Escaparates del trabajo bien hecho

Mungia entrega los premios anuales del comercio en uno de los momentos clave para el calendario en el sector

22.12.2019 | 06:19
Miembros de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de Mungia.

LOS comercios juegan un rol de lo más especial en esta época del año. Y es que las navidades hacen a la ciudadanía de diferentes municipios de Bizkaia salir a las calles a comprar los regalos para esos amigos, a veces invisibles y otras no o encargar en las tiendas cercanas y de confianza las cartas al Olentzero y los Reyes Magos y amistades, así como preparar los menús de las comidas típicas. Dentro de esta atmósfera, Mungia vivía el viernes una jornada de homenaje a quienes con su esfuerzo dinamizan y dan vida a su municipio dentro de un sector vital para la economía y el dinamismo social.

Olalde Aretoa recibió en su escenario principal una nueva Gala del Comercio en la que más de un centenar de personas disfrutaron de lo lindo en un evento en el que las sorpresas tuvieron un gran protagonismo. Los chicos de Boca Beats fueron los encargados de llevar el hilo conductor de la jornada con el humor como seña de identidad. Sus chistes y jocosas reflexiones dieron paso a los músicos de la escuela municipal de música, que con sus violines, violonchelos y flautas deleitaron al público presente en el recinto.

A lo largo de las últimas semanas, la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de Mungia ha llevado una campaña navideña, en la que, al igual que en años anteriores, los escaparates del municipio lucían decoraciones que encajan con estas fechas. Y esta vez correspondía a la ciudadanía ejercer de jurado en el certamen de escaparates. Votaron por sus preferidos y, además, ayer recogieron un premio en reconocimiento a su participación, ya que se sortearon tres cheques de 200 euros entre las personas que trasladaron sus gustos de cara al certamen.

Remit Reformas fue el comercio que mejor lució su escaparate según los resultados contabilizados y el segundo premio recayó en el establecimiento MJ Reformas. Por otro lado, el Olentzero Saria fue a parar a Hezur. Asimismo, las personas que asistieron a Olalde Aretoa tampoco se fueron de vacío, ya que la organización sorteó diferentes cestas de regalos entre el público. Una vez vaciado el escenario mungiarra, las personas asistentes gozaron de un lunch.

Sonriente 'Photocall' La organización de la jornada habilitó un espacio de photocall para que la gente pudiera inmortalizar el momento rodeados de diferentes atrezos típicos de Navidad como las pelucas brillantes o el espumillón en un desfile de espontaneidad y fidelidad al comercio local. E incluso muchas personas se animaron para llevarse un célebre recuerdo a su casa. No dudaron en sonreír frente a la cámara representantes de diversas instituciones muy animados a las puertas de las entrañables navidades. Este fue el caso de, por ejemplo, Ager Izagirre, alcalde de Mungia, o Asier Larrabe, alcalde de Gamiz-Fika.

En lo que a la campaña navideña se refiere, la Asociación de Comerciantes y Hosteleros de Mungia, junto con el Ayuntamiento y Mungialdeko Behargintza, diseñaron una iniciativa cuyo hilo conductor ha sido un cuento disponible en los 38 locales participantes. Su nombre, Ba zen behin Mungian/Érase una vez en Mungia.

A través de sus páginas ciudadanía del municipio y alrededores ha podido conocer los servicios y los productos que los diversos establecimientos comerciales pueden ofrecer al público. Todo ello teniendo como hilo conductor a los alegres personajes Osasuntsu, Barregarri, Kuxkuxero y Edertxo. Asimismo, las últimas semanas se han celebrado diferentes actividades como el taller de pizzas caseras, ofrecido por Gelati-Gelati, o el de merienda saludable, por la Farmacia Golzarri.

noticias de deia