El coronavirus provoca la mayor destrucción de empresas de la historia en Euskadi

En el mes de marzo, según Confebask, se han dado de baja en la CAV nada menos que 1.768 sociedades, un 3% del total

15.04.2020 | 07:43
El parón de la actividad por el coronavirus lleva a muchas microempresas al cierre.

La pandemia de coronavirus con el consiguiente cierre de establecimientos comerciales, paralización de las actividades no esenciales y el confinamiento de la población en sus domicilios ha producido en marzo en Euskadi la mayor destrucción de empresas en un mes desde que tiene datos la organización empresarial vasca Confebask. Nada menos que 1.768 empresas se han dado de baja de la Seguridad Social en el mes pasado, una cifra que casi alcanza el peor dato histórico de la Comunidad Autónoma Vasca que fue de 1.843 empresas en 2012... pero en todo el año.

Para hacerse una idea de la magnitud de estas cifras, primero hay que tener claro que una empresa lo es tanto una gran compañía siderúrgica como pueden ser Sidenor u Olarra como las micropymes tipo la sociedad del panadero de la esquina, del bar de abajo, de la fontanería del barrio, la que se encarga de la rehabilitación de un piso, la pequeña firma de comunicación y publicidad o un gimnasio.

No hay que olvidar que estas pequeñas microempresas constituyen más del 90% del tejido empresarial vasco y corresponden a gente que ha decidido montar un negocio por su cuenta y que ante el cierre obligado de muchas actividades por razones sanitarias y debido a su escaso tamaño no pueden hacer frente a sus compromisos por lo que cientos de ellas han optado por bajar la persiana.

En concreto, el número de empresas radicadas en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa inscritas en la Seguridad Social sufrió en marzo una caída "sin precedentes", al contabilizarse 1.768 sociedades menos que en febrero, lo que deja el número de compañías activas en la CAV en un total 57.125, según el último informe sobre evolución del número de sociedades en el País Vasco correspondiente al mes de marzo, elaborado por Confebask.

El estudio de la organización presidida por Eduardo Zubiaurre muestra que "tal y como se esperaba, marzo ha sido el peor mes nunca registrado en lo que respecta a la evolución del tejido empresarial en Euskadi, al haberse producido una enorme caída del número de empresas y un también un fuerte descenso del número de autónomos, debido al elevado impacto que la crisis del Covid-19 está teniendo también en la economía".

Para hacerse una idea del ajuste, en la crisis de 2008 se perdieron en el periodo 2008-2013, entre 319 empresas anuales, mínimo, y 1.843, máximo. El problema es que la evolución a corto plazo no se presenta nada optimista porque uno de los servicios de estudios más importantes del país, el de BBVA, prevé para el trimestre una caída del PIB del 12%.

Respecto a marzo de hace un año, la reducción del mes pasado alcanza a un total de 2.181 empresas vascas. "Se trata de la peor evolución empresarial nunca registrada en un mes" y supone una pérdida equivalente al número de empresas que se había recuperado en los últimos seis años", según Confebask que recuerda que en la anterior crisis entre mayo de 2008 y enero de 2014 se perdieron 7.671 empresas.

Noticias relacionadas

noticias de deia