Laliga santander

La tarde de Mariano

El villarreal se desplomó tras el segundo gol del delantero, que supo aprovechar la oportunidad

09.02.2020 | 02:21
El delantero del Real Madrid Mariano Díaz (d), ante el guardameta del Villarreal Andrés Fernández Moreno (i)

Real Madrid3

Villarreal2

REAL MADRID: Courtois, Carvajal, Varane, Vallejo, Marcelo, Casemiro, Valverde (Min. 62, Isco), Kroos, Lucas Vázquez (Marco Asensio, m.62), Brahim (Min. 74, Vinicius) y Mariano.

VILLARREAL: Andrés Fernández; Mario Gaspar (Min. 82, Jaume Costa), Álvaro, Funes Mori; Quintillà, Fornals (Bacca, m.72), Iborra, Cazorla, Pedraza (Min. 56, Trigueros); Samu Chukwueze y Gerard Moreno.

Goles: 1-0: Min. 2; Mariano. 1-1: Min. 11; Gerard Moreno. 2-1: Min. 40; Vallejo. 3-1: Min. 49; Mariano. 3-2: Min. 94; Jaume Costa.

Árbitro: Gil Manzano. Amonestó a Funes Mori, Álvaro e Iborra por el Villarreal.

Incidencias: Estadio Santiago Bernabéu, 46.294 espectadores. Los jugadores y la afición del Real Madrid mandaron mensajes de ánimo al portero Iker Casillas, leyenda del madridismo, que se recupera en Oporto de un infarto.

Madrid - Dos goles del hispano-dominicano Mariano Díaz cambiaron la imagen del Real Madrid, como pidió Zinedine Zidane, ante un Villarreal que tendrá que esperar hasta el final para sellar su permanencia, en un duelo que comenzó marcado por el apoyo del madridismo a su eterno capitán, Iker Casillas.

Debió ser un día especial en el Santiago Bernabéu, pero a estas alturas el madridismo no está para poblar las gradas de su estadio. La decepción de un curso repleto de sufrimiento propició la entrada más pobre de toda la temporada.

En el campo surtió efecto el toque serio de Zinedine Zidane tras el esperpento de Vallecas. El Real Madrid volvió a enchufarse y, ya que la penitencia hay que cumplirla hasta el final, salió a divertirse ante un rival que juega y deja jugar como el Villarreal.

Dos errores calcados marcaron el inicio. Extraño ver excesos de confianza en jugadores de la experiencia de Cazorla y Casemiro. A los dos les robaron la cartera en la zona de castigo para el medio centro. Así llegaron los goles de Mariano y de Gerard Moreno, que firmó un zurdazo a la escuadra.

El guión se repitió en el segundo acto. Cualquier intención de reacción del Villarreal se desplomó con otro tanto tempranero de Mariano. Su doblete (ha marcado los mismos tantos en un partido que en toda la temporada) llegó tras un nuevo despiste defensivo de Quintillà.