Waterpolo

El Leioa WLB no pierde la esperanza

30.01.2021 | 00:53
Ane García, jugadora del Leioa Waterpolo. Foto: José Mari Martínez

Ane García, autora del primer gol del conjunto vizcaino en Honor, cree que su equipo aún puede salvarse

AL Leioa Waterpolo le está costando adaptarse a la División de Honor. La exigencia de la máxima categoría está pasando factura a un equipo novel por estos lares que, además, afronta su primera temporada en la Liga Premaat con una plantilla muy joven. Y de casa. Así pues, tras siete jornadas codeándose con los mejores, el Leioa todavía no ha conocido la victoria. Se le resiste ese histórico triunfo en Honor y, como consecuencia, ya es el colista destacado de su grupo. Sin embargo, aunque las cifras estén en su contra, el conjunto vizcaino no pierde la esperanza. Cree en su permanencia. Sabe que la temporada es larga y que todavía tiene oportunidades de salvarse. Y así lo argumenta su jugadora Ane García: "Aún queda mucho, estamos entrenando duro y, aunque algunos equipos tienen un nivel muy alto para nosotras, hay otros que son un poco más asequibles. Así que nos vamos a agarrar a la mínima esperanza para poder salvarnos".

De hecho, en la campaña del coronavirus, la División de Honor se dividió en dos grupos y en dos fases; por lo que el Leioa todavía tendrá toda la segunda –donde competirá con los tres equipos peor clasificados de ambas tablas– para poder intentar la gesta de la permanencia. Sin embargo, antes de eso, aún le quedan tres partidos de la primera ronda. Tres duelos en los que intentará rascar algunos puntos que le permitan entrar en la fase definitiva con un mejor colchón. Y el primero de ellos será esta tarde (16.45 horas/Askartza) ante el Sant Feliu. "Teniendo en cuenta el partido de ida (15-4), donde no estuvimos acertadas en ataque y ellas sí, va a ser un encuentro complicado. Pero estas navidades hemos entrenado muy bien y estamos con muchas ganas de conseguir esa primera victoria que tanto nos está costando. Porque este es un partido que se puede ganar", dice García.

La jugadora leiotarra es consciente de que el primer triunfo del Leioa en Honor se está postergando mucho, pero mantiene que el objetivo continúa siendo "la salvación": "Queremos mantener la categoría aunque sea ganando pocos partidos. Tenemos esa esperanza; porque si no podemos ganar, al menos estamos disfrutando del hecho de estar en la Liga Premaat". Y es que García reconoce que el cambio de división ha sido muy brusco para un inexperto y amateur Leioa: "Sabemos que estamos en Honor cuando vamos a sitios donde la gente se dedica solo al waterpolo. Mañana y tarde, en jornadas de ocho horas. Y nosotras somos un grupo de chavalas que van a entrenar cuando pueden porque o trabajamos o estudiamos. Así que hemos notado mucho el cambio". De hecho, el Leioa ha pasado de ganar prácticamente todo la temporada pasada, a contar todos sus encuentros de este curso como derrotas. Y García cree que es consecuencia de la profesionalización de la máxima categoría. "Estamos jugando contra gente a la que hemos visto toda la vida por televisión. Nos falta ese punto de experiencia porque somos un equipo muy joven, pero también estamos jugando contra gente que se dedica a esto. Así que el salto de una división a otra es increíble", dice mientras se está sacando tercero de Química.

gol histórico 

Y es que, a sus 20 años, García ya ha entrado por la puerta grande la historia del Leioa Waterpolo al conseguir el primer gol del equipo vizcaino en División de Honor. Fue el pasado 14 de noviembre ante el Catalunya. Fue el 1-1 provisional y, aunque finalmente el encuentro terminó con un 14-10 en contra de las vascas, el tanto de García se recordará siempre en el club de Askartza. "Ese gol fue increíble. No me lo creía. De hecho, no fui muy consciente de que había marcado un gol histórico hasta que no empecé a verlo por las redes sociales. Pero no es mérito mío, sino de todas". Porque la goleadora vizcaina quiso hacer hincapié en el trabajo de cantera de un Leioa que consiguió llegar a la élite con jugadoras de casa y que ahora se pasea orgulloso de ellas por las mejores piscinas de la máxima categoría. "La base del equipo somos chicas de la generación del 2000-01 que llevamos jugando juntas más de diez años. Media vida. Sabemos que el waterpolo es una afición que hay que compaginar con estudios y trabajos, por eso es el nivel en el que estamos es muy exigente. Pero estamos disfrutando de cada minuto", concluye García.

"Nos está costando lograr la primera victoria, pero nos vamos a agarrar a la mínima esperanza de salvación"

"No fui consciente de que había marcado un gol histórico hasta que lo vi por redes sociales"

Ane García

Jugadora del Leioa Waterpolo


noticias de deia