Imagen tomada ayer por la mañana de la Gran Vía bilbaina vacía, donde otros años tienen lugar las marchas del 1 de Mayo. Foto: Oskar González

bilbao – Los sindicatos celebraron ayer un Primero de Mayo virtual con mensajes en apoyo a la clase trabajadora, en especial hacia aquellas actividades esenciales que están permitiendo superar la crisis sanitaria, y críticas a los recortes en el gasto público. Miles de militantes y simpatizantes salieron ayer a los balcones y ventanas de Euskadi para conmemorar el día de los trabajadores en un ambiente festivo y también reivindicativo.

Además de los diversos actos organizados a lo largo del día, que incluyeron conciertos y manifestaciones virtuales –también hubo algunas convocatorias puntuales presenciales y en forma de caravanas de coches–, los líderes de los principales sindicatos emitieron por Internet, a falta de mitin, su tradicional discurso. Mitxel Lakuntza, de ELA, comenzó recordando a los fallecidos por coronavirus y cargó contra "un sistema enfermo al que cada vez le cuesta más respirar". "Los miles de muertos en todo el mundo han dejado en evidencia la debilidad y la insolidaridad de un modelo capitalista, heteropatriarcal y racista que está enfermo y que nos ahoga con sus recetas de austeridad y recortes", señaló el navarro en una comparecencia a través de Youtube.

"Se han caído las caretas y aparece la verdadera cara y los argumentos del neoliberalismo que nos gobierna", sentenció.

Lakuntza se mostró una vez más muy crítico con el papel de los gobiernos en esta pandemia. "El gobierno de Urkullu solo escucha a la patronal y se ha distinguido también por una gestión unilateral. La práctica del mando único que critica, es la misma que ha empleado el lehendakari para gestionar la desescalada a la vuelta al trabajo, sin consenso con los sindicatos", denunció el líder de ELA, que cree que ha sido la patronal "la que ha marcado el paso" en esta pandemia. "La autoridad laboral no ha parado una sola empresa por incumplir las medidas de seguridad. Incumplimientos ha habido", dijo en referencia al regreso al trabajo progresivo que se viene produciendo en la mayoría de sectores a partir de mediados de abril.

Sobre esta cuestión los sindicatos, en especial ELA y LAB, han sido muy críticos con el Gobierno vasco, que activó un protocolo de seguridad a través del departamento de Trabajo que estas centrales consideran insuficiente. "Nos acusan de pedir hoy salud y mañana empleo. No, hoy pedimos salud y empleo, pero empleos que no nos cuesten la vida. Tenemos muy presente que tres meses después, dos trabajadores permanecen todavía sepultados en Zaldibar sin que se hayan asumido responsabilidades políticas sobre lo sucedido", recordó Lakuntza.

"Esta pandemia va a poner muchas cosas a prueba, entre otras, si nuestros gobiernos están dispuestos a cambiar para que el orden de prioridades se invierta y las políticas se dirijan hacia la gente y no hacia los beneficios de las empresas. Necesitamos cambios profundos", reclamó el navarro, que vivió ayer su segundo Primero de Mayo como máximo dirigente de ELA después de formalizar su nombramiento como relevo de Adolfo Txiki Muñoz en abril del pasado año.

sectores precarizados Por otro lado, y en línea con las intervenciones de otros sindicalistas en el día de ayer, Lakuntza puso en valor el trabajo estas últimas semanas del personal de sectores básicos como la sanidad, el transporte, la alimentación o los cuidados. "Sectores de los que toda una sociedad depende, sectores precarios y feminizados, y lo son por decisión política. El reconocimiento de la labor de esas trabajadoras y trabajadores no puede quedarse en los aplausos, es mucho lo que les debemos", afirmó, y reclamó a los gobiernos vasco, navarro y español que "tienen que comprometerse desde ya a pasar de ese reconocimiento social al reconocimiento de sus condiciones laborales".

"Nuestros gobiernos, ahora más que nunca, deberían defender que es tiempo de redistribución, de acabar con beneficios fiscales de aquellos que más tienen. Las políticas de protección social van a ser claves para no dejar a nadie atrás", reclamó el líder de ELA. "Solo hay una opción justa y sostenible: avanzar en el camino de una transición social, feminista y ecologista", afirmó.

"La salud no puede dejarse en manos de la patronal ni de intereses económicos"

Mitxel Lakuntza

Secretario general de ELA