XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak 2021

Txorierri, motivos para sonreír

Con dosis emocionantes, con unos buenos toques de humor también y con una mirada optimista; así transcurrió ayer la gala de los XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak de Txorierri, celebrada con cariño en Lezama

15.10.2021 | 00:43

LEZAMA abrió sus brazos para acoger la XIV edición de los Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak de Txorierri, con el cariño más sincero. Este municipio, en el que tanto deporte se respira, brindó su frontón para albergar una gala entre vecinos, amigos, compañeros. Fue una tarde de sentimientos, de buenas vibraciones y con notas optimistas. Los premiados irradiaban todo ello y generaron ese ambiente estupendo, como el de ese partido en el que gana el tuyo. Fue un momento de homenaje, de agradecimiento, de ilusión compartida y de instantes para recordar.

La gala tuvo ingredientes que la convirtieron en muy especial y hasta contó con un invitado de excepción: el coche con el que Livingstone se lanzó a conquistar el Rally Dakar, en versión clásica. El Volkswagen Iltis 4x4, aparcado a la entrada del frontón lezamarra, acaparó muchos comentarios y flashes. Dentro, en el recinto deportivo, los instantes más enternecedores corrieron a cargo del personal que dirige la residencia Loiu Gurena. "Teníamos pánico, no al virus sino a meter la pata", se sinceró la directora del centro, Marisol Couceiro, por lo que recibió la ovación del público. El director de Desarrollo de DEIA, Kike Hermosilla, también transportó la emoción al frontón al recordar a Juan Mari Dañobeitia, el alma de la pelota de Lezama, pues entregó prácticamente toda su vida al club de la localidad vizcaina, y que falleció el pasado mes de agosto. Pero, además, hubo notas de humor, como las que provocó Fernando Recio, de RK Abentura, al contar que una mujer lleva catorce años acudiendo a disfrutar de las piraguas en Erandio. "Y cada vez, viene con alguien diferente". O las que protagonizaron las mujeres que se jubilan del equipo directivo del colegio público de Derio. "Ahora, nos toca el Imserso", bromeaban.

Fue, por lo tanto, una ceremonia de celebraciones para "reconocer trayectorias y esfuerzos", según señaló el presentador, Alain Salterain. Estos premios cumplen catorce años, como recordó Hermosilla. "Empezamos en Derio con una aventura en la que teníamos mucha ilusión y no sabíamos a dónde nos iba a llevar", rememoró el director de Desarrollo de este diario. Y ese recorrido ha sido certero, gracias a labor impagable de las personas que construyen y dan tanto por sus municipios y comarcas. "Nosotros también llevamos catorce años", apuntó Fernando Recio, de RK Abentura. En efecto, la empresa acumula años y años ofreciendo el servicio de piraguas gratuito para los vecinos de Erandio. "Sentimos mucha fuerza y seguiremos con nuestro objetivo de enseñar a remar y a observar la ría de otra manera", aseguró Fernando, quien puso en valor que con esta actividad "ve el pasado industrial de Erandio".

De esta misma localidad procede Ignacio Corcuera, Livingstone, un hombre que transmite pasión al hablar. "Aventurero se nace", proclamó. Su desafío de participar y completar el Rally Dakar para vehículos clásicos "no es un calentón", como apuntó. "Ha sido el reto número 14 en solitario", indicó, acompañado por su inseparable escudero Iker San Vicente. Eso sí, la siguiente aventura es aún una incógnita porque no quisieron desvelarla al público...

Aniversarios


El latir deportivo de Lezama también se sintió con Iñaki Azurmendi, de Lezamako Mugetatik, una carrera que ha cruzado durante quince años la meta y en la que se involucran unas "cincuenta personas en la organización" el propio día de la prueba. "Este año han respaldado la carrera más que nunca. Al principio pusimos el límite en 250 y luego lo aumentamos a 280 personas, se nota que la gente tenía ganas de correr", agradeció. Un aniversario redondo y gigantesco es el de Hiru Bat Dantza Taldea, que cumple medio siglo de vida entre pasos de baile en Zamudio. Ya lo han preparado todo para una celebración a tal altura, como admitió ayer jueves Txaro Mugarra. El próximo día 23 habrá actividades, como una kalejira, un alarde de danzas y dos actuaciones musicales.

Los XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak también quisieron reconocer ayer jueves el trabajo inconmensurable del personal de la residencia Loiu Gurena durante los tiempos más crueles de pandemia. "Todos hacíamos de todo", reconoció la directora, Marisol Couceiro, que dedicó palabras de agradecimiento mayúsculo a todas las personas trabajadoras. "Es un equipo fantástico", destacó. Pero, sin duda, ayer en la mente de todos estaban los mayores. "Nos estarán viendo por streaming", aseguró Marisol. "Nos dieron una lección de vida, nos asombraba cómo se comportaban; fueron los más valientes", subrayó.

Y de los mayores, la gala de Lezama pasó a los más pequeños. Los que van al colegio Gorondagane, de Sondika. Más concretamente, su asociación de madres y padres la se llevó el aplauso ayer jueves por tantos años de dedicación. "Hemos organizado salidas al monte, multikirolak, actividades de mediodía... Llevamos muchos años haciendo todo lo que podemos. Ahora, hemos pasado dos años para olvidar y ya hemos podido empezar a desarrollar actividades", comentó Efraim Reyes. Entre los galardonados también hubo otros protagonistas del ámbito educativo: la directiva del colegio público de Derio, quienes dirán adiós al finalizar el curso. Sentimientos encontrados, recuerdos, anécdotas... Todo se junta en estos meses de cuenta atrás. "Estamos contentas porque disponemos de un buen relevo", avanzó Mila Maguregi. Quien continuará, en este caso, con su afición a la caza desde Lezama es Alberto Azurmendi. Eso sí, admitió que con el parón derivado de la pandemia "hay que retomar la puntería". Seguro que no le cuesta mucho tras veinte años de trayectoria. Y todo empezó, como rememoró ayer jueves, con esa escopeta que le regaló su abuelo. Alberto fue el último en recoger su premio en una tarde que dejó motivos para sonreír.

los premios

01. Iñaki Azurmendi, de Lezamako Mugetatik, con Idoia Rodríguez.

02. Txaro Mugarra y Joseba Petralanda, de Hiru Bat Dantza Taldea, junto a Igotz López y J. Manuel Moreno.

03. Mila Maguregi, Iratxe Ayarza y Begoña Paniagua, del colegio público de Derio, junto a Esther Apraiz y Amaia Antxustegi.

04. Fernando Recio, con Aitziber Oliban.

05. Alberto Azurmendi, junto a Jokin Batiz y Manu Sánchez.

06. Naiara González y Efraim Reyes, del AMPA de Gorondagane, con Aitor Mujika y Ekain Loizaga.

07. Amaia Ayarzaguena, Yolanda Montero y Marisol Couceiro, con Josu Andoni Begoña y Pedro Barreiro.

08. Ignacio Corcuera e Iker San Vicente, con Álex Bidetxea y Aitziber Oliban.

La velada dejó notas curiosas: el coche de 'Livingstone' se sumó a la fiesta, la dirección del colegio de Derio dijo que viajarán con el Imserso...

La ovación más sincera brotó cuando la directora de la residencia Loiu Gurena afirmó: "Teníamos pánico, no al virus, sino a meter la pata"


Noticias relacionadas

noticias de deia