Hora de pasar página

Tras el fiasco en la copa ante el araski, El lointek gernika debe recomponerse de cara al 'play-off'

07.03.2020 | 08:48
Las jugadoras del Lointek Gernika, en un momento de los cuartos ante el Araski. Foto: @NPhoto-AlbertoNevado/FEB

salamanca – La hoja de ruta del Lointek Gernika sufrió una variación el jueves en Salamanca. Llegar a las semifinales de la Copa y tratar de tutear a los equipos más grandes del baloncesto estatal era su objetivo. Pero el conjunto vizcaino no protagonizó la sorpresa deseada, ya que se convirtió en el sorprendido. Las gernikarras partían como las favoritas ante el Araski, pero una primera mitad mala, en la que les faltó la intensidad necesaria para afrontar un choque de estas características, y una prórroga sin ideas les apearon antes de tiempo. Fue un jarro de agua fría. La ilusión por el primer título de la historia del club quedó en nada demasiado rápido. Ahora es el momento de reconstruirse, de recuperar la esencia del mejor Lointek Gernika y volver a imponer su juego partido tras partido. Esta derrota no es tropiezo definitivo, en el horizonte todavía queda el play-off de la Liga Femenina y una nueva oportunidad para recuperar la ilusión.

Aunque para volver a la senda del éxito el Lointek Gernika necesita dar un paso adelante. El encuentro ante el Araski evidenció varios de los problemas que sufre el conjunto foral en las últimas semanas. Le cuesta encontrar una línea regular en su juego, dominar como lo hacía al inicio de la temporada e imponer su ritmo de juego para ganar por agotamiento. En los cuartos de la Copa fueron las gasteiztarras las que jugaron el partido que más les interesó. A pesar de la menor altura, dominaron el rebote con facilidad y el Gernika se vio atascado ante la buena defensa rival. A las pupilas de Mario López les costó circular el balón y no llegaron a hacer daño desde el perímetro con regularidad. "Hasta el descanso nos controlaron, nos sacaron muchos rebotes y nuestros porcentajes no eran buenos. No estábamos encontrándonos en la pista y estábamos atenazados. Eso nos hizo precipitarnos", comentó el técnico del Lointek Gernika.

La falta de acierto desde el exterior marcó la ofensiva gernikarra. El Araski aprovechó a la perfección los malos porcentajes de tiro de las vizcainas y se cerró en la zona para impedir que Nikolina Milic estuviera cómoda. La bosnia anotó 23 puntos, pero le costó entrar en el partido y solo al final pudo arreglar ligeramente su mal día en el tiro. El plan gasteiztarra funcionó a la perfección. Aprovechó el mal día desde la línea de tres de las gernikarras, que solo anotaron 4 de sus 17 intentos, y ahondaron en esa herida. En los minutos finales permitieron el triple con descaro y a varias jugadoras del Lointek Gernika se les vio dudar a la hora de lanzar, lo que permitió al Araski cerrarse aún más cerca de canasta. Por ello, las gernikarras deben dejar de lado ese miedo a tirar en situaciones liberadas y recuperar el descaro necesario para plantar cara a los primeros espadas de la Liga Femenina.

No todo fue negativo en la jornada del jueves. El Lointek Gernika dejó claro una vez más que es un equipo que nunca se rinde, capaz de darle la vuelta a la adversidad y tirar de corazón en situaciones críticas. Las gernikarras tienen muchos recursos para cambiar el signo del partido, desde una enorme calidad individual de sus jugadoras, capaces de desbaratar cualquier defensa por ellas mismas, como el jueves se vio claro cuando Julie Wojta dio un paso al frente; hasta la posibilidad de meter una marcha más a su ritmo habitual, algo muy bien controlado en esa ocasión por Araski.

TIEMPO PARA MEJORAR El Lointek Gernika tiene ahora tiempo para lamer sus heridas y preparar a conciencia el play-off. El pase como cabeza de serie está asegurado ya matemáticamente y ahora deberá esperar más de un mes para que comiencen las eliminatorias por el título. Es una buena oportunidad para recuperar fuerzas después de una fase de temporada muy cargada de partidos y solucionar problemas antes de volver a un terreno donde no se puede fallar. La Copa fue una decepción pero en Gernika, como expresó Gaby Ocete nada más acabar, tienen claro que "de el partido ante el Araski tenemos que aprender y todavía nos quedan muchas cosas bonitas".

"Del partido ante el Araski tenemos que aprender; todavía nos quedan muchas cosas bonitas"

Gaby Ocete

Base del Lointek Gernika