Líder del grupo McEnroe

Ricardo Lezón: "No puedo vivir de McEnroe, pero me he dado cuenta de que no quiero"

El grupo indie vizcaino inaugura su gira del 20º aniversario en Muxikebarri en Getxo

07.01.2022 | 00:30
Ricardo Lezón: "No puedo vivir de McEnroe, pero me he dado cuenta de que no quiero"

El grupo vizcaino McEnroe, ya asentado como una de las propuestas de pop alternativo más emocionantes y reputadas del Estado, cumple dos décadas desde su formación, de "pasarlo bien y hacer las canciones que nos gustan", como las incluidas en discos como Las orillas, Rugen las flores o La distancia. Este viernes inauguran la gira en Getxo, en Muxikebarri. "Nos apetece celebrar las dos décadas, estamos con ganas e ilusión", explica su líder, Ricardo Lezón, en esta entrevista.

Cumplen 20 años, ¿cómo se ven?

—El grupo está con ilusión y ganas de celebrar el aniversario. Lo vamos a hacer a nuestra manera y ritmo, pausado e intermitente pero constante. Sacaremos algo que nos hace ilusión y haremos una gira que empieza en Getxo este viernes y seguirá después de verano con varias fechas.

Su último disco se titula 'La distancia'. ¿Qué ve mirando por el retrovisor?

—Que hemos hecho siempre lo que hemos querido, disfrutado mucho y que estoy muy orgulloso de todos los discos y conciertos porque creo que nos representan perfectamente. Estoy muy agradecido de haber recorrido este camino junto a mis compañeros y de haber construido algo que nos ha hecho felices. Hemos podido hacer lo que más nos gusta, llegar a lugares que no podíamos imaginar y conocer a personas magnificas. No se puede pedir más.

¿Qué han aprendido, ganado y perdido en estos años?

—Hemos aprendido todo, a tocar en primer lugar. Y a disfrutar en el escenario y saber lo que queremos y lo que no. Aprendimos cada vez que hacíamos algo. Y hemos ganado amigos. La gente con la que nos hemos ido encontrando es lo mejor que nos ha pasado. Y hemos ganado seguridad pero no hemos perdido ni los nervios, ni la emoción ni la ilusión del principio. ¿Perder? Pelo, eso sí (risas).

¿Cómo se plantean esta efeméride? ¿Es un triunfo?

—El aniversario lo vemos como un motivo de celebración, no como un triunfo porque en realidad no nos ha costado llegar hasta aquí y tampoco montamos el grupo para ganar nada. McEnroe nació para pasarlo bien y hacer canciones que nos gustaran. Cumplir veinte años juntos es solo un numero bonito que nos apetece celebrar.

Me aseguró recientemente que tras la pandemia iba a ser imposible vivir de la música.

—Sí, pero como grupo nunca nos hemos propuesto ni hemos aspirado a vivir de ella. Quizás yo sí me he apoyado más en ella para seguir adelante y por eso he montado otros proyectos o girado en solitario. Vivir de la música es complicado y ya sé seguro que económicamente no puedo, pero también me he dado cuenta de que no quiero. Me gusta donde estamos, donde estoy y lo quiero vivir así.

Empiezan la gira en casa, en Getxo.

—En Muxikebarri y en nuestro pueblo, lo que nos hace mucha ilusión porque es donde nacimos y vivimos. Hay cerradas fechas para después de verano en salas importantes y teatros. A pesar de que hemos tocado en casi todos los festivales más importantes, McEnroe y los festivales no pegamos mucho. Espero que para después de verano la situación este mas tranquila y podamos cumplir con todas las fechas.

¿Hay ya previsión de nuevo disco?

—Acabamos de grabar algo especial y ya nos ronda la idea de nuevo disco. Este año se publicará Azkorri, el disco que he grabado con Jaime Limousin (teclista actual de McEnroe), pero algo me dice que en breve estaremos planeando algo con el resto del grupo. Nunca paramos, solo esperamos a la ola.

Durante el confinamiento no estuvo muy prolífico.

—Tuve la sensación de haberme quedado muy quieto pero también es verdad que una vez pasado salí con el disco de Limousin y un libro que acabo de publicar. Es algo que nos pasa mucho con el grupo, que parece que no hacemos nada o que nos espaciamos mucho pero, al final y al mirar atrás, vemos que hemos sacado un montón de discos.

Tiene ya canciones nuevas, ¿se parecen a las más electrónicas que comparte con Jaime?

—No hay temas, solo bocetos y nada serio. La entrada de Jaime como teclista seguro que va a enriquecer las canciones pero, como siempre, saldrán como quieran. Nunca hemos sido de ir con más intención previa que la de hacer las canciones que más nos gusten. Veremos qué sale.

¿En Getxo habrá sorpresas?

—En principio la sorpresa es volver a juntarnos, ya que hace mucho que no tocamos. Hemos preparado un set con canciones poco habituales y alguna sorpresa habrá, sí. Ojalá haya ambiente y salga todo bien. No es la primera vez que tocamos en casa pero sí que esta la sentimos como algo especial porque Muxikebarri es un lugar bonito y la gente estará de pie, así que será algo muy parecido a los conciertos de antes.

noticias de deia