Informe elaborado por Asempleo

Tres de cada cuatro parados no tienen estudios superiores

El porcentaje de trabajadores universitarios crece en diez años del 32 al 41%

09.02.2020 | 04:16
Varias personas esperan en la cola de una oficina de empleo de Madrid.

El porcentaje de trabajadores universitarios crece en diez años del 32 al 41%

bilbao - Tres de cada cuatro parados no tiene estudios superiores, según un estudio elaborado por Asempleo. El informe muestra que el paro es más elevado entre personas con baja formación, mientras que aumenta el porcentaje de trabajadores con estudios superiores. En concreto, en los últimos diez años la proporción de ocupados con formación universitaria ha pasado del 32 al 41%, según el estudio de la patronal de empresas de trabajo temporal.

La conclusión del informe es clara: el nivel de formación es clave a la hora de encontrar un empleo. Así, la población con estudios superiores supone solo una cuarta parte de los parados en el Estado español, mientras que representan el doble si se tiene en cuenta a los activos, es decir, todas las personas en edad de trabajar que tienen un empleo o lo buscan. Los trabajadores con estudios medios, en cambio, muestran un peso en el conjunto de los desempleados (63,5%) superior a su peso en el conjunto de activos.

alta formación En esta línea, los parados con elevada formación tienen una probabilidad más alta encontrar un empleo, según el estudio de la patronal de ETT, que remarca además que los desempleados con niveles formativos medios y bajos tienen una probabilidad significativamente menor de realizar cursos de formación, lo que se traduce en que estos parados no consideran importante la formación para sus carreras laborales. Entre el conjunto de la población activa, quienes tienen un nivel educativo alto, básicamente con estudios universitarios, ha pasado del 31,9% en 2007 al 40,8% en 2019, mientras que los trabajadores con baja formación (educación primaria) han pasado de representar el 15,8% en 2007 al 6,6% en la actualidad.

Esto indica que el grueso de la población activa tiene un nivel alto de estudios, mientras que se reduce en los últimos diez años el volumen de población que solo tiene la formación básica. Según Asempleo, la educación debe entenderse desde una perspectiva de formación continuada a lo largo de toda la vida laboral. - DEIA