fhimasa | Día Mundial de las Ciudades

Bilbao ha acogido éxitos internacionales en variadas disciplinas

Bilbao ha acogido en los últimos años diversos eventos de relieve mundial cuyo eco ha resonado en el exterior

30.10.2020 | 13:42
Un clavadista saltando en la final de los Red Bull Cliff Diving.

VARIADOS eventos han proyectado el éxito de Bilbao en el exterior. Es el caso de acontecimientos deportivos, gastronómicos, musicales... que se han ido sucediendo para mayor gloria de la capital vizcaina en el panorama cultural y que hoy cobran especial valor con motivo del Día Mundial de las Ciudades. Junto a variadas competiciones, festivales como el BBK Live, grandes conciertos en San Mamés, congresos de relieve... recogemos los más significativos por su proyección mundial y espectacularidad.

Fútbol

Mundial de 1982
San Mamés, gran sede

El antiguo estadio de San Mamés, La Catedral del fútbol, guardó para el recuerdo de la villa el Mundial de Fútbol de 1982. El mítico campo fue elegido para ser una de las sedes y albergó tres partidos de la primera fase.

Precisamente, durante esa fase acogió como sede a la selección inglesa. Inglaterra se sintió muy cómoda sobre el césped de San Mamés y ganó los tres partidos del Mundial de Fútbol que jugó allí ante Francia, Checoslovaquia y Kuwait.

El público bilbaino respondió con creces, y junto a los aficionados que vinieron desde sus países a apoyar a sus selecciones, ayudó a que el estadio registrara el lleno o lo rozara en los partidos que albergó.

En el primero de ellos, la tarde del 16 de junio de 1982, Bilbao hirvió, no solo por el calor que hizo, sino por el ambiente dentro y fuera del estadio, con la invasión de hinchas ingleses paseando por la capital vizcaina. Plasmaban las crónicas del momento que la plaza Moyúa parecía una prolongación de Picadilly y que el Parque de Doña Casilda emulaba a Hyde Park con los ánimos de la afición inglesa por asistir al debut de su selección.

Automovilista

World Series by Renault
Circuito urbano

La segunda competición por importancia del automovilismo en circuitos -únicamente por detrás de la Fórmula 1-, las World Series by Renault, llenaron de espectáculo las calles de Bilbao entre el 22 y el 24 de julio de 2005. Los monoplazas de una prueba que ha ganado gente como Fernando Alonso o Heike Kovalainen, recalaron en la capital vizcaina, donde el abrumador rugir de los motores dejó boquiabiertos a 30.000 espectadores cada día, con todas las localidades vendidas.

Lo novedoso y llamativo es que la carrera, un show deportivo de grandes monoplazas, se disputó en un circuito urbano preparado al efecto en el centro de Bilbao, que recibió la bendición de seguridad de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Clavadistas

Saltos Red Bull Cliff Diving
Una final 'de altura'

La capital vizcaina ha logrado algo tan complejo como ser en cuatro ocasiones la sede de la gran final de las Cliff Diving World Series, en 2014, 2015, 2018 y 2019. Bilbao acogió con entusiasmo las series de saltos mundiales de Red Bull y la competición de clavadistas llenó de espectadores ambas márgenes de la ría bajo el puente de La Salve, así como la propia ría con barcos, lanchas, stand up paddles y todo tipo de embarcaciones transformadas en palco VIP.

En cada final participaron los mejores clavadistas del planeta, que hicieron vibrar a miles de espectadores -llegaron a ser más de 60.000 en 2015-, por lo que los responsables de la empresa de bebidas energéticas se felicitaron por la tremenda «recepción» popular. «La acogida ha sido brutal», reconoció la firma austriaca.

El impacto económico de la presencia de los saltos en Bilbao se valoró ya en 2004 en tres millones de euros, cifras similares para la edición de 2015, con una ocupación de 150 habitaciones por parte de los organizadores y participantes en el evento.

Los amantes de los deportes de riesgo pudieron ver en 2019, como novedad, también la gran final femenina. La prueba, en la que 25 clavadistas, 10 mujeres y 15 hombres, saltaron a la ría se vio en 160 países diferentes.

Baloncesto

Copa del Mundo FIBA 2014
Fan Zone en El Arenal

El Mundial de Baloncesto FIBA 2014 en Bilbao es otro de los acontecimientos más importantes que ha vivido la villa. Entre el 30 de agosto y el 4 de septiembre se disputaron 15 partidos distribuidos en cinco jornadas, que tiñeron las calles y comercios con los colores y emblemas del campeonato.


Bilbao Exhibition Centre fue el escenario principal de la competición, donde se disputaron los encuentros correspondientes al Grupo C. El BEC fue, junto a Sevilla, Granada y Las Palmas, una de las cuatro sedes de la fase previa de la Copa del Mundo 2014.?

Los hoteles de Bilbao y alrededores estuvieron casi llenos de aficionados al baloncesto. En concreto, las selecciones de Turquía y Finlandia son las que más aficionados trajeron para ver la primera fase del Mundial. Durante siete días, Metro Bilbao ofreció un servicio especial.

El Arenal bilbaino, donde se ubicó la Fan Zone oficial, acogió los conciertos gratuitos del ganador de tres premios Grammy y tres American Music Awards, Dj Jazzy Jeff, del trío inglés de indie rock Klaxons y del grupo getxotarra We Are Standard.

Rugby

Challenge Cup y Champions Cup
Cita con el balón oval

Bilbao vistió de nuevo sus mejores galas para figurar en el mapa mundial como capital europea del rugby con motivo de la celebración en San Mamés de las finales de la Challenge Cup y la Champions Cup, las dos principales competiciones continentales del deporte del balón oval.


Estas finales atrajeron a 100.000 visitantes. El Cardiff Blues galés y el Gloucester inglés pugnaron por la Challenge Cup. Y a continuación llegó la gran cita, la final de la Champions Cup entre el Leinster irlandés, tres veces campeón, y el Racing 92 francés.

La especial decoración de muchos escaparates, las porterías instaladas en la céntrica Plaza Moyúa y la presencia en las calles de jugadores posando para vídeos o reportajes fotográficos elevaron la temperatura de esta cita, que fue histórica porque por primera vez este título se decidía en una sede ajena al circuito del Seis Naciones.

Dos zonas de aficionados, en la explanada de San Mamés y El Arenal, un espacio equipado por el Universitario Rugby en el parque de Doña Casilda y los conciertos, talleres y exhibiciones en Deusto, Indautxu o el Casco Viejo hicieron sentirse como en casa a los seguidores de los países de los cuatro finalistas y del resto de CCAA del Estado.

En total acudieron 84.225 espectadores, de los que 50.503 procedían de 50 países diferentes. Con estos datos, Bilbao se posicionó como la segunda sede del mundo con mayor acogida.

Música

MTV Awards
Epicentro musical

La entrega de los premios MTV EMAs, evento de alcance mundial que por primera vez recaía en esta ciudad, la transformó por unos días en epicentro musical en noviembre de 2018.



En San Mamés, Muse, Crystal Fighters y Berri Txarrak subieron los grados al otoño bilbaino con sus dosis de guitarrazos en un estadio con las entradas agotadas. Fue el preámbulo a la gran gala de los MTV EMAs. La cadena musical estadounidense trajo a su cita anual en el viejo continente a estrellas como Nicki Minaj, Halsey, Rosalía, David Guetta, Little Mix, Bebe Rexha, Panic! at the Disco, Alessia Cara, Marshmello, Bastille, Anne-Marie, Jason Derulo, Jack & Jack, Hailee Steinfeld o Janet Jackson, homenajeada con el premio Icono Global.

Previamente a esta épica del pop comercial contemporáneo, Bilbao acogió la MTV Music Week Bizkaia, una cita con la música por la que pasaron más de 5.500 personas para disfrutar con los directos de WAS, Belako, Wolf Alice y La Casa Azul. En plena fiebre musical, la cadena norteamericana también celebró en Bilbao los MTV Breaks, para impulsar el talento y la creatividad de los jóvenes.

Gastronomía

World's 50 Best Restaurants
Mejor sabor del mundo

Ese mismo año, 2018, Bilbao acogió el evento gastronómico más importante del mundo durante cinco días. Los mejores chefs, sumilleres, empresarios vinculados a restaurantes, publicistas, periodistas y los más reconocidos críticos de la gastronomía mundial se dieron cita en la villa con motivo de los premios World's 50 Best Restaurants.

Considerados el equivalente a los Oscar de la gastronomía, tuvieron su ceremonia central en el Palacio Euskalduna, donde se premió a los talentos más importantes de la cocina internacional. A ello siguió una fiesta de celebración en San Mamés.

Para recibir estos importantes premios, la parada de metro de Moyúa se decoró como un bulevar repleto de restaurantes y se montó una Fan Zone en Abandoibarra para que los aficionados a la gastronomía disfrutaran de actividades como talleres, charlas o incluso magia. Fue la tercera vez que esta entrega de premios se realizaba fuera del Reino Unido.