potente oferta museística

Pasión cultural en Semana Santa

A la potente oferta museística se une Basque Fest, con 300 actividades como conciertos o clases exprés de euskera

09.02.2020 | 00:58
El espectáculo ‘Mugak’, creado por los grupos Kalakan y Khami, abrió el Basque Fest ayer en un Azkuna Zentroa a rebosar.

A la potente oferta museística se une Basque Fest, con 300 actividades como conciertos o clases de euskera

Bilbao - Akelarre en torno al fuego con danzas tradicionales, clases exprés de euskera, conciertos, proyecciones de cine... Semana Santa es mucho más que procesiones, la capital vizcaina se empapa también de cultura. A la potente oferta museística que ofrecen espacios como el Guggenheim Bilbao, el Bellas Artes o la Sala Rekalde, que atraen a miles de turistas de todo el mundo y a visitantes locales, se une el festival de Cultura vasca, Basque Fest, que arrancó ayer y hasta este domingo ofrecerá más de 300 actividades, la mayoría gratuitas y para todos los públicos. Una apuesta del Ayuntamiento bilbaino que, por séptimo año consecutivo, busca dinamizar la ciudad, potenciar el turismo cultural, así como ofrecer una propuesta "de calidad" a los bilbainos y bilbainas que permanecen en la ciudad. En la edición del año pasado participaron más de 100.000 personas.

El festival, que reúne a 405 artistas y al que se han adherido más de 300 establecimientos, arrancó ayer en Azkuna Zentroa con los Anfitriones de Bilbao, actores que explican la historia de la Villa, como maestros de ceremonias. Al que siguió el espectáculo Mugak, creado por los grupos Kalakan y Khami, quienes fusionaron los sonidos tradicionales de la txalaparta, la alboka y el txistu con instrumentos de diversos rincones del planeta y pinceladas de música electrónica. El acto inicial contó con la presencia del alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, junto a otros representantes de la Corporación Municipal, y a Maite Etchemendy y Julen Achiary, presidenta y miembro del Consejo de Administración, respectivamente, del festival invitado en esta edición, Errobiko Festibala, que se celebra en Itsasu.

Esta fue solo una de las 300 actividades que se celebrarán a lo largo de estos cinco días, en un maratoniano festival por diferentes espacios de la capital vizcaina, y que también aunará gastronomía y deporte. Una de las apuestas fuertes es la musical. Hoy habrá también un concierto de Izaro, a las 21.00 horas, en la Plaza Nueva. En el mismo espacio, y a la misma hora, Korrontzi estrenará el viernes un exclusivo espectáculo denominado Bilbora bi-lora dantzan, que reunirá a doce grupos de dantzas y música de toda Bizkaia.

Azkuna Zentroa acogerá el sábado 20 de abril a las 22.00 horas, el estreno mundial de un espectáculo cuyo punto de partida es el ensamblaje de la txalaparta de Oreka TX y de la polifonía occitana de la banda San Salvador. Once músicos y cantantes se subirán al escenario con dos grupos con raíces muy arraigadas en su cultura de origen pero abiertos a actualizarlas y llevarlas a nuevos lugares de encuentro. Este año, el apartado musical tiene "un marcado acento femenino", en Bilborock también podrá disfrutarse de las voces de las artistas vascas Nora Izagirre, Miren Narbaiza y Olatz Salvador.

Aiko Taldea se suma también a Basque Fest en dos espacios emblemáticos de la capital vizcaina. Primero, en la Plaza Nueva, donde el sábado, día 20, a las 17.00, impartirá su taller de danza. Después, tocará demostrar lo aprendido. A las 18.30 horas, tras el taller de danza, dará inicio la romería.

cine, euskera, deportes... El festival cuenta este año con la sección Zinema, que se suma a las temáticas habituales: Gourmet, Kultura, Market, Musika y Sport. La Sala BBK ofrecerá tres pases del filme Gernika, de Koldo Serra, los días 18, 19 y 20 de abril a las 18.00 horas, y mostrará la exposición fotográfica Gernika, detrás de las cámaras, del fotógrafo David Herranz. Otra de las novedades de esta edición serán las clases exprés de euskera, sesiones de 20 minutos que se impartirán en la carpa instalada en el Arenal. En estos talleres, denominados Aprende expresiones en euskera para andar por Bilbao, los visitantes podrán conocer palabras y expresiones cotidianas para sentirse más integrados en la cultura vasca.

Por su parte, el Edificio Ensanche albergará una exposición de trajes de danza tradicionales y un taller de gigantes dirigido al público infantil y sus familias. Una vez finalizada la actividad, se saldrá en kalejira hacia la zona de Ledesma y Villarías.

Más de 135 instrumentos tradicionales, procedentes del Museo Soinuenea de Oiartzun, serán los protagonistas en el Museo Vasco, en una actividad que incluirá visitas guiadas y talleres para que los más pequeños fabriquen sus propios juguetes e instrumentos musicales. No faltarán los recorridos de los Anfitriones de Bilbao, rutas teatralizadas que permiten conocer de forma lúdica la historia de la Villa.

La Ría volverá a acoger diferentes actividades, en las que a las tradicionales travesías en bateles y los paseos teatralizados a bordo del Bilboats con Begotxu y el sobrino de Mirentxu, se unen este año los steps acuáticos, unas tablas flotantes que permiten, gracias a unos pedales, dar pasos sobre el agua.

La última noche del festival, el sábado día 20, el público disfrutará en la Plaza del Arriaga de un espectáculo mágico ligado a las raíces de la cultura vasca y su mitología: un akelarre. Negua girará en torno al fuego; en la oscuridad, varios jóvenes reinterpretarán una ceremonia ancestral con movimientos, rituales y danzas tradicionales.


noticias de deia