Lointek Gernika: alta exigencia para empezar el rodaje

El Lointek Genika cede en su primer amistoso ante el Perfumerías Avenida que puso un alto ritmo y estuvo muy acertado

30.08.2020 | 00:24
Nadia Colhado, una de las novedades del Lointek Gernika, junto a Umi Diallo.

Lointek Gernika 69

P. Avenida 87

LOINTEK GERNIKA: Cornelius (11), Lo (8), Bjorklund (4), Colhado (17), Buch (2) -cinco inicial- Díez (0), Arrojo (9), Ivanovic (0), Alberdi (0), Ginzo (7), Roundtree (6), Ariztimuño (5).

PERFUMERÍAS AVENIDA: Cazorla (4), Domínguez (5), Vilaró (13), Hof (4), Milic (17) -cinco inicial- Rodríguez (11), Gajic (11), Diallo (4), Samuelson (18).

Parciales: 16-26, 30-44 (descanso), 47-63 y 69-87.

Árbitros: Barea y Añón. Eliminaron a Hof.

 

El Lointek Gernika arrancó ayer su pretemporada a toda pastilla y con la alta exigencia que siempre marca el Perfumerías Avenida que se llevó la victoria gracias al acierto de sus excelentes tiradoras. El equipo de Mario López salió a su primer amistoso sin complejos, pero pronto se vio desbordado por el fuerte ritmo que impusieron las salmantinas con defensas muy altas y veloces transiciones. En los primeros minutos, el juego fue igualado y de tú a túm pero en cuanto los errores en el lanzamiento aparecieron en el bando local, las campeonas de Copa abrieron brecha con un parcial de 0-6.

Las gernikarras no lograban culminar sus acciones por exceso de deseo y el Avenida pudo correr la cancha para escaparse con 16 puntos de renta. Cuando no anotaba Milic, ex del Gernika, cerca del aro, eran los triples de Samuelson (5 de 5), Vilaró o Gajic los que rompían la defensa de las vizcainas, que trataban de sumar desde el tiro libre para compensar su falta de tino en los lanzamientos en juego.

Buch y Bjorklund apenas tuvieron presencia en ataque por lo que las acciones de Colhado cerca del aro y los rebotes ofensivos de Ginzo y Arrojo se convirtieron en la principal fuente de puntos tras el descanso, cuando apareció también Cornelius para anotar dos de los tres triples de su equipo. La defensa del Gernika mejoró en la segunda mitad, aunque el Avenida siempre encontraba triples, incluso cerca de la bocina, para ampliar la distancia hasta los 21 puntos (40-61). Las locales no cejaron en su empeño, lograron acomodarse al juego sin perder el balón y llegaron a ponerse a once puntos en el ultimo cuarto. Pero el conjunto que ahora entrena el gasteiztarra Roberto Íñiguez tiene muchos recursos, y los que aún le faltan por llegar, y con unos envidiables porcentajes de tiro mantuvo la distancia para cerrar el choque con un triple lejano de Samuelson, cómo no.

En todo caso, el partido, el primero del Lointek Gernika desde el mes de marzo, cumplió con el objetivo de romper el hielo competitivo y poner a rodar las cuestiones trabajadas en los entrenamientos por un equipo con media docena de novedades. La entidad del rival permitió descubrir aquellas que necesitan reforzarse de cara a la Euskal Kopa de la semana que viene.

MARGEN DE MEJORA

"Estoy contento con el trabajo del equipo, aunque el primer cuarto nos ha pasado factura porque ha faltado entendimiento entre varias jugadoras que son nuevas. Además, algunas han tenido cierta ansiedad ya que era el primer partido en mucho tiempo. Es normal, pero hay que mejorar", comentó Mario López, que se quedó con la "mejoría progresiva del equipo durante el partido, aunque espero que el próximo sea aún mejor, sobre todo en defensa".