Concentración ante el ayuntamiento de Bilbao

Pensionistas vascos temen nuevos "retrocesos" en el Pacto de Toledo

24.02.2020 | 13:40
Habitual concentración de los lunes de los pensionistas vizcainos ante el ayuntamiento de Bilbao.

Jubilados y pensionistas vascos, concentrados este lunes de nuevo en las capitales y otros municipios en defensa de una pensión mínima de 1.080 euros al mes, entre otras demandas, han expresado sus temores a que la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo apruebe nuevos "retrocesos y recortes".

En Bilbao, cientos de jubilados y pensionistas han vuelto a congregarse ante el Ayuntamiento para reivindicar pensiones "públicas, dignas y suficientes", según han destacado sus portavoces.

La Comisión del Pacto de Toledo reanudó sus trabajos el pasado martes bajo un clima de consenso y con la intención de partir de los trabajos ya iniciados en la XII Legislatura, lo que incluye la recomendación de revalorizar las pensiones conforme al índice de precios de consumo (IPC) real.

Jon Fano, uno de los portavoces del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, ha reprochado que los representantes del Pacto de Toledo "no contemplen subir más las pensiones más bajas y no contributivas", ni "acercarse a la pensión mínima de 1.080 euros".

Ha criticado también que se estudie aplicar todos los años de vida laboral al cálculo de la pensión, al considerar que ello supone que las pensiones "van a bajar de modo significativo", y que las pensiones de viudedad puedan quedar "subordinadas" al ingreso de la unidad convivencial.

"Lo único que les interesa es reducir el coste ya limitado de las pensiones de viudedad", ha añadido.

Fano ha dicho que el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos puede tomar medidas que mejoren las pensiones "sin necesidad del consenso con la derecha", aunque ha agregado que no tiene confianza en que ello vaya a producirse, por lo que los pensionistas deberán seguir "apretando" con sus movilizaciones. "Nos guste o no, hay que seguir peleando", ha destacado.

Andrea Uña, otra de las portavoces, ha considerado que los debates del Pacto de Toledo pueden tender a "abaratar" las pensiones de viudedad y ha dicho que los representantes de esa comisión "no están por la labor, parece, de plantear la derogación de las leyes laborales y de pensiones" del gobierno del PP.

Ha dicho que espera que el "Gobierno progresista" y los grupos que lo respaldan "frenen" la aplicación de "retrocesos y recortes" en las pensiones.

Los pensionistas han recordado que preparan un acto en Vitoria para el próximo 18 de marzo con el fin de expresar sus reivindicaciones ante el Gobierno Vasco y el lehendakari, Iñigo Urkullu, y que también tienen intención de viajar a Madrid en las próximas semanas -en fecha aún por concretar- para exponer sus demandas ante el Gobierno central.

"Es hora de que nos escuchen, en el Pacto de Toledo también", han resaltado.

En Vitoria, los pensionistas alaveses han vuelto a poner el foco de sus críticas en los fondos privados de inversiones y, más concretamente, sobre la denominada "mochila austriaca", "un fondo de capitalización individual", han explicado, "creado en 2003 en Austria donde al no existir las indemnizaciones por despido, cada empresa invierte a nombre de cada trabajador un porcentaje de su salario bruto en una entidad financiera".

El Movimiento de Pensionistas de Álava ha alertado de que tanto el Partido Popular como Vox y el Partido Socialista "barajaron hace menos de dos años" introducir esta medida para "reducir el importe de la pensión resultante de la cotización" y ha asegurado que generaría "desigualdades en las aportaciones", ya que, en función del número de despidos improcedentes que tenga un trabajador, obtendrá "una cantidad muy exigua en el momento de su jubilación".

Los concentrados este lunes en la plaza Nueva de Vitoria han reclamado defender "un sistema público de pensiones digno" frente a las voces políticas y financieras que abogan por privatizar los planes de jubilación. EFE

noticias de deia