Lointek Gernika

Fin de semana copero lleno de sueños

El Lointek Gernika arranca mañana la Copa en Salamanca y comienza con un derbi vasco lleno de exigencia ante el siempre complicado Araski

04.03.2020 | 01:23
Las jugadoras del Lointek Gernika, preparadas para el reto copero que arranca mañana en Salamanca.

gernika – La Copa es un paréntesis en la temporada. Eliminatorias a partido único y con las horas contadas para el descanso. Aunque en esta competición las dolencias y el cansancio quedan tapadas por la ilusión, sobre todo, para los equipos que van pasando rondas. Todo por el sueño de un título. La tradición de los últimos años sitúa a Perfumerías Avenida y Girona, los grandes dominadores a nivel estatal, como los grandes favoritos, pero en esta cita los dos transatlánticos son más vulnerables y los otros seis equipos participantes se agarran a esta esperanza para hacer historia. Esa es la meta del Lointek Gernika. El conjunto vizcaino no cree en imposibles. Viaja a Salamanca sin nada que perder, pero con el depósito lleno de ambición. Llegar lo más lejos posible es la principal meta, pero consciente de que superar cada etapa cuesta un mundo y por ello las miras están puestas únicamente en el partido de mañana a las 18.00 horas ante Araski.

El Lointek Gernika está contagiado plenamente por el espíritu de la Copa. La ilusión le invade y acude a Salamanca sin descartar absolutamente nada. "Una Copa significa que en principio no hay favoritos. Hay dos plantillas que sí que están por encima pero a un partido puede pasar cualquier cosa. Es una eliminatoria bastante abierta. Nos centramos en Araski y, si pasamos, a empezar a soñar", comentó Juana Molina. El equipo cuenta las horas para que llegue el primer encuentro, es un fin de semana lleno de competición, pero que siempre supone un extra de motivación para la jugadora debido al ambiente que se crea en este evento. "Tenemos muchas ganas de viajar para allí y que llegue ya el partido contra Araski", afirmó Nogaye Lo. Las gernikarras saldrán hoy a primera hora hacia Salamanca y comenzarán a prepararse para su primer duelo de esta edición copera.

Gestionar todas las emociones que genera la competición y estar en un gran estado de forma son dos de las claves para la competición. La derrota de la EuroCup hizo daño, pero las vizcainas consiguieron resarcirse rápido y la victoria del sábado ante el Ensino de Lugo supuso el impulso definitivo. "Llegamos súper bien. El encuentro en Lugo nos devolvió las sensaciones buenas que llevábamos durante todo el año y creo que la Copa nos llega en el mejor momento", afirmó Gaby Ocete, que apuesta por ir "sin ninguna presión" a Salamanca. El apartado físico será el otro punto decisivo. Las lesiones se cebaron con las gernikarras pero "salvo imprevisto de última hora todas están en condiciones de jugar", declaró Mario López. Una de las últimas en pasar por la enfermería fue Nogaye Lo, que sufrió un esguince de rodilla. "Estoy muy bien. En Valencia me costó un poco más coger el ritmo, en Lugo mejor y ya estoy lista para la Copa. No estoy al cien por cien pero cada vez me voy encontrando mejor", comentó la pívot balear.

ARASKI, PRIMER RIVAL Si jugar la Copa ya de por sí es un aliciente para la emoción, comenzar con un derbi dispara la tensión. Otro motivo más para vivir un encuentro imprevisible. La clasificación de la Liga Femenina pone la etiqueta de favorito al Lointek Gernika, pero sus integrantes no se fían y no quieren pensar más allá de los cuartos de final. "La Copa de la Reina son finales, partidos totalmente diferentes y pueden ocurrir muchas cosas. No hay mañana y si pierdes te vas para casa. No podemos dejar nada para el sábado", reconoció Mario López, que espera un partido muy exigente ante las gasteiztarras: "Araski está haciendo un buen juego y va a ser un partido muy competido ante un rival que pone mucho físico, cambios de defensa y tiene una buena línea exterior. Trabajan con mucha intensidad durante los cuarenta minutos y tienen buenas jugadoras en el equipo como Barbee, Asurmendi, Quevedo? Será un rival muy difícil", opinó el entrenador vizcaino.

En el partido de la primera vuelta el Lointek Gernika venció por 40-59 en un encuentro que tuvo controlado en todo momento. Aunque Mario López declaró que "será un encuentro diferente". Las propias jugadoras tampoco saldrán con exceso de confianza. "A un partido todo puede pasar. Ellas además han incorporado jugadoras y tenemos que tener respeto a todos los equipos. Es un gran equipo, tienen un alto ritmo de juego y presionan mucho el balón en todo momento", comentó Ocete.

EL FACTOR DE LA EXPERIENCIA En estos encuentros a vida o muerte, la experiencia supone un grado más. Una pequeña ventaja que puede resultar clave en estos encuentros que se deciden por detalles. Esta temporada está siendo un curso avanzado para el Lointek Gernika en este aspecto. Europa hizo que los choques a vida o muerte se convirtieran en una tradición semanal y permitió a las jugadoras sumar kilómetros de competición que resultaron beneficiosos. "Cuando más partidos juguemos mejor, eso nos permite ir conociéndonos más y haciendo más equipo. El haber pasado tantas fases en Europa es positivo para el equipo y nos va ayudar de cara a la Copa", declaró Ocete. La propia base balear sabe de qué habla ya que conoce esta competición a la perfección y esta será su sexta participación: "A las que no han jugado nunca les diría que disfruten muchísimo ya que nunca sabes si vas a jugar otra. Siempre es bonito ver a los ocho mejores equipos de la temporada jugar la Copa". Lo que no conoce, al igual que el club, es levantar un título copero y sueña con que "esta sea la primera vez".