Laliga santander

Echar la culpa al empedrado

Zidane justifica en el estado del césped la ineptitud del Real Madrid para ganar al penúltimo clasificado

10.01.2021 | 01:02
David García y Marco Asensio, en una jugada del partido. Foto: Efe

Osasuna0

Real Madrid0

OSASUNA: Sergio Herrera; Nacho Vidal, Aridane, David García, Juan Cruz; Roberto Torres, Moncayola, Oier, Íñigo Pérez; Calleri (Min. 77, Budimir), Rubén García (Min. 77, Jony).

REAL MADRID: Courtois; Lucas, Varane, Ramos, Mendy; Modric (Min. 75, Isco), Casemiro, Kroos; Asensio (Min. 66, Valverde), Benzema, Hazard (Min. 75, Mariano).

Árbitro: César Soto Grado (Comité riojano). No mostró tarjetas.

Incidencias: El Sadar, a puerta cerrada.

Iruñea – Osasuna firmó su cuarto empate consecutivo a costa de un Real Madrid que no pudo mostrar su mejor versión en el frío de Iruñea, en un partido marcado por las pocas ocasiones de gol y por la nieve que no paró de caer sobre el césped de El Sadar. Tras el partido, Zidane se quejó del estado del campo y las circunstancias del partido, con demoras en el vuelo a causa del temporal de nieve que azotó Madrid, para justificar el mal resultado del Madrid, incapaz de ganar al penúltimo clasificado.

Los operarios de Osasuna fueron los artífices de que el encuentro entre navarros y madrileños comenzara a la hora prevista gracias a la gran labor realizada retirando nieve durante todo el día.

Entre zonas blancas y verdes, los jugadores de Zidane se adueñaron de la posesión de balón desde el inicio moviendo el esférico de lado a lado sin llegar con claridad a la meta defendida por Sergio Herrera.

Osasuna se fue estirando hasta tener la primera ocasión en el minuto 30.

Rubén García puso un centro preciso desde la esquina para que Oier rematase entre los tres palos. Courtois se quitó el balón de encima con unos reflejos felinos evitando el 1-0.

Los de Arrasate trataron de replegar rápido cada vez que su oponente tuvo el esférico en su poder. Benzema no logró conectar con Hazard, que regresó al once titular del equipo merengue tras varias jornadas sin poder hacerlo a causa de sus problemas físicos. El belga no tuvo la presencia en el partido que debe mostrar un futbolista de su nivel.

El frío, el cansancio y el estado del césped no permitieron ver una buena primera parte, en la que Osasuna también hizo méritos para entorpecer el juego blanco.

Los merengues saltaron a la segunda mitad moviendo el balón de manera mucho más rápida con la idea de sorprender a su rival. Asensio pinchó el esférico de manera exquisita antes de lanzar a puerta sin encontrar el premio final. Fue el primer disparo entre los tres palos del Real Madrid a los 48 minutos. Roberto Torres desaprovechó una buena ocasión que pudo significar el primer tanto. El disparo con la pierna izquierda, la mala del bravo jugador navarro, no pudo encontrar puerta.

Los visitantes introdujeron en el terreno de juego a Isco y Mariano para ganar presencia en el medio campo y verticalidad en ataque. El Real Madrid no podía con su oponente y Osasuna se fue hacia arriba. Los espacios aparecieron y los de Pamplona buscaron la sorpresa.

Finalmente, Osasuna sumó un punto que le supo a gloria dada su mala situación ante un Real Madrid que no supo encontrarse en los 90 minutos que duró un partido marcado por el frío y la nieve.

noticias de deia