Mejor, pero más lejos

Jon Rahm crece en su juego en la segunda jornada de The Northern Trust y pasa el corte, pero el enorme día de Dustin Johnson (60 golpes) y Scottie Scheffler reduce su opciones

22.08.2020 | 00:16
Jon Rahm lanza su drive en el tee del hoyo 12 ayer en The Northern Trust.

Jon Rahm dio ayer varios pasos adelante en sus prestaciones en el TPC Boston y se aseguró al menos pasar el corte y jugar el fin de semana de The Northern Trust, el primer torneo de los play-offs de la FedEx Cup. Si el jueves el juego del de Barrika no dio para mucho más y su dos bajo par pareció una buena cosecha, ayer sí estuvo en el papel que le toca y los cuatro golpes bajo par se antojan un premio algo escaso. Empezando por el hoyo 10 y justo en la raya del corte con dos bajo par, el vizcaino debía sacar su mejor versión y lo hizo. Casi todos los aspectos de su juego mejoraron respecto a la primera jornada, aunque en su debe hay que anotar, sobre todo, los putts errados en el 16 y el 17 desde distancias cortas que le impidieron mejorar su tarjeta. En cambio, metió otros más alejados que marcaron la diferencia en un Rahm consistente como en su costumbre y por ello reconocible.

Cinco birdies, dos de ellos en los pares 5 del campo, y un solo bogey en el 12, en el que no logró poner la bola en el green con su segundo y tercer golpe, sellaron un día que le dejó tras el turno de la mañana en el vigésimopuesto y con las opciones abiertas para el día del movimiento de hoy con seis bajo par. Jon Rahm se fue a la casa club con la sensación de una faena bien hecha y entre los 25 primeros, pero ya se sabe que en el golf no solo se depende de uno mismo y el paso de las horas restó algo de valor a su más que notable recorrido y al de muchos otros porque no suele pasar que dos jugadores confluyan el mismo día para empeñarse en hacer historia.

En el turno de mañana, el liderato había quedado en trece bajo par por culpa de Scottie Scheffler. Debutante en el PGA Tour y cuarto en el PGA Championship hace dos semanas, el jugador formado en la Universidad de Texas hizo 59 golpes, doce bajo par, que suponen el récord del TPC Boston y la vuelta más baja en los play-offs. La de Scheffler es la duodécima tarjeta por debajo de 60 golpes en el PGA Tour y se propulsó al liderato con una proeza histórica.

Pero en el turno de tarde The Northern Trust se agitó por el vendaval que desató de repente Dustin Johnson. El de South Carolina hizo siete bajo par en los cinco primeros hoyos, que eran -8 en siete hoyos y -9 en ocho hoyos, lo que le colocó empatado en el liderato, con posibilidad de batir el registro de Scheffler y romper el torneo en el segundo día. Marchaba con un espectacular once bajo par en once hoyos y con -15 en cabeza del torneo. Por suerte para la emoción del torneo, Johnson frenó un poco su ritmo y con siete pares seguidos se tuvo que conformar con una tarjeta de 69 golpes, aunque el primer puesto era suyo con quince bajo par, nueve por debajo de Jon Rahm. Además, el estadounidense se coloca de forma provisional como líder de la FedEx Cup y número 1 de mundo.

Mientras tanto, otros ilustres como Tiger Woods, Rory McIlroy, Jason Day o Collin Morikawa, ganador del PGA Championship, peleaban por pasar el corte en un torneo que ya se ha quedado sin Bryson DeChambeau, Justin Rose o Phil Mickelson, que eliminado de los play-offs anunció que la semana que viene debutará en el Champions Tour para mayores de 50 años.

otaegui y ciganda 

En el Circuito Europeo, el donostiarra Adrián Otaegui llega al fin de semana del Wales Open a cinco golpes del líder, el escocés Connor Syme. Por su parte, la navarra Carlota Ciganda pasó el corte en el AIG Women Brittish Open, el primer major del año en el golf femenino, aunque queda muy lejos de la líder, la sueca Dani Holmqvist.