El gran día de la Federación Vizcaina

Iñaki Gómez Mardones y el aspirante Karmelo Atxabal buscan esta tarde la presidencia

09.09.2020 | 01:13
Karmelo Atxabal.

La Federación Vizcaina de Fútbol (FVF) tendrá esta tarde presidente para los cuatro próximos años tras las votaciones que se llevarán a cabo a partir de las 19.00 horas en la Asamblea General Extraordinaria que tendrá lugar en el salón de actos de San Mamés. El coliseo rojiblanco será el escenario en el que se decida si es Iñaki Gómez Mardones, favorito a la reelección, o el aspirante Karmelo Atxabal quien alcanza un sillón de mando por el que pugnan uno y otro con programas bien distintos.

Ambos, con el trabajo por el fútbol vizcaino como inquebrantable promesa desde ópticas diferenciadas entre sí, aspiran a una presidencia que ha ejercido en los últimos tiempos Mardones, a quien avala su experiencia en un cargo en el que desea tener continuidad. Atxabal, por el contrario, pretende romper con el orden establecido y dar un nuevo aire a la Federación Vizcaina al entender que esta necesita un cambio. "Queremos devolver a los clubes y a los colectivos que conforman la federación el control de la propia federación y que no sea de la junta directiva, que simplemente es gestora de lo que los estamentos y los clubes quieran y deseen hacer", advirtió a este periódico Atxabal, murgiarra de 54 años de edad procedente del mundo del fútbol sala.

LAS POSTURAS Mardones, por su parte, explicaba a DEIA el pasado 25 de julio que "incorporamos gente joven y la trayectoria que lleva esta junta, con su comportamiento y trabajo en el día a día, es reconocida por los clubes". "Nos vemos con fuerzas y ganas por seguir al frente de la federación", subrayaba asimismo el hombre al que desea relevar Atxabal en unas elecciones que tocarán esta tarde a su fin con un proyecto que resultará vencedor y otro, por el contrario, derrotado.

"Nosotros lo que vendemos es gestión dentro de la junta directiva y definir qué es lo que quiere el mundo del fútbol en Bizkaia con respecto a ciertos aspectos como la oficialidad de la selección de Euskadi y devolver el protagonismo a los estamentos de la federación para que no sea el presidente su protagonista", incidía a DEIA, también en julio, Atxabal, el único aspirante capaz de presentar una candidatura encaminada a poner en jaque la continuidad de Mardones a los mandos de una federación en la que cuenta a sus espaldas con un largo mandato. Esta tarde, tras las pertinentes votaciones, se proclamará al nuevo presidente y a la nueva junta directiva de cara a un nuevo mandato del que quieren apoderarse dos hombres decididos a ponerse al frente del fútbol vizcaino en plena pandemia del coronavirus.