Jon Rahm, número 1 del mundo hasta final de año

Morikawa pierde en Bahamas la ocasión de liderar y ambos se disputarán el puesto en Hawai en la primera semana de 2022

07.12.2021 | 00:48
Jon Rahm, en el campo de Valderrama.

Jon Rahm, que no juega desde mediados de octubre, mantendrá el número 1 del mundo hasta final de año. Collin Morikawa amenazaba con quitárselo con una victoria en el Hero World Challenge, el torneo que organiza Tiger Woods en Bahamas y que ha contado con un plantel reducido de veinte jugadores. El evento no otorga puntos para el PGA Tour, pero sí para el ranking mundial. Tras ganar el torneo final del Circuito Europeo en Dubai, Morikawa se encontró con la posibilidad de alcanzar la cima mundial después de poco más de dos años como profesional, una situación que no había contemplado, hasta este domingo.

El californiano salió a la última jornada del torneo bahameño con cinco golpes de ventaja sobre el segundo, pero quizás por primera vez en todos estos meses acusó la presión y se hundió en la primera mitad del recorrido hasta acabar los 18 hoyos en la quinta posición a cuatro golpes del noruego Viktor Hovland, otro que le ha cogido gusto a ganar y ya es séptimo del mundo con el mismo tiempo que Morikawa como profesional.

De haber ganado, el estadounidense habría arrebatado el número 1 a Jon Rahm durante solo una semana ya que el de Barrika tenía asegurado volver al primer puesto hasta final de año. De esta manera, Rahm, que manda de manera consecutiva desde el 18 de julio, alcanzará 33 semanas al frente de la clasificación mundial cuando acabe 2021 e superará al fiyiano Vijay Singh. Por delante, solo tendrá entonces once golfistas en la tabla histórica y su próximo reto puede ser alcanzar al zimbabués Nick Price, que fue número 1 durante 44 semanas. El regreso a la competición de Rahm está prevista para el 6 de enero en el Sentry Tournament de Hawai. Allí estará también Colllin Morikawa por lo que se vivirá en las mismas condiciones para los dos una nueva batalla por el número 1 del mundo.

EL REGRESO DE TIGER 


Por otro lado, y como era lógico, Tiger Woods se dejó ver en su torneo. Casi un año después de su grave accidente de coche en el que se dañó la pierna izquierda, mostró que no se le ha olvidado golpear a la bola, pero advirtió de que está muy lejos de alcanzar un punto de forma que le permita poder participar en el PGA Tour de forma continua. Si insinuó que quizás compita de forma esporádica y en eventos señalados. En este sentido, aseguró que le hace mucha ilusión disputar el próximo The Open en Saint Andrews porque "es mi campo favorito en todo el mundo".

noticias de deia