Atxabal busca relevar a mardones

El aspirante lanza su candidatura en busca de la presidencia de la federación vizcaina de fútbol

25.07.2020 | 00:20
Atxabal, candidato a la presidencia de la Vizcaina

bilbao – La pelea está servida. Iñaki Gómez Mardones, favorito para renovar su condición de presidente de la Federación Vizcaina de Fútbol (FVF) en las elecciones que tendrán lugar el próximo 9 de septiembre, encontrará finalmente la oposición de Karmelo Atxabal, quien presentó ayer su candidatura alrededor de las 13.00 horas para convertirse así en aspirante oficial. Lo hizo, al igual que Mardones, el día en el que se cerraba el plazo. Una hora antes del límite establecido, a fin de disponer del tiempo necesario para hacer frente a cualquier contratiempo de última hora, presentó su candidatura un ilusionado Atxabal, convencido de poder hacer frente al experimentado Mardones en unas elecciones que se celebrarán a mes y medio vista.

Hasta entonces se abrirá un preciado espacio de tiempo para que ambos candidatos trabajen en busca de la victoria. Cada uno con sus ideas, planteamientos y programas. Mardones, con una amplia y contrastada experiencia a los mandos de la Vizcaina, se ha visto obligado en los últimos meses a hacer frente a un complicado calendario de trabajo ocasionado por los efectos del coronavirus, tal como lamentó en una entrevista concedida a este periódico el pasado 22 de mayo, cuando remarcó que hasta el estallido de la pandemia la salud que presentaba el fútbol vizcaino era "muy buena". "Esta crisis, sin embargo, ha sido un duro golpe para los clubes", apuntaba, no obstante, el propio Mardones, quien mostraba aun así su esperanza en "reponernos lo más pronto posible", siendo "optimistas con ello".

La FVF, asimismo, estaba "bien" a ojos de un sosegado Mardones, visión que choca frontalmente con la de Atxabal, quien defiende que dicho organismo necesita un giro de timón a fin de "devolver a los clubes y a los colectivos que conforman la federación el control de la propia federación y que no sea de la junta directiva, que simplemente es gestora de lo que los estamentos y los clubes quieran y deseen hacer", según recalcaba en su entrevista a DEIA el 25 de junio. Un mes después, tras dar el paso definitivo para oficializar su candidatura previo convencimiento de que "nuestras propuestas son lo suficientemente interesantes para que los clubes que conforman la Federación, con jugadores, árbitros y entrenadores, que son la verdadera esencia de la federación, opinen de otra manera y no vean como favorito a Mardones", Atxabal asoma ya como candidato oficial y como firme oponente de un Mardones con las ideas no menos claras y la experiencia como aval.

punto de partida La lucha por la presidencia, lanzada desde ayer, pondrá frente a frente a dos aspirantes cuyos equipos quedarán anunciados de manera oficial el lunes o martes tras la correspondiente revisión de listas por parte de la junta electoral, que establecerá el punto de partida para dos candidatos decididos a mantener o ganar adeptos a sus filas con el objetivo de imponerse en las citadas elecciones del 9 de septiembre.

"Si no hubiese tenido buenas sensaciones, no me habría presentado y nos apoyan también desde el fútbol sala", advertía ayer a DEIA Mardones, quien agrega en declaraciones a este periódico que en esta ocasión "incorporamos gente joven y la trayectoria que lleva esta junta, con su comportamiento y trabajo en el día a día, es reconocida por los clubes". "Nos vemos con fuerzas y ganas por seguir al frente de la federación", subraya asimismo el hombre al que desea relevar Atxabal, quien también atendió ayer la llamada de DEIA para transmitir sus "buenas sensaciones".

"Aunque agosto va a ser un mes malo después de todo lo que ha pasado, dado que la gente tendrá ganas de desconectar un poco de todo durante un tiempo, a nosotros nos toca trabajar durante este mes y medio que nos queda para ganarnos esos adeptos entre los asambleístas del fútbol y traerlos a nuestra candidatura, que es de gestión al ser lo que creemos que hace falta en la federación", reivindica el de Mungia, que incide en que "eso es lo que vendemos, gestión dentro de la junta directiva y definir qué es lo que quiere el mundo del fútbol en Bizkaia con respecto a ciertos aspectos como la oficialidad de la selección de Euskadi y devolver el protagonismo a los estamentos de la federación para que no sea el presidente su protagonista".