presidente de Confebask

Zubiaurre pide una fiscalidad y unas cotizaciones más competitivas

En su estreno como presidente de Confebask demanda unas relaciones laborales “modernas”

Señala que una nueva reforma laboral supondría un freno al empleo

09.02.2020 | 09:43
Eduardo Zubiaurre y Roberto Larrañaga escenificaron ayer el traspaso de poderes.

En su estreno señala que una nueva reforma laboral supondría un freno al empleo

bilbao - Eduardo Zubiaurre tomó ayer posesión de su cargo como presidente de Confebask y, ante la presencia de su antecesor, Roberto Larrañaga, defendió la necesidad de una fiscalidad empresarial "competitiva" y la posibilidad de mantener unas "relaciones laborales modernas", así como un mayor reconocimiento desde la sociedad hacia los empresarios. Zubiaurre no desaprovechó su discurso para mostrarse contrario a una "reforma de la reforma laboral", algo que el cree que supondría "un freno a la contratación".

El nuevo presidente de Confebask realizó estas declaraciones ayer en Bilbao y lo primero que quiso destacar es el buen momento económico que atraviesa Euskadi pese a que en su entorno los indicadores no son tan positivos. Señaló que la "recuperación económica en Euskadi prosigue a buen ritmo", por lo que Confebask mantiene sus previsiones tanto de crecimiento de PIB para 2019, en torno a un 2,5%, como de la creación de empleo, vaticinando la afiliación de 14.000 personas a la Seguridad Social.

En las últimas fechas el Consejo de Relaciones Laborales emitió un informe en el que lamentaba la alta temporalidad de la contratación en Euskadi y Zubiaurre no dudó en salir al paso indicando que están abiertos a hablar de esta cuestión. Confesó que "es cierta" la eventualidad existente, pero llamó a poner en valor lo conseguido con una cifra de contratación indefinida récord: "Estamos a niveles históricos de estabilidad, sobre todo, en el sector privado".

En defensa de los empresarios, Zubiaurre argumentó que si las empresas no contratan de forma estable es porque hay "elementos de incertidumbre o ciertas rigideces legales que no animan a contratar de una forma más decidida o con más estabilidad".

El expresidente de Adegi quiso oponerse a una "reforma de la reforma laboral", pero aseguró que desde Confebask se muestran abiertos a posibles cambios o mejoras. Zubiaurre destaca que la aprobación de la reforma laboral fue en su día recibida por los empresarios con satisfacción, precisamente, porque dotaba de la "flexibilidad" necesaria al mercado laboral para que las empresas se pudieran adaptar en el menor tiempo posible a un entorno cambiante.

Es más, no dudó en adjudicarle a la reforma laboral el mérito de que la "recuperación del empleo haya sido tan fuerte", por lo que califica como "negativa" una alteración de la reforma laboral y opina que no solo no contribuiría a la creación de nuevos puestos de trabajo, sino que incluso supondría "un freno a la contratación".

cuidar el talento En su punto de partida como presidente de Confebask, Eduardo Zubiaurre quiso enumerar la cantidad de retos a los que se enfrenta el empresariado vasco. El primero, dijo, es "cuidar el talento". Para ello dijo que "tenemos que hacer las empresas más atractivas".

También citó otros retos como el de "mantener la estabilidad institucional en Euskadi" y lograr una fiscalidad empresarial "más competitiva". En relación a este asunto, indicó que lo que defienden son "unas condiciones equiparables con nuestro entorno competitivo más cercano, que es el europeo". "Donde veamos que hay diferencias que nos pueden perjudicar, las haremos llegar, daremos nuestra opinión ante aquellas instituciones y agentes a las que corresponde", apuntaló.

El presidente de Confebask aludió a las altas cotizaciones sociales, un elemento que "dificulta la contratación" porque "la encarece". Otros retos son lograr un coste de la energía equivalente al de los competidores en Europa, la finalización de la Y vasca y contar con unas relaciones laborales "modernas, adaptadas a los nuevos tiempos, que dejen atrás el modelo de confrontación" por el que, según él, han optado algunos sindicatos.

En este sentido, Zubiaurre informó de que tiene previsto iniciar una ronda de contactos con instituciones, partidos y también sindicatos, entre ellos, ELA. En relación al sindicato mayoritario señaló que la patronal vasca siempre ha mantenido con esta central una actitud "abierta, dialogante, de aportar". "Nunca nos levantamos de la mesa y lo hacemos con la mejor actitud y la máxima disposición de aportación y colaboración".

noticias de deia